dijous, 29 de setembre de 2016

CCOO denuncia “anomalías” en los centros madrileños con directores a dedo

La imposición “a dedo”, como denuncia la comunidad educativa, de directores en centros madrileños por el Gobierno de Cristina Cifuentes ya está teniendo sus primeras consecuencias una vez iniciado el curso. Tal y como denuncia CCOO, una serie de “anomalías” se están apreciando en el instituto Jorge Guillén de Alcorcón a causa de esta decisión de la Consejería de Educación. El nuevo equipo directivo que dirige el centro “no contaba con el aval de la comunidad educativa del centro, todo lo contrario de lo que sucedía con el anterior”. Unas discrepancias que salen a la luz una vez iniciadas las clases. Como asevera el sindicato, la primera reacción por esta política de imposición llevó a que el curso se retrasase en cuatro días. Y todo “sin que el equipo directivo haya dado ni una sola explicación ni al profesorado ni a los padres y madres del centro”.

Otra de las variaciones que está sufriendo el centro lo aprecian los profesores en su horario laboral que “está recibiendo continuos cambios”, lo que provoca su “consiguiente trastorno para el normal funcionamiento del centro”. Y todo sin olvidar a los alumnos. “Existen varios cursos que se encuentran muy por encima de la ratio que la administración educativa exige. Quizás el caso más preocupante sea el de 2º de la ESO donde los grupos se encuentran a 36 y 38 alumnos por aula, cuando deberían estar a 30. Esta circunstancia está provocando un malestar creciente entre las familias afectadas y entre el profesorado que ve como su labor docente se complica enormemente”, critica CCOO.

De hecho, la situación en estas aulas ha llevado, según ha podido conocer la organización sindical, al equipo directivo a solicitar a la DAT-Sur la creación de un nuevo grupo en 2º de la ESO para solucionar el escenario, “aunque todavía no ha obtenido respuesta alguna de la administración educativa”. Pero no será la única reclamación que ha llegado a la DAT-Sur. El órgano de la Comunidad de Madrid tendrá que ‘lidiar’ también con el escrito que ha registrado esta semana CCOO denunciando estas “irregularidades” que “están perjudicando el clima en la comunidad educativa del instituto ya que al ser totalmente ajeno al centro el equipo directivo no conoce la realidad del mismo”.

Por ello, el sindicato insta revocar estos nombramientos que llevó a cabo, a principios de verano, el equipo de Cifuentes para que “los procesos de selección de equipos directivos se hagan con garantías democráticas y no a través de decisiones unilaterales”. Y respecto al funcionamiento del IES Jorge Guillén de Alcorcón, CCOO exige la normalización “cuanto antes” de los horarios y organización del centro, así como que se cree un aula en 2º de la ESO “para evitar la masificación en dicho nivel”, informa El Boletín.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada