dimecres, 5 d’octubre de 2016

Dione puede ser la tercera luna de Saturno que oculta un océano

Los datos de la sonda Cassini de la NASA indican que existe un océano líquido, a unas 20 millas de profundidad muy por debajo de la superficie helada de la luna de Saturno, Dione, que se ha unido así a la creciente lista de cuerpos acuosos de nuestro sistema solar. Esto significa que su interior es similar a otras dos lunas de Saturno, Titán y Encelado, en las cuales se esconden vastos océanos bajo una fina capa de hielo. Dione es probablemente diferente en, al menos, un aspecto: los datos indican que el océano enterrado es mucho más profundo.

Los investigadores basan su análisis en las mediciones de la gravedad tomadas por la nave espacial Cassini mientras volaba sobre Dione, el seguimiento de los cambios sutiles en la trayectoria de la nave debido a la atracción gravitatoria de Dione. Métodos similares se habían usado antes, pero siempre los datos parecían indicar que Dione no tenía tal océano subterráneo. Los nuevos datos, combinados con una revisión del modelo de la forma en que la corteza de la luna debería comportarse, han cambiado esa suposición.

Los investigadores también proponen una nueva comprensión de Encelado. Los océanos y géiseres de la luna han ganado mucha atención, pero se ha asumido que el agua de Encelado estaría atrapada bajo la superficie. Basándonse en el nuevo modelo y el movimiento de Encelado -de relativamente grandes oscilaciones hacia atrás y hacia adelante durante su órbita- los datos indican que océano de la Luna está a sólo unas pocas millas debajo de la superficie. Esto también ayudaría a explicar la presencia de esos géiseres.


Representación del interior de Encelado con corteza de hielo, el océano y núcleo sólido.

El descubrimiento de agua líquida en otra luna del sistema solar da a los investigadores otra opción en la búsqueda de vida. El océano probablemente estuvo ahí durante la mayor parte de la existencia de Dione, dando a los potenciales organismos un montón de tiempo para establecerse y desarrollarse. Los investigadores están más interesados ​​en la región donde el agua encuentra al núcleo rocoso de la luna, donde las interacciones químicas entre los dos podrían proporcionar algunas de las moléculas esenciales para iniciar la vida.

Dione se une ahora a Titán, Encelado, Europa, Ganímedes y Plutón como los lugares más húmedos del sistema solar más allá de la Tierra. Y, dado que parece que encontramos nuevos cuerpos con agua en estado líquido cada vez que miramos más de cerca a nuestro sistema solar, más es probable que la alcancemos, informa Astronomy magazine.

Mercurio está activo y se encoge


El planeta más pequeño del sistema solar todavía está tectónicamente activo, revelan imágenes de la sonda Messenger, y tiene una tectónica activa como la Tierra. A 57.91 millones de kilómetros, Mercurio es el planeta más cercano a nuestra estrella. También es el más pequeño: su diámetro es de 3.474 kilómetros, frente a los 12.742 kilometros de la Tierra. Y todavía puede disminuir, de acuerdo con un estudio de la NASA sobre las imágenes tomadas por la sonda Messenger que estudió el planeta entre 2008 y 2015, antes de que se estrellara.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada