divendres, 4 de novembre de 2016

Erdogan detiene a los líderes del partido de la izquierda kurda

Figen Yüksekdag y Selahattin Demirtas, colíderes del izquierdista y prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP, la tercera fuerza del Parlamento turco, con 59 de los 550 escaños totales), fueron detenidos en la madrugada de este viernes junto con otros 9 diputados elegidos democráticamente en los comicios de noviembre del pasado año. Un comunicado gubernamental remitido a la prensa indicó que los 11 parlamentarios “han sido detenidos por no comparecer al llamarles a testificar los fiscales en una investigación sobre algunos diputados acusados de ofensas criminales, después de que entrara en vigor una reforma constitucional para levantar la inmunidad de algunos miembros del Parlamento”. Foto: Un coche bomba provoca al menos 8 muertos y más de 100 heridos en la capital oficiosa del Kurdistán turco horas después de la redada.

La prensa turca detalló que Yüksekdag y Demirtas fueron detenidos en sus casas (en Ankara y Diyarbakir, respectivamente), como parte de una investigación antiterrorista que se lleva a cabo en varias provincias del país eurasiático de manera simultánea. En un comunicado, la Fiscalía de Diyarbakir (en el sudeste del país y considerada la capital oficiosa del Kurdistán turco) ordenó las detenciones y la inspección de la sede del HDP en Ankara debido a acusaciones de ser “miembros de una organización armada terrorista y por propaganda terrorista”, todas ellas “sospechas basadas en pruebas sólidas”. Otro comunicado del Ministerio del Interior indicó que se habían emitido órdenes de detención contra cuatro diputados más del HDP, dos de los cuales se encuentran en el extranjero.

La investigación judicial que ha resultado en las detenciones gira en torno a unas protestas ocurridas en octubre del 2014, en las que se enfrentaron activistas de la izquierda kurda y simpatizantes islamistas con motivo del asedio de los yihadistas del Estado Islámico a la ciudad kurdosiria de Kobani. Así, la justicia turca acusa al HDP de haber incitado a la violencia durante estos altercados, que concluyeron con varios muertos. Además, Ankara argumenta que existen vínculos entre el HDP y el grupo armado prokurdo del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado terrorista también por Washington y Bruselas.

Poco después de las detenciones, en torno a las ocho de la mañana hora local (dos horas menos en España), un coche bomba causó al menos 8 muertos y más de 100 heridos en Diyarbakir, según ha confirmado el primer ministro turco, Binali Yildirim, quien ha revelado a la prensa que un supuesto miembro del PKK también murió en la explosión. Tanto Yildirim como el diario progubernamental 'Sabah' han acusado a miembros del PKK como responsables directos del brutal atentado.

Según 'Sabah', la explosión se produjo cerca de las sedes de la Policía Antiterrorista y Antidisturbios, y los agentes se enfrentaron a los atacantes después de la explosión. Varios vehículos y edificios aledaños quedaron dañados por el coche bomba, tras cuya explosión acudieron al lugar ambulancias y equipos de bomberos y salvamento. Twitter, Facebook, Whatsapp, Telegram, Youtube, Skype y otras webs y servicios de mensajería fueron cortados por el Gobierno durante la redada y las horas posteriores a la explosión, en una maniobra de censura que ya es todo un clásico en Turquía durante momentos delicados.

Turquía continúa bajo el estado de emergencia tras la intentona golpista del pasado 15 de julio, lo cual permite al Gobierno maniobrar con más margen contra sus enemigos, al no estar el Ejecutivo sujeto a los controles y las garantías constitucionales de un periodo normal.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada