divendres, 11 de novembre de 2016

El PP pagó 500.000 € por los datos de los Pujol

José Villarejo, comisario de la Policía Nacional y uno de los implicados en las operaciones ilegales encubiertas contra dirigentes políticos independentistas, ha confirmado a la justicia de Andorra que él es el autor de varios informes sin sellos ni firmas en los que, entre otras cosas, se asegura que el exconsejero delegado de la Banca Privada de Andorra (BPA), Joan Pau Miquel, recibió 500.000 euros de fondos reservados a cambio de entregar una copia de movimientos de dinero de las cuentas de la familia del expresident Jordi Pujol en ese banco. El comisario asevera que “se pone a disposición de las autoridades judiciales andorranas y españolas para colaborar si así fuera requerido para ello”. Miquel está en prisión en Andorra desde marzo del 2015.

Villarejo confirma la autoría de esos informes en una declaración ante un Notario de Madrid en septiembre pasado y remitida al juzgado andorrano que tramita una querella de Higini Cierco, expropietario de BPA. El pasado 18 de octubre, Cierco presentó la querella contra Celestino Barroso, agregado de Interior de la embajada de España en el principado, y Marcelino Martín Blas, comisario de la Policía Nacional. El banquero andorrano acusa a ambos funcionarios de los delitos de coacción y chantaje, al exigirle que violase el secreto bancario y revelara datos de las cuentas de la familia Pujol, con la amenaza de perder el banco en el que caso de que no colaborase. En la querella, Cierco aporta hasta cuatro informes anónimos en los que se detallan movimientos económicos opacos de los Pujol e incluyen la reproducción de una pantalla de ordenador con ingresos en cuentas de la BPA de los Pujol procedentes de Andbank.

En uno de esos informes, de julio del 2014, se atribuye al comisario Marcelino Martín Blas, enfrentado a Villarejo, haber pactado el soborno con Miquel: “aceptó colaborar a cambio de una muy significativa cantidad, procedente de fondos reservados en efectivo (500.000 €), que le sería entregada en España, por acuerdo de ambos, ya que el delito de revelación de secretos bancarios sólo existe y por tanto se persigue penalmente en Andorra”. El documento especula con que “tan sustanciosa cantidad de fondos reservados a buen seguro fueron facilitados por el CNI”.

En su declaración notarial, Villarejo asegura ”que es el autor de diversos escritos que se le han mostrado por parte de los letrados, concretamente unas notas informativas (...) las cuales que se refieren a diversas informaciones sobre Andorra, movimientos bancarios diversos, así como referencias a las actuaciones en todo ello del comisario Marcelino Martín”. El pasado mes de julio, Villarejo declaró ante la justicia española que en Interior se había creado una unidad especial para realizar operaciones encubiertas en Catalunya, informa La Vanguardia.

Anticorrupción pide datos a Andorra sobre la trama del 3% de CiU

El Juzgado número 1 de El Vendrell (Tarragona) ha ampliado, a petición de la Fiscalía Anticorrupción, la comisión rogatoria remitida a las autoridades bancarias de Andorra tras el segundo registro de la sede de Convergència hace ahora un año, en el marco de la causa que investiga la denominada trama del 3%, que rastrea las adjudicaciones otorgadas por diferentes instituciones públicas catalanas a empresas a las que presuntamente luego el partido exigía una comisión. Anticorrupción pretende así obtener información que refuerce la acusación por blanqueo contra los implicados, con lo que sería el tribunal central el que asumiera la causa que ahora instruye ahora el juzgado de El Vendrell.

Pujol Jr., socio del sobrino de Cospedal y del prófugo de Defex

El caso Defex ha destapado la existencia del fugitivo Taveira, el conseguidor de Angola buscado desde hace dos años por Interpol. Pero el prófugo no sólo era el hombre de Defex en ese país africano: la empresa pública Mercasa, asociada con una sociedad de Jordi Pujol Ferrusola, también estuvo involucrada con él en un negocio millonario. El caso Defex tiene así conexiones inesperadas con uno de los grandes escándalos de corrupción de la democracia: el de la familia Pujol. El fugitivo Taveira no era sólo conseguidor en Angola para la empresa pública Defex, sino también para Mercasa, la sociedad estatal dedicada a los mercados de abastos. Ambas compañías dependen orgánicamente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi). Ibadesa, la empresa de Pujol, tenía como presidente a un sobrino de Cospedal.

Pujol Jr. ingresó 9 millones del puerto de Tarragona en Andorra

La Policía conecta por primera vez la fortuna familiar de los Pujol en Andorra con contratos públicos adjudicados por CiU. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) concluye que una parte del botín oculto en el Principado procede de comisiones que pagó la empresa Euroenergo a cambio de llevarse la adjudicación del almacenaje de combustible en el Puerto de Tarragona.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada