divendres, 23 de setembre de 2016

Tercera noche de protestas en Charlotte, Estados Unidos

Cientos de ciudadanos han desafiado el toque de queda que regía desde la medianoche. Los agentes decidieron no intervenir dado el carácter pacífico de la marcha en una ciudad en estado de emergencia por los disturbios registrados esta semana tras la muerte del afroamericano Keith Lamont Scott por tiros de la Policía. “Tengo un hermano y siento que es mi deber protegerlo, así que este tipo de sucesos me conciernen por eso estoy aquí. Si me quitaran a mi hermano no me quedaría nada”, dice Joya. Foto: La Fiscalía de Tulsa presenta cargos contra la policía que mató a un hombre negro desarmado.

“Voy a seguir apoyando a los demás pastores que están haciendo un trabajo formidable haciendo que todo esta gente se manifieste pacíficamente. Estoy muy orgulloso de los ciudadanos de Charlotte porque están actuando de manera muy profesional y digna, no están comportándose de manera violenta como a muchos medios de comunicación les gustaría y espero que continúen así”, comenta Shawn Elliot Richardson, pastor y miembro de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color conocida (NAACP), asociación que ha exigido que se difunda el video del tiroteo al que solo la familia ha tenido acceso por el momento.

Las protestas estallaron el martes, después de que un policía matase a tiros al afroamericano Keith Lamont Scott, de 43 años, en el aparcamiento de un edificio de apartamentos en el que esperaba que su hijo regresara del colegio para recogerlo.

La Fiscalía de Tulsa presenta cargos contra la policía que mató a un hombre negro desarmado


La Fiscalía de Tulsa, en el estado de Oklahoma, ha presentado cargos contra la agente de policía blanca que disparó y mató a un hombre negro desarmado. La muerte de Terence Crutcher, de 40 años, ha reavivado las protestas en Estados Unidos contra la violencia racial. Las autoridades de Tulsa han hecho público el vídeo del incidente, ocurrido el pasado viernes después de que la camioneta de la víctima sufriera una avería. La agente Betty Shelby podría enfrentarse a un cargo de homicidio en primer grado. De ser condenada, podría enfrentarse al menos a cuatro años de cárcel. La pena máxima sería la cadena perpetua, informa Euronews.

"Estado de emergencia" en Charlotte tras otra noche de disturbios raciales

Charlotte, capital de Carolina del Norte, se halla en “estado de emergencia”, tras una segunda noche de disturbios raciales por la muerte el pasado martes de un ciudadano afroamericano indefenso y desarmado a manos de la policía. Durante las protestas, un hombre ha resultado herido de bala y su estado es crítico. La policía asegura que no realizó ese disparo. Tras declarar el estado de emergencia, el gobernador de Carolina del Norte ha ordenado el despliegue de la Guardia Nacional en la ciudad.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada