dilluns, 3 d’octubre de 2016

El chófer de Bárcenas le espió para la Policía

El que fuera chófer de Luis Bárcenas durante años terminó convirtiéndose en un topo de la Policía. La historia la cuenta la revista Interviú y lo más interesante es que un sector de la Policía quería utilizarlo para intentar localizar el botín del extesorero del PP. Sin embargo, otro estaba más interesado en descubrir qué información del PP guardaba. Durante años vimos a Sergio Ríos, más conocido como K2 en la Policía Nacional, guardando la espalda y conduciendo el coche de Bárcenas y sobre todo de su mujer Rosalía Iglesias.

Pero según publica Interviú, desde la entrada de Bárcenas en prisión, K2 compaginó su trabajo para la familia con el de informante para la Policía Nacional. "Se diseña una operación de inteligencia para captar informantes en el entorno de Bárcenas", explica Luis Rendueles, subdirector de Interviú. Sergio Ríos es uno de los reclutados y gracias a él se empiezan a conocer movimientos de la familia. Por ejemplo, que la mujer de Bárcenas habría escondido joyas y un cuadro de gran valor en casa de Beltrán Gutiérrez, exgerente del PP madrileño imputado en la Operación Púnica y el escándalo de las tarjetas black.

También que Rosalía Iglesias utilizaba un teléfono seguro que le entregó Pedro J. Ramírez. Pero lo que empezó como una operación de inteligencia para encontrar el botín, se acabó convirtiendo en un operación política. "La 'Policía Patriótica' quiso utilizar la investigación para favorecer al Gobierno", explica Rendueles. Ríos abandonó a los Bárcenas justo antes de la salida del extesorero de la cárcel. Sólo cinco meses después cumplió su sueño: convertirse en agente de la Policía Nacional, informa La Sexta.

Los arquitectos de la Policía "amañaron" las adjudicaciones


Los arquitectos de la Policía "amañaron de antemano" la adjudicación de contratos a empresas afines. Es una de las conclusiones a las que han llegado los agentes de Asuntos Internos que investigan la causa instruida por el Juzgado número 26 de Madrid. En el último informe presentado por este departamento ante la jueza Concepción Jerez, los investigadores explican que los procedimientos de contratación fueron "adulterados" por los responsables del Área de Patrimonio y Arquitectura de la Policía tras un "acuerdo previo" con los "representantes de las empresas" a las que luego otorgan la contratación.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada