dilluns, 3 d’octubre de 2016

Gabriel (SPD) no sabe “si reír o llorar” ante las críticas de Deutsche Bank a los especuladores

La crisis de Deutsche Bank es todo un asunto de Estado en Alemania. El último en saltar al ruedo de la polémica ha sido el ministro de Economía, Sigmar Gabriel “No sé si reír o llorar porque un banco que ha hecho de la especulación un modelo de negocio se declare ahora víctima de los especuladores”, ha dicho el número dos de Merkel. Estas duras acusaciones llegan después de un mejorando que el consejero delegado de Deutsche Bank, John Cryan, ha enviado a los trabajadores de la entidad en la que llama a la calma ante la situación sobrevenida en los últimos días en los que las acciones del alemán se han hundido hasta mínimos de los últimos 30 años en Bolsa. Lejos de reconocer ninguno de los problemas que el mercado imputa al banco, el alto directivo apunta simplemente a “fuerzas del mercado” interesadas en desestabilizar al gigante europeo de las finanzas.

Más allá de la dura crítica en torno a la especulación y el amplio negocio que durante años ha hecho el germano en derivados de todo tipo, incluyendo seguros contra impago de deudas en Grecia, Gabriel ha invitado a los trabajadores de la entidad a no permanecer tan tranquilos como les invita su jefe. “Estoy realmente preocupado por las personas empleadas en Deutsche Bank”, ha señalado en declaraciones recogidas este lunes por Financial Times. La presión sobre el banco que dirige Cryan se ha incrementado en los últimos días a tenor de la milmillonaria multa (14.000 millones de dólares) que el Departamento Federal de Justicia de EEUU ha impuesto a la entidad precisamente por el negocio con derivados sobre hipotecas de baja calidad, lo que en el país norteamericano se enmarca en el capítulo de la crisis de las subprime.

El viernes pasado, rumores en torno a un acuerdo con las autoridades estadounidenses que rebajarían la cuantía de la multa a 5.400 millones de dólares, unos 4.800 millones de euros al cambio, ayudaron a reponer parte del terreno bruscamente cedido en las sesiones precedentes. Este lunes, la remontada continuaba con avances de más del 6% en la Bolsa de Fráncfort, lo que devolvía al valor a una capitalización cercana a los 16.000 millones de euros, ya ligeramente por encima de la suma que inicialmente se había reclamado desde Washington, informa El Boletín.

Nuevo derrumbe de Deutsche Bank por la desbandada de fondos

Las acciones de Deutsche Bank se desploman hoy viernes en Bolsa un 8% en Frankfurt, hasta situarse por momentos por debajo de los 10 euros, después de que ayer –tras el cierre de los mercados europeos- aparecieran informaciones que apuntan a que diversos hedge funds han recortado su exposición al banco. De hecho, sus títulos ya registraron fuertes caídas en Wall Street. Según publica Bloomberg algunos clientes de la entidad germana que operan en el mercado de derivados habrían recortado el colateral y algunas de sus posiciones.

Los alemanes del Este siguen discriminados

El salario promedio de los ciudadanos del Este de Alemania sigue siendo menor que el de los del Oeste. 26 años después de la reunificación alemana cuyo 26 aniversario se celebrará mañana con varios actos en Dresde, la estafa propagandística del neoliberalismo de la CDU de Kohl y Merkel sigue manteniendo la exRepública Democrática marginada y expoliada.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada