diumenge, 4 de setembre de 2016

El pacto PP-C's y por qué se amnistió a Rato por 11.533 euros

El pacto entre el Partido Popular y Ciudadanos, que Rajoy asegura que quiere preservar, abre una posible ventana para conseguir sacar miles de millones a defraudadores que pagaron muy poco por evadir durante años bienes a Hacienda. Albert Rivera, insistió en el tema de la amnistía fiscal en su reunión privada in extremis con Rajoy del pasado día 27 y le insistió ya en público en el Congreso el pasado día 31. "Hay que exigir el 100% de lo que supuso la regularización fiscal a los Bárcenas, a los Rato o a los Pujol, por lo que, si se pone el Gobierno en marcha, que lo hagan antes del 30 de noviembre, señor Montoro, porque usted sabe que esa fecha es importante", dijo Rivera desde la tribuna. Rajoy respondió que sí a Rivera, a su manera: "El acuerdo al que hemos llegado recoge algunos compromisos que, por supuesto, estoy dispuesto, además de obligado, a cumplir".

¿Qué pasa el 30 de noviembre? "Pues que prescribe", señalan no sólo en Ciudadanos, sino en organizaciones profesionales que sostienen que ese día se cumplen peligrosamente cuatro años desde que finalizó el plazo de presentación de las declaraciones de la amnistía fiscal. "Se puede lanzar una inspección y recaudar más simplemente reinterpretando la normativa. El Gobierno debe ya dar instrucciones a la Agencia Tributaria para actuar, tiene la obligación de intentarlo con pacto con Ciudadanos o sin él. Hay tiempo hasta el 30 de noviembre y es factible sólo con notificaciones para interrumpir plazos", declara a este diario el presidente de la Asociación de Inspectores de Hacienda del Estado, José Luis Grobas.

En su opinión, quedan por tanto apenas tres meses para intentar recuperar hasta 2.800 millones que dejaron de pagar gracias a una letra pequeña de un informe de la Dirección General de Tributos que no cumplía la propia ley de Rajoy. ¿Letra pequeña? Es la que permitía pagar sólo por los bienes generados en años no prescritos. El que lo tenía oculto antes de 2008 sólo pagaba por los intereses generados a partir de ese año, que fueron escasos gracias a la crisis de Lehman.

En el Ministerio de Hacienda calculan oficialmente que aquella "regularización" de 2012 hizo aflorar 40.000 millones de euros ocultos de 31.000 personas físicas y jurídicas españolas, por los que recaudaron 1.200 millones, el 3% del total. No pagaron el 10% exigido, "porque parte de las rentas afloradas estaban prescritas. Y no puede exigirse tributación a rentas que están prescritas...", aseguran en el Departamento. El presidente del sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha), Carlos Cruzado, coincide en esta ocasión con el Ministerio. "Sí se puede cumpliendo la propia Ley de entonces", discrepan el diputado de Ciudadanos Francisco De la Torre y el citado Grobas.

Un ejemplo espectacular de hasta qué punto es necesario revisar a fondo la amnistía fiscal es el de Rodrigo Rato. Según un informe pericial aportado por él mismo al Juzgado que le investiga, el ex ministro de Hacienda se acogió a la amnistía sólo por una de sus empresas ocultas, Red Rose, domiciliada en Bahamas, en la que tenía al menos 1,1 millones de euros y por la que fue amnistiado pagando apenas ¡11.533,35 euros! Y eso que el ex ministro fue rumboso, porque podía haber despachado al Fisco con apenas 3.381 euros. ¿Cómo? ¿Un defraudador que tiene ocultos al menos 1,1 millones cumple abonando una miseria? El bufete Garrido que ha actuado como perito de Rato sostiene en el documento al que ha tenido acceso EL MUNDO que el ex ministro tenía allí dinero desde antes de 2008 y, por tanto, desde años ya prescritos. Por tanto, sólo tenía que pagar en la llamada declaración 750 de la amnistía por los intereses y dividendos obtenidos desde el ejercicio 2008.

Rato declaró en consecuencia en noviembre de 2012 que tenía sólo 111.000 euros en el exterior, aunque podía haber dicho que solo tenía 33.000 calculando bien los rendimientos de Red Rose, según su perito. "En Hacienda se inventaron una prescripción que favorecía a los defraudadores en general y, además, sin el principio elemental de equidad", critica Grobas, recordando que se permitió que prescribiera lo anterior a 2008 y, sin embargo, que sirviera de base para que lo posterior a ese año pudiera generar liquidaciones negativas una vez regularizadas, ya que justo a partir de 2008 cayó el valor de muchas inversiones por la crisis.

El propio informe pericial señala que a Rato le fue mal en algunos valores a partir de ese año, lo que compensa negativamente otros rendimientos del ex jefe de Bankia. Escandaloso. Rato cometió el error de no regularizar todo lo que tenía y gracias a la acertada política posterior de mano dura de la propia Hacienda de obligar a declarar bienes en el exterior, incurrió en contradicciones y fue cazado con otras sociedades en Suiza o Curaçao. Pero ¿cuántos otros no tan cazados se van a ahorrar dinero en apenas tres meses? El conocido caso de cuatro infantes parientes del Rey que saldaron sus 4 millones ocultos con 73.437 euros es otro inquietante ejemplo de la tan barata y errónea amnistía fiscal.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada