dimecres, 16 de novembre de 2016

El Congreso deja descolocado y sin poltrona al corrupto Fernández Díaz

El rechazo de la oposición ha impedido hoy al PP nombrar al cesado ministro del Interior del Opus Dei, Jorge Fernández Díaz, como presidente de la Comisión de Exteriores. Posteriormente, tras aplazarse esta votación por saber el PP que la perdería, ha intentado colocarlo al frente de la Comisión Mixta del Tribunal de Cuentas -el minisro y su ángel de la guarda lo saben todo y hacen de todo- pero tampoco lo ha logrado ante la negativa de la oposición al nepotismo descarado de Rajoy. La elección del presidente de esta comisión también ha quedado pues postergada. Última hora: El Partido Popular finalmente ha encontrado acomodo para el ex ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Presidirá la Comisión de Peticiones del Congreso de los Diputados que no precisa votación para el nombramiento y así queda apoltronado con un sueldo de gran parásito supernumerario y superenchufado. Marca Rajoy.

Al término de la reunión en la que se ha adoptado esta decisión, la portavoz socialista, Isabel Rodríguez, ha asegurado que Jorge Fernández "no va a ser presidente de ninguna comisión porque el PSOE lo ha impedido". Lo que ha matizado Podemos que se ha atribuido el mérito de haber frenado la elección del ex ministro del Interior. Su portavoz Pablo Bustinduy ha asegurado que el PSOE había mantenido "hasta el último minuto" la intención de abstenerse.

Fuentes populares han confirmado que los socialistas contactaron anoche con ellos para transmitirles que no apoyarían al ex ministro como presidente de la Comisión de Exteriores y que pensaran en otro candidato. El PSOE advirtió de que en caso de mantener su candidatura presentarían otro aspirante. Este movimiento ha evitado hoy la designación de Jorge Fernández como presidente de comisión, tal y como pretendía el PP, Desde el Grupo Popular se asegura que se abre una "reflexión" mientras se exige al resto de grupos parlamentarios que cumplan con el acuerdo de inicio de legislatura en el que se repartieron las presidencias y las vicepresidencias de las comisiones del Congreso.

Fernández Díaz: 'Yo no voy a ser un problema para mi grupo parlamentario'
A disposición del PP El ex ministro, en declaraciones en los pasillos de la Cámara, ha asegurado que está a disposición del Grupo Popular y que no va a poner "problemas" si finalmente deciden renunciar a su candidatura porque, ha apuntado, él no había pedido "nada". Desde el PP aún no confirman la retirada de su nombre pero, después de lo que ha ocurrido esta mañana en el Congreso, no parecen existir muchas más opciones. Su nombramiento para un cargo que necesita el apoyo del resto de partidos es prácticamente imposible.

Ciudadanos también ha manifestado que sólo mantendrá el pacto si el PP propone otro candidato. En caso de no hacerlo, respaldarán la alternativa que proponga el PSOE. Jorge Fernández está cuestionado por todos los grupos tras desvelarse que desde el Ministerio persiguió e investigó a adversarios políticos. De hecho, esto le ha costado no repetir en el Gobierno y su reprobación por parte del Congreso. Fuentes del Grupo Socialista explican que en las últimas horas "redoblaron al máximo la presión sobre el PP para que no presentara a Jorge Fernández como presidente de la Comisión de Exteriores". Tanto desde la Gestora del PSOE como desde el Grupo Parlamentario se transmitió al Gobierno y al Grupo Popular que estaban incluso dispuestos a presentar un candidato alternativo con el compromiso de que dimitiría en cuanto el PP plantease otro nombramiento.

Hasta ayer tanto el PSOE como Ciudadanos habían anunciado que votarían en blanco por sus discrepancias con la candidatura de Jorge Fernández pero que no vetarían su elección en cumplimiento del pacto suscrito al principio de la legislatura. Hoy, ha sucedido todo lo contrario. Tras los contactos de los socialistas con el PP, la Comisión de Exteriores del Congreso ha acordado aplazar la votación para elegir presidente, después de que lo haya solicitado el PP. Lo mismo ha sucedido después con la Comisión Mixta del Tribunal de Cuentas. En las intervenciones de los portavoces en la Comisión de Exteriores, el representante de Podemos, Pablo Bustinduy, ha avanzado su intención de pedir un informe sobre la idoneidad del ex ministro para el puesto a la comisión de auditoría para la calidad democrática con el objetivo también de que se retrasara la votación.

Podemos tenía intención de presentar un candidato alternativo, después de que Pablo Iglesias ofreciera a Eduardo Madina (ahora vicepresidente) apoyarle para ser el presidente y éste lo rechazara. Las críticas de Podemos y el hecho de que el mismo día que podía salir elegido Jorge Fernández el PSOE haya depuesto de sus propias presidencias a diputados que no cumplieron la orden de la Gestora y votaron no a la investidura de Mariano Rajoy han abierto un nuevo escenario. El portavoz popular José Ramón García Hernández no ha confirmado que vayan a retirar el nombre de Jorge Fernández pero sí que van a buscar el "consenso", que es otra manera de decirlo. Según García Hernández si estamos en una legislatura "de diálogo, habrá que dialogar muchísimo más". El portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando, ha confirmado después que abre un "periodo de reflexión" sobre la candidatura de Jorge Fernández.

Ciudadanos ha avalado también el relevo del ex ministro del Interior como nuevo presidente de la comisión de Asuntos Exteriores aunque su portavoz Miguel Gutiérrez ha admitido que no habían pedido al PP que retirara su nombre. Gutiérrez ha señalado que el PP está intentado "meterle con calzador y forzar situaciones" y que en un momento de búsqueda de consensos "no es lo más adecuado". "El PP debe intentar favorecer un acuerdo". "Es su responsabilidad", ha añadido.

Podemos se ha atribuido el mérito de haber frenado la elección del ex ministro del Interior. "Ha sido gracias a la labor de mi grupo confederal y de otros grupos que se han manifestado abiertamente en contra de esa posibilidad que hayamos conseguido que Jorge Fernández Díaz no sea el presidente de esta comisión", ha asegurado el portavoz de Podemos, Pablo Bustinduy, quien ha manifestado que el PSOE había mantenido "hasta el último minuto" la intención de abstenerse. En ese sentido, enmarca las presiones ejercidas por Podemos como determinantes para ese giro final de los socialistas. Bustinduy ha ha celebrado que la presión "ciudadana", "política" y "moral" ha dado a Podemos una "pequeña gran victoria".

Al margen de Podemos, el PNV había impulsado ayer un boicot contra el ex ministro pidiendo al resto de grupos que no acudieran a la comisión para impedir que se celebrase la votación. De este modo, los nacionalistas catalanes intentaban que el PP reconsiderase su postura y presentara otro candidato. PDECAT y ERC mantenían una posición similar. Ambos grupos eran partidarios de apoyar a cualquier otro aspirante, de haberse producido la votación.

Fernández y su lacayo Pino: el ladrón es el jefe y el ministro un imbécil

El último capítulo de "mala praxis policial en el caso Pujol", tal como lo definen diferentes fuentes relacionadas con el procedimiento aunque se trata de una clara conspiración fascista de Fernández Díaz y el PP con la manipulación del aparato policial, tuvo lugar la semana pasada y consiste en el intento de la Policía de incluir un pen drive con presunta información relevante sobre la familia, que la cúpula policial guardaba, aparentemente, desde 2013. Para conseguirlo, los responsables de la investigación han mentido incluso al titular del Juzgado de Instrucción Nº5 de la Audiencia Nacional, José De la Mata, al decirle que la prueba provenía del juzgado de Barcelona que instruía la causa sobre la agencia de detectives Método 3.

El nuevo fiscal del Estado se lleva bien con la corrupción y la prostitución

La propuesta que ha hecho el Gobierno de Mariano Rajoy para nombrar como nuevo Fiscal General del Estado al magistrado del Tribunal Supremo José Manuel Maza Martín, no está siendo bien recibida ni por círculos judiciales ni policiales. El resumen sería esta frase: "La Justicia en España sólo va a existir para los robaperas". Una de las sentencias más polémicas en las que participó en 2015, y que mantienen fresca en la memoria veteranos investigadores, fue la relativa a los macroprostíbulos de Castelldefels (Barcelona) Saratoga y Riviera: "Tras años de instrucción y una sentencia ejemplar de la Audiencia Provincial llegó el Supremo y absolvió a 15 de los 20 condenados", recuerda esta fuente.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada