dimecres, 21 de setembre de 2016

La multa a Deutsche Bank puede afectar a toda la banca

La amenaza de una multa de hasta 14.000 millones de dólares a Deutsche Bank por su operativa con las hipotecas subprime no es algo que sólo deba preocupar al banco alemán. Tal y como apuntó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un informe el pasado mes de junio, el gigante alemán es el banco con mayor riesgo sistémico del mundo, por lo que cualquier duda sobre su solvencia puede acabar afectando al resto de grandes entidades, muchas de las cuales ya han atravesado sus propios problemas de capital.

La institución que dirige Christine Lagarde apuntaba que, entre los grandes bancos mundiales, “parece que Deutsche Bank es el contribuyente neto más importante a los riesgos sistémicos, por delante de HSBC y Credit Suisse”. Es más, el FMI señala que una crisis financiera en la banca alemana tendría más efectos colaterales fuera que dentro del país. Bancos estadounidenses como JP Morgan Chase (Rockefeller), Goldman Sachs y Bank of America también contribuyen positivamente a los riesgos sistémicos, mientras que los bancos asiáticos tienden a ser receptores netos de riesgo a pesar del tamaño relativamente grande de sus activos.

Por otra parte, el FMI apuntaba que Deutsche Bank aparecía también como “una fuente clave” de riesgos para otros grandes bancos sistémicos, según se desprende de sus “vínculos bilaterales” (Ver gráfico). En este caso, el FMI señalaba que existen “agrupaciones regionales” en la banca: así, los bancos europeos están altamente interconectados entre sí, un patrón que también se puede encontrar en los bancos americanos y algunos asiáticos. “La importancia relativa de Deutsche Bank pone de relieve la importancia de la gestión de riesgos y de una intensa supervisión de los bancos sistémicos así como de estrechar la vigilancia de sus exposiciones transfronterizas”, zanjaba el FMI, informa El Boletín.

Renzi ataca los “cientos de miles de millones en derivados” de la banca alemana

El llamamiento del presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, para que Italia recorte su deuda pública, ha recibido ya una respuesta fulminante del primer ministro italiano, Matteo Renzi, que ha vuelto a sembrar dudas sobre el sector bancario alemán. A juicio de Renzi, que se encuentra en Nueva York, Weidmann debería preocuparse más en solventar los problemas que tienen los bancos alemanes, que a su juicio tienen “cientos y cientos y cientos de miles de millones de euros en derivados”. Deutsche Bank suelta lastre con la titulización de préstamos empresariales.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada