dijous, 29 de setembre de 2016

PSN, PSE y PSC muestran su apoyo a la celebración de un congreso

La secretaria general y portavoz parlamentaria del PSN, María Chivite, la Ejecutiva del PSE y la secretaria de Organización del PSC, Assumpta Escarp, han expresado su apoyo a la propuesta de Pedro Sánchez de celebrar un congreso. La Ejecutiva del PSE ha hecho público un comunicado en el que respalda la decisión de Pedro Sánchez de celebrar un congreso que contribuya a «solventar las diferencias que se han manifestado de forma evidente en los últimos días» en el PSOE y establezca un proyecto y liderazgo «claro» del partido. En su nota manifiesta su «firme compromiso con la legalidad recogida en los Estatutos del PSOE y representada por la Comisión Ejecutiva Federal y su secretario general». Además, respaldan la convocatoria del Comité Federal «con el fin de aprobar el calendario que deberá poner en marcha tanto el proceso de elección del secretario general como la celebración del próximo Congreso del PSOE».

En opinión del PSE, «la convocatoria tanto de las Primarias como del Congreso darán voz a los afiliados del PSOE en un ejercicio de democracia interna, como ya fueron tanto la elección de Pedro Sánchez como el Congreso Extraordinario de 2014». A su entender, «la sociedad española nos demanda un proyecto y un liderazgo claros» y «a ello no contribuyen las decisiones adoptadas en las últimas horas por algunos miembros de la Comisión Ejecutiva con su dimisión, más aún cuando ya se conocía la propuesta de celebración del Congreso y, por tanto, se abría la puerta a una democrática confrontación de ideas, proyectos y liderazgos que el Partido Socialista no ha eludido nunca». La Ejecutiva del PSE cree que en el Comité Federal del sábado «todos los miembros tendrán la oportunidad de dejar clara su postura respecto a la gobernabilidad de España».

Por su parte, y antes del inicio del pleno del Parlamento de Nafarroa, la secretaria general y portavoz del PSN, María Chivite, ha pedido disculpas a los militantes navarros del partido por el «espectáculo» ofrecido durante los últimos días y ha reiterado el apoyo a Pedro Sánchez de la Ejecutiva regional y de la mayoría de la militancia.

Chivite ha señalado a los periodistas que «el daño ya está hecho» y ha apostado por «recomponer la situación y no seguir en esta deriva». Hagan lo que hagan, ha lamentado, «esto ya ha afectado al partido, al prestigio del partido, a la honorabilidad de las personas que estamos al frente del partido. Creo que estamos dando vergüenza». En cuanto a las dimisiones de 17 miembros en el seno de Ejecutiva federal, ha asegurado que es una opción recogida en los estatutos, pero «es una jugada mal hecha» y en su opinión «rechazable».

Chivite ha destacado que tanto la resolución tomada el sábado en el Comité navarro como la de la Ejecutiva de ayer son «un respaldo a Pedro Sánchez» y ahí «está la gran mayoría de la militancia» de Nafarroa. Al ser preguntada sobre si Sánchez se encuentra «atrincherado«, ha respondido que el dirigente «ha contestado a un movimiento que lo quiere levantar de la silla» y eso «es una contestación a un acorralamiento que está sufriendo».

El PSC reclama que se escuche la voz de la militancia

La secretaria de Organización del PSC, Assumpta Escarp, ha defendido que Sánchez siga al frente del partido y ha pedido que se mantenga la idea de organizar un congreso donde se dé voz a la militancia. «Estamos ante una situación grave, ante una situación nunca vista en el PSOE. Ante un conflicto de estas características se tiene que dar voz a la militancia. Hay que continuar con el proceso congresual que se ha abierto», ha declarado a los periodistas a las puertas del Parlament. «No debemos secuestrar la democracia», ha añadido. En alusión a los miembros dimitidos de la Ejecutiva del PSOE, ha cargado contra las «maniobras para dilatar» la celebración de este congreso, y ha pedido que se inicie la organización del cónclave «sin más dilaciones».

Escarp ha afirmado que un congreso permitiría encontrar la solución a la situación actual del partido: «debatir propuestas y escoger un secretario general», y ha avanzado que esta es la posición que defenderá el PSC en el Comité Federal de este fin de semana. La secretaria de Organización ha asegurado que el PSC respeta la decisión de los 17 dirigentes dimitidos (entre ellos la militante del PSC Carme Chacón), pero ha advertido de que no lo considera la mejor decisión: «La mejor solución siempre es el debate abierto en el seno del partido», informa Naiz.

Los dos bandos del PSOE sostienen que tienen el poder del partido

Los dos bandos de la guerra abierta en la dirección del PSOE se instalaron este jueves en la sede socialista de la madrileña calle de Ferraz. Por un lado, Pedro Sánchez reunió a lo que queda de Ejecutiva, entendiendo que sigue teniendo la legitimidad para dirigir el partido. Por otro, se personó en torno a las diez de la mañana la presidenta del Comité Federal del PSOE, Veronica Pérez, autoproclamándose como “la única autoridad que existe en el PSOE”. Pérez se reunió con el gerente de Ferraz a quien solicitó la convocatoria de la Comisión de Garantías. Sin embargo, inmediatamente después, desde la sede socialista se emitió una nota descartando que dicho órgano vaya a reunirse, al considerar que ni se debe convocar, ni su presidenta, que es la que tiene la facultad, lo ha hecho.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada