dimarts, 27 de setembre de 2016

Iceta reta a los críticos de Sánchez a competir en primarias

El primer secretario del PSC pone Portugal y Barcelona como ejemplos de alianzas de izquierdas en las que los socialistas, sin ser partido mayoritario, pueden gobernar. Miquel Iceta cree que el PSOE se encuentra ante la alternativa de resignarse a mantener una "postura subordinada" o "hacer valer sus más de cinco millones de votantes". Teme que no se puedan evitar terceras elecciones. "Es lo más probable", ha dicho, pero "admiro que Pedro Sánchez no se resigne" y defienda la formación de un gobierno alternativo al del PP. El actual líder del PSC ha elogiado la actitud del secretario general del PSOE tras las elecciones vascas y gallegas. "¿Qué mejor manera hay de asumir responsabilidades que la de poner su futuro político en manos de los militantes?", ha reflexionado a modo de pregunta, y ha retado a que cualquier otro dirigente, "si considera que sus capacidades están por encima de las de Pedro Sánchez", se presente a las elecciones primarias. Sería "su obligación", ha insistido. Pedro Sánchez: "¿Por qué llaman reflexión a lo que es una abstención?".

Iceta cree que el Congreso del partido convocado por Sánchez es necesario, porque "no puede cerrar ningún acuerdo con otras fuerzas mientras siga abierto en el PSOE el debate" sobre si se debe pretender la formación de un gobierno alternativo. Cree que se debe intentar y que la "mayoría de militantes socialistas comparten la visión del Secretario General". "Nos hemos de acostumbrar" a la existencia de un "mapa de partidos diferentes del bipartidismo", ha dicho, y ha puesto como ejemplos los gobiernos de Portugal, en donde el Partido Socialista gobierna con el apoyo de otros dos partidos de izquierdas, Bloco y comunistas, y el Ajuntament de Barcelona, en el que su partido, el PSC, decidió gobernar junto con BComú, con Ada Colau como alcaldesa.

Iceta ya avisaba ayer que él apoyará la propuesta que haga Pedro Sánchez e instaba a buscar una alternativa a unas terceras elecciones o a permitir un Gobierno del PP. El líder del PSC admitía que el debate impulsado por los barones críticos al secretario general del PSOE es "extraño" y "no del todo transparente", por lo que animó a los que piensan que es mejor ir a unas terceras elecciones o a los que piensan que es mejor dejar gobernar a Rajoy, "a decirlo".

Pedro Sánchez: "¿Por qué llaman reflexión a lo que es una abstención?"

En un tono duro Pedro Sánchez insta a los críticos a poner "las cartas boca arriba" y decidir qué es lo que quieren hacer. El líder socialista cree que ante la "pluralidad de voces" en el PSOE, "ha llegado la hora de votar". Anuncia que no dimitirá aunque el Comité Federal le impida convocar el Congreso. Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, mantiene firme su pulso a los barones del PSOE críticos con su gestión. En una entrevista en la cadena Ser, el líder de los socialistas no se ha mordido la lengua: con un tono duro, ha reconocido que hay "un debate interno" en el PSOE y ha emplazado a los barones a que se mojen, a que digan de una vez si apoyan abstenerse para facilitar un Gobierno del PP. "Oigo decir a dirigentes del PSOE que hay que abrir un período de reflexión. ¿Por qué llaman reflexión a lo que es una abstención?", se ha preguntado Sánchez, quien ha afirmado que en ningún momento ha pensado en dimitir por los malos resultados electorales en Galicia y Euskadi.

"No pensé en dimitir sino en asumir mi responsabilidad, que es convocar un congreso y convocar primarias", ha explicado en la entrevista con Pepa Bueno. El líder socialista ha mostrado su hartazgo con la situación actual: "En los últimos meses ha habido voces que han puesto en cuestión las decisiones del secretario general y que han trasladado a opinión pública que no hay autoridad en el PSOE. Yo asumo toda la responsabilidad y le digo a la militancia que ha llegado la hora de votar". Sánchez ha confirmado que tampoco dimitirá si el próximo sábado el Comité Federal no le autoriza a convocar el Congreso que tiene previsto celebrar en diciembre. Ha añadido que con la celebración del congreso, está asumiendo su "responsabilidad política" y ha emplazado a sus detractores a que si rechazan la asamblea, digan "qué propuesta tienen y qué solución dan".

El secretario general del PSOE ha sido muy claro en su planteamiento: "Hay un debate ideológico de fondo y se está llamando abstención técnica a facilitar un Gobierno de derechas. Para mi ésta no es una cuestión menor y creo que el PSOE tiene que abordarla de una vez por todas. Yo les digo a los socialistas que yo no quiero un Gobierno de Mariano Rajoy, que no quiero a un presidente que manda SMS a Bárcenas y que recorta derechos y libertades". Sánchez no quiere un Gobierno de Rajoy, pero tampoco quiere terceras elecciones, así que ha asumido que lo que debe hacer es intentar formar "un Gobierno de cambio". "El planteamiento que ofrezco es decir no a Rajoy y formar un gobierno alternativo. Como secretario general del PSOE no puedo aceptar que se me intente imponer una decisión que no comparto", ha dicho en relación a una posible abstención del PSOE.

El dirigente socialista ha dicho que para intentar ese Gobierno alternativo hablará con los nacionalistas catalanes, al tiempo que se ha preguntado "qué ofrecen para Catalunya" los dirigentes de su partido que censuran esa opción. "Nuestra hoja de ruta para Catalunya es clara. Hablaré con los nacionalistas decirles el planteamiento del PSOE y cada cual que decida". A su juicio, "lo no puede ser es que no se critique a Rajoy por pactar con los nacionalistas la Mesa del Congreso y aspirar a que Rajoy pacte con los nacionalistas, pero no dejar que el PSOE hable con ellos", informa Público.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada