diumenge, 27 de novembre de 2016

Cuba, la protectora de los niños en la cuna

Existen diversas teorías respecto al origen de la palabra Cuba, aunque en mi opinión la ignorancia de los clásicos y de los conquistadores que la nombraron -cuando el Renacimiento y la imprenta de Gutenberg los habían convertido en best sellers en toda Europa- hace que nadie haya acertado ni un poco. Una de las hipótesis afirma que es una deformación de la palabra taína cubanacán que es el nombre con que los nativos de la isla Española se referían a este territorio, según lo escrito en el diario de navegación de Cristóbal Colón; sin embargo esta propuesta ha sido criticada por el hecho de que no se conserva el diario original, sino una versión resumida, a partir de la cual se hace tal afirmación sin respaldo alguno.

Otra, aún más peregrina, es que el nombre proviene de la palabra árabe coba, que se usa para designar una mezquita con cúpula y que la isla habría sido bautizada de esa manera por la forma de las montañas vista desde Bariay, el primer sitio de Cuba en que Colón desembarcó. Igualmente existe una hipótesis de que la isla fue bautizada en honor a la localidad portuguesa de Cuba, siendo esta idea defendida principalmente por aquellos que sostienen que Cristóbal Colón era de origen portugués.

Pues no. Cuba era uno de los nombres de la diosa madre romana Juno, la Hera o 'Señora' de Zeus y los helenos, y esposa de Júpiter, el Zeus o "padre de todos" ancestral de los latinos. Y, también como Lucina -la cristianizada Lucía o Candelaria- era protectora de las mujeres desde el parto hasta la crianza de los niños en términos y tradiciones que hoy el cristianismo ha robado, copiado y sepultado bajo tinieblas de ignorancia y manipulación. Cuba era Juno como "Diosa protectora de los niños en la cuna", y también del sueño de los infantes, alejando lamias y súcubos malignos, o las tres 'Cura': Divinidades vengadoras: Inquietud, Preocupación y Tormento. Lo que hoy llamaríamos enfermedades y que incluso Paracelso denominaba también silfos en sus textos de medicina a prueba de la Inquisición. La 'Cubula' era en Roma, y el imperio todo, el "pastel sagrado para festejar a Cuba y a las visitas al recién nacido".

Y es, además, un nombre cuyo origen se remonta a milenios antes, cuando la Gran Diosa era conocida como la protectora de las ciudades amuralladas: Kubaba, Kubele o Cybebe, Cybela, Cybele es a la vez un monte de Frigia (actual Anatolia occidental, el homérico Monte Ida o Dyndimo, sede de la diosa junto a Troya) y el nombre de la propia diosa Cibeles, hija del cielo y madre de los dioses, también llamada Rea, Tierra, Opis, Berecintia, Hestia, Vesta, Ceres, Démeter, Señora del Ida o Dyndimae... etc.

Coronada con una corona almenada -poliada- es la protectora de las ciudades, con sus muy variados nombres particulares. Y con su hijo y amante eterno Attis niño en el regazo será más tarde el modelo de las infinitas vírgenes cristianas o con él muerto el de las Pietás. Sin la corona es representación de la Isis sincrética de época imperial romana (Cibeles-Ceres-Deméter), con Harpócrates -su primer iniciado en lo misterios-, o con Demoofonte, el enfermizo hijo de Celeo y Metanira, sobre la falda, ejerciendo su poder curativo. Le estaba consagrada especialmente la adormidera u opio por su capacidad analgésica y soporífera.


Los Coribantes o Quindecimviri (Quince hombres, castrados y con ropas de color azafrán que hacían de apóstoles de la diosa por el mundo hace ya 5.000 años y que luego formaron un colegio sacerdotal en Roma como guardianes de los Libros Sibilinos), eran los arcaicos sacerdotes de Cibeles en la Anatolia prehitita. También existía el "Cybelesta" o Sacerdote de Cibeles cuidador del fuego sagrado eterno, y el Archigallo, o Sumo sacerdote, cuyo nombre tiene origen acadio: de los kallu o galli, sacerdotes de Kubaba en la Cumana Áurea que fundara Orestes en Cilicia (Anatolia) por orden de la diosa para redimirse del asesinato de su madre, Clitemnestra, que a su vez matara a su padre, el Agamenón de la Ilíada, tras su retorno de aquella guerra. Así Cybeles es la tracia Εσθια -225 en gematría, la órbita de Venus-, la Hesthia de los escitas de Heródoto, la Vesta romana y sus inmaculadas vestales, señora del hogar y del fuego familiar como toda madre romana. O como la 'Inmaculada' e irania Anahita.

Los Curetes (Dáctilos) eran antiguos y míticos sacerdotes de Rea-Apia, esposa de Ouranos y luego de sus hijos Kronos y Zeus, la Señora de las Aguas creadora de la Vía Láctea (post. Ceres-Cibeles) ya en la Creta minoica, y luego en el monte Ida de Anatolia, protectores de Zeus niño. Los púberes y adolescentes eran los protectores de los niños destetados. Su importancia -y ritos secretos- es enorme en toda la tradición greco-romana, especialmente entre los guerreros, pues los Digiti Idaei, los Dáctilos del monte Ida, eran los inventores del fuego y la metalurgia. Los Telquines. Así Curisis o Curitis es Juno como protectora de los guerreros armados con pica (curis).

Otra de las advocaciones olvidadas de Juno y sus vestales, las maestras de párvulos y niños de la época, es como Educa, Edula o Edulia, Edusa: Diosa de la comida, protectora de la alimentación infantil, cuyas sacerdotisas enseñaban a madres nobeles y niños a comer bien, masticar, cocinar... A destacar Deverra: Diosa de la limpieza de las casas, representada por una escoba -o dos- que se ponían junto a las jambas para evitar que entraran espectros, demonios o lamias en la casa o para que se fuera pronto el huésped molesto.

Y no es de extrañar que la diosa Cuba sea quien guarde un sincretismo cubano que se inició hace siglos, cuando los esclavos africanos, traídos a la isla por los colonizadores españoles, tuvieron que recurrir a las imágenes católicas para identificar públicamente a sus orishas mayores. De tal forma, Ochún se identifica con la Caridad del Cobre, Changó con Santa Barbara, Yemayá (imagen) con la Virgen de Regla, Babalú Ayé con San Lázaro y Obatalá con la Virgen de Las Mercedes. En la fiesta de la diosa de las aguas yoruba -Yemayá- llevan los creyentes a la iglesia católica en sus manos un ramo de flores y una muñeca negra que simboliza a los antepasados arribados de Africa.

Cuba ocupa hogaño el puesto 67º en el Índice de desarrollo humano elaborado por la Organización de las Naciones Unidas, y el 4º entre los latinoamericanos, solo por detrás de Argentina, Chile y Uruguay. En 2015, Cuba tenía el 3° IDH en Latinoamérica. De acuerdo con datos de la ONU, es el único país del mundo que cumple los dos criterios que, para la organización WWF, significan la existencia del desarrollo sostenible: desarrollo humano alto (IDH 0,8) y huella ecológica sostenible (huella < 1,8 ha/p).

Ignacio Ramonet: El Fidel que conocí


Fidel ha muerto, pero es immortal. Pocos hombres conocieron la gloria de entrar vivos en la leyenda y en la historia. Fidel es uno de ellos. Perteneció a esa generación de insurgentes míticos –Nelson Mandela, Patrice Lumumba, Amílcar Cabral, Che Guevara, Camilo Torres, Turcios Lima, Ahmed Ben Barka– que, persiguiendo un ideal de justicia, se lanzaron, en los años 1950, a la acción política con la ambición y la esperanza de cambiar un mundo de desigualdades y de discriminaciones, marcado por el comienzo de la guerra fría entre la Union Soviética y Estados Unidos. En aquella época, en mas de la mitad del planeta, en Vietnam, en Argelia, en Guinea-Bissau, los pueblos oprimidos se sublevaban. La humanidad aún estaba entonces, en gran parte, sometida a la infamia de la colonización. Casi toda Africa y buena porcion de Asia se encontraban todavía dominadas, avasalladas por los viejos imperios occidentales. Mientras las naciones de América latina, independientes en teoría desde hacia siglo y medio, seguían explotadas por privilegiadas minorías, sometidas a la discriminación social y étnica, y a menudo marcadas por dictaduras cruentas, amparadas por Washington.

¡Hasta siempre comandante!

Querido pueblo de Cuba: Con profundo dolor comparezco para informar a nuestro pueblo, a los amigos de nuestra América y del mundo, que hoy 25 de noviembre del 2016, a las 10.29 horas de la noche, falleció el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz. En cumplimiento de la voluntad expresa del compañero Fidel, sus restos serán quemados. En las primeras horas de mañana sábado 26, la Comisión Organizadora de los funerales brindará a nuestro pueblo una información detallada sobre la organización del homenaje póstumo que se le tributará al fundador de la Revolución Cubana. ¡Hasta la victoria siempre!

http://elcolomimissatger.blogspot.com.es/2010/10/glosario-de-los-dioses-latinos-caballus.html

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada