dijous, 10 de novembre de 2016

JxSí quita la deducción por vivienda para complacer a la CUP

Un total de 250.000 contribuyentes del IRPF con ingresos superiores a 30.000 euros anuales dejarán de disfrutar en Catalunya de un 1,5% de deducción adicional por vivienda habitual si prospera el paquete de medidas fiscales que el Govern ha acordado con la CUP en el anteproyecto presupuestos de la Generalitat para el 2017. Con esta medida, el Govern se ahorrará unos 11 millones de euros en el 2018. Esta rebaja, que supone descartar la subida del IRPF a las rentas más altas, una de las exigencias de los 'cupaires', es una de las medidas que Junts pel Sí y su socio anticapitalista han pactado tras un trabajo de "aproximación de posiciones políticas" bajo los principios de "equidad y progresividad", según ha explicado el secretario de Hisenda de la Generalitat, Lluís Salvadó.

Del total de 886.000 beneficiarios de la deducción por vivienda habitual en Catalunya, unos 250.000 contribuyentes con ingresos de más de 30.000 euros dejarán de beneficiarse de esta ventaja, que suma al 15% de deducción general otro 1,5% en el tramo catalán del impuesto, lo que se traduce en unos 44 euros de media de deducción adicional. Esta ventaja extra es para viviendas adquiridas hasta julio del 2011 y solo existe en Catalunya. En la actualidad disfrutan de la misma los jóvenes de menos de 32 años, con menos de 30.000 euros de ingresos, los discapacitados, quienes tienen hijos y quienes llevan en paro más de 183 días.

Ese límite de 30.000 euros pasará a operar para el conjunto de los contribuyentes y afectará en esencia a quienes superan esa suma anual, tienen hijos y disfrutaban hasta ahora de este 1,5% adicional, ha explicado la directora general de Tributos, Marta Espasa. "La voluntad es que haya más progresividad. Se les exigía a los jóvenes ese límite de ingreso, pero no al resto y ahora se hará al conjunto", ha afirmado Salvadó. El conjunto de medidas, que la CUP debe ratificar este sábado en su consejo político, supondrá unos 120 millones de euros adicionales el año que viene y, a partir del 2018, un total de 181 millones. La diferencia se debe a que, aunque la ley entre en vigor el 1 de enero, algunas medidas no lo harán hasta el 1 de abril.

El acuerdo prevé también la tramitación futura de una proposición de ley para crear un impuesto que grave "los activos no productivos" de sociedades, como viviendas o embarcaciones de lujo. Salvadó asegura que se descarta gravar directamente las grandes fortunas --como hace Guipúzcoa--, ya que la Generalitat tiene "muy pocas" competencias en materia del impuesto del patrimonio. El futuro gravamen recaerá sobre este tipo de activos que se utilizan para fines particulares, no empresariales o productivos, lo que supone una manera indirecta de crear un tributo para quienes tienen más ingresos, que es otra de las principales exigencias de la CUP. Además de incluir nuevos tributos sobre bebidas azucaradas -será de 0,08 euros por litro en las de entre cinco y ocho gramos de azúcar por cada 100 mililitros y de 0,12 en la de más de ocho gramos- o un nuevo gravamen sobre los efectos de la centrales nucleares, se reformula el tributo a los establecimientos comerciales, con un gravamen al titular del centro, gran almacén o híper de 0,18 euros por vehículo que utilice su estacionamiento.

A su vez, el gravamen sobre las visitas turísticas se aplicará también a los cruceristas que pasan menos de 12 horas en la ciudad y aumenta para las viviendas turísticas. Quienes recaudarán y liquidarán el impuesto serán los intermediarios como Airbnb. En bebidas azucaradas serán los distribuidores, bajo la nueva figura de los asistentes de recaudación. El impuesto a los pisos vacíos, cuya suspensión fue levantada por el Tribunal Constitucional, contará con un mínimo exento de 350 metros cuadrados para que recaiga sobre paquetes de viviendas vacías propiedad de bancos. Por ello se perderán unos 337.000 euros de recaudación al pasar el número de contribuyentes de 195 a 60 en el 2018.

Salvadó ha explicado que los objetivos del Govern son "corregir externalidades negativas de carácter social, medioambiental, sanitario o económico". En algunos casos, además, con objetivos muy concretos, como en el impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos, con la idea de "regular la demanda turística que genera más saturación sobre ciertos barrios de Barcelona". Otra de las novedades es un aumento del 10% en el gravamen (ITP) que recae sobre la compraventa de inmuebles de más de un millón de euros, informa El Periódico.

Acuerdo de JxSí y la CUP a los presupuestos del 2017

Ya lo dejó entrever ayer Neus Munté, portavoz del Govern: “Las conversaciones por los presupuestos van a toda máquina”. El equipo de negociadores del Ejecutivo catalán y el de los anticapitalistas han consensuado una propuesta que podría satisfacer a las dos partes, según ha podido saber La Vanguardia. Se trata de un principio de acuerdo que debería recogerse en la ley de medidas fiscales (o ley de acompañamiento de los presupuestos). Sin embargo, debe contar aún con el visto bueno de los militantes y asambleas territoriales cuperas, que se celebrarán hoy miércoles, jueves y viernes con el fin de convocar a su consejo político (máximo órgano decisorio tras la asamblea general) lo antes posible.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada