dijous, 24 de novembre de 2016

El PE pide congelar la adhesión de Turquía

El Parlamento Europeo no cree que con el clima político actual en Turquía se pueda seguir negociando con normalidad su adhesión a la Unión Europea. La resolución a favor de suspender temporalmente las conversaciones ha sido aprobada este mediodía por el pleno de la institución por 479 votos a favor, 37 en contra y 107 abstenciones. El texto no es vinculante pero es una señal inequívoca del rechazo de Europa a la actuación del presidente Recep Tayyip Erdogan y las medidas de emergencia adoptadas por el gobierno en respuesta al intento de golpe de estado registrado en julio, que los eurodiputados califican de desproporcionadas y contrarias a la Constitución turca y los valores europeos.

Desde julio, unos 129.000 empleados públicos han sido despedidos o apartados de sus puestos, se ha detenido a diez diputados de la oposición, a 2.386 jueces y fiscales, y hay unas 31.000 personas arrestadas ala espera de juicio. A pesar de las advertencias del Consejo de Europa y la UE Erdogan, añade la resolución, sopesa la reintroducción de la pena de muerte en el país.

El Parlamento Europeo recuerda que el mandato de las conversaciones de adhesión estipula que la Comisión Europea “recomendará la suspensión de las negociaciones y pondrá condiciones para que se retomen” en caso de que se produzca “una violación grave y persistente de los principios de libertad, democracia, respeto a los derechos humanos, las libertades fundamentales y el Estado de derecho”. A su juicio, eso es precisamente lo que está ocurriendo ahora en Turquía y, aunque sigue comprometida con el objetivo de mantener el país “anclado a la UE”, pide a Bruselas y a los gobiernos que tomen medidas para congelar temporalmente las negociaciones.

Federica Mogherini, alta representante de Política Exterior europea, trató en vano de convencer a los eurodiputados para que no adoptaran esta posición, que cree que no beneficiará ni a Turquía ni a la UE: “Creo que la mejor manera de reforzar la democracia turca es hablando con Turquía, manteniendo los canales abiertos”, defendió el martes ante el pleno de la institución.

Los principales grupos políticos europeos de la Eurocámara, pero también fuerzas antieuropeas como el UKIP, el Frente Nacional de la nazi francesa Marine Le Pen o el PVV del fascista holandés Geert Wilders, se han mostrado también a favor de cambiar las relaciones con Turquía, aunque el cambio más importante se ha registrado en el grupo socialista, la familia política de Mogherini, que también ha votado a favor de congelar los contactos y poner condiciones a Ankara para que se retomen las negociaciones. Erdogan ha amenazado en los últimos días con convocar un referéndum sobre las negociaciones de acceso a la UE si las conversaciones no registran avances antes de final de año y ha sugerido que podría optar por sellar alianzas con Rusia o China.

Los ministros de Exteriores europeos debatieron la semana pasada la situación en Turquía y emitieron una dura condena a la deriva autoritaria de Erdogan pero desestimaron la opción de suspender las negociaciones. Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho debatirán la situación en la cumbre de los días 15 y 16 de diciembre en Bruselas, informa La Vanguardia.

PP, PSOE y PNV juntos impiden que la UE aclare si el CETA es legal

La mayoría del Parlamento Europeo, en manos de los neoliberales del PP y exsocialdemócratas del PS, ha impedido este miércoles que el Tribunal de Justicia Europeo se pronuncie sobre el polémico CETA, el acuerdo de libre comercio entre la UE y Canadá. Por 419 votos a favor, 258 en contra y 22 abstenciones, el Pleno de la Cámara en Estrasburgo ha rechazado la resolución que planteaba pedir al Tribunal un dictamen sobre la compatibilidad del acuerdo comercial con los Tratados de la UE, así como una aclaración sobre la legalidad del mecanismo de blindaje a las multinacionales que incorpora.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada