dimecres, 5 d’octubre de 2016

Javier Fernández, un franquista indecente en el PSOE

Mayo de 2015. Oviedo. Unas inciertas elecciones municipales. Tras 24 años de gobierno del PP, los partidos de izquierdas tenían mayoría en el Ayuntamiento. La posibilidad de enviar a Agustín Iglesias Caunedo (sucesor del también popular Gabino de Lorenzo, que fue alcalde de 1991 a 2012) a la oposición era más que real. Somos -marca blanca de Podemos en Asturias- había logrado seis concejales, el PSOE cinco e Izquierda Unida otros tres. En total, 14 representantes que superaban los 13 de PP y C’s (11 y 2, respectivamente). Las tres formaciones de izquierda comenzaron a negociar y llegaron a un acuerdo de gobierno en junio que tenía pensado investir alcaldesa a Ana Taboada, la candidata de Somos. Hasta que la dirección regional del PSOE, encabezada por el embustero y manipulador Javier Fernández (foto), abortó la operación.

El actual presidente de la gestora que dirige el Partido Socialista tras la dimisión de Pedro Sánchez es, a la vez, presidente de Asturias desde 2012 y secretario general de la federación Socialista Asturiana desde 2000. Nada se mueve entre los socialistas asturianos sin su consentimiento. El comité autonómico socialista votó en contra del acuerdo con Podemos en Oviedo. Ante los medios, Javier Fernández aseguró que esta decisión en la capital asturiana era consecuencia de la falta de acuerdo en Gijón para que Xixón Sí Puede (seis consejales) e IU (2) apoyaran a la candidatura del PSOE (que tenía siete ediles), lo que permitió a Foro mantenerse en la alcaldía. Desde Podemos, sin embargo, achacan la falta de consenso a un “pacto en la sombra” entre el Partido Socialista y el Partido Popular “para repartirse Asturias” a través del “pacto del Duerno”.

Con las negociaciones rotas entre los partidos de izquierda de Oviedo, el socialista Wenceslao López acudió al pleno en el que se debía decidir el alcalde con la idea de votarse a sí mismo. Si el PP y Somos (que contaba con el apoyo de Izquierda Unida) hacían lo propio, Caunedo (PP) saldría elegido por mayoría simple. Lo que no contaban en el PSOE es con el giro de último momento que tomaron los acontecimientos. Mientras iban llegando los ediles al consistorio ovetense, minutos antes de que empezara el pleno, Ana Taboada se acercó a Wenceslao López. La conversación entre ambos fue corta pero intensa: “Te vamos a votar”, le dijo la líder de la candidatura impulsada por Podemos.

La cara del alcaldable socialista (minuto 6:57 del vídeo) lo dijo todo. López resopló en medio de todas las cámaras que les rodeaban y miró, desconcertado, al infinito. Cuando el primer concejal de Somos votó, los que alucinaron fueron el resto de miembros del consistorio, incluido el candidato del PP, que no entendía nada de lo que estaba pasando. “Hemos sido sometidos a una ceremonia de la confusión”, aseguró Agustín Iglesias Caunedo en una rueda de prensa posterior. Wenceslao López se convirtió, casi sin quererlo, en el hombre que ponía fin a 24 años de gobierno del Partido Popular en Asturias, a pesar de lo que querían Javier Fernández y el resto de miembros del comité autonómico del PSOE, informa La Vanguardia.

Vicenç Navarro: ¿Por qué está pasando lo que está pasando en España?

Creo que el periodo que estamos viviendo en España puede definirse como histórico, en el que existe una crisis profunda del régimen que se inició en el proceso de Transición del Estado español (pasando de una dictadura a una democracia), un proceso dominado por las fuerzas conservadoras que controlaban los aparatos del Estado, las cuales configuraron el Estado democrático en términos muy favorables a sus intereses, causando como consecuencia un Estado escasamente democrático y con un gran subdesarrollo de su Estado del Bienestar.

Ana Mato pasa de ir al juicio del 'caso Gürtel'

La exministra de Sanidad del PP Ana Mato ha decidido renunciar a su derecho a asistir al juicio del 'caso Gürtel' en el que se le reclaman 28.467,53 euros como partícipe a título lucrativo de los delitos que se han comenzado a juzgar este martes. Junto a los acusados hay una silla que permanece vacía, la que estaba destinada a ella. Con esta decisión, Mato se ha ahorrado el 'paseíllo' ante los periodistas. Fuentes de la Audiencia Nacional señalan que, aunque la condición de los que se lucraron de un delito sin haberlo cometido es distinta a la de los acusados propiamente dichos, es tradición que los primeros también asistan a la primera sesión de la vista oral, pero se considera un derecho del que disponen para poder defenderse mejor.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada