dijous, 17 de novembre de 2016

FCC defraudó 800.000 euros a Barcelona falseando datos

La delegación en Barcelona de FCC Servicios Ciudadanos ha manipulado en los últimos años datos de la gestión del servicio de limpieza viaria y retirada de residuos urbanos con el objetivo, presuntamente, de hinchar irregularmente sus ingresos a costa del Ayuntamiento de Barcelona. Así lo revela una investigación de EL PAÍS, que evidencia la facturación de servicios no realizados y la mezcla de residuos —envases para reciclar con basura normal, por ejemplo— a espaldas del Consistorio. La cantidad supuestamente defraudada en 2014 ascendería a unos 800.000 euros. El Ayuntamiento de Barcelona ha tenido una reacción contundente tras tener conocimiento de los hechos a través de las preguntas que le hizo este diario hace unos días.Tras una rápida investigación, que confirmó las evidencias, la Oficina de Transparencia del Consistorio ha puesto el asunto en manos de la Fiscalía al apreciar indicios de delito. El asunto será discutido hoy en la Comisión de Gobierno de la ciudad. Foto: El presidente de FCC Construcción, entre los detenidos por fraude de Acuamed.

FCC, por su parte, defiende su gestión en Barcelona en los últimos años: “Es un servicio muy complejo en el que hemos mostrado una gran calidad desde hace décadas”. Directivos de la compañía niegan que esta haya tenido un sistema de gestión paralelo con el objetivo de aumentar sus ingresos irregularmente. Tras ver algunos documentos mostrados por este diario, sin embargo, afirmaron que es “urgente” aclararlos y anunciaron la “apertura inmediata de una investigación interna”. “Nos vamos a poner en contacto y a plena disposición del Ayuntamiento”, añadieron.

De las cuatro adjudicatarias que se reparten la limpieza viaria y la gestión de residuos de Barcelona, FCC es la que se encarga de la mayor porción. Gestiona los distritos de Ciutat Vella, Eixample y Gràcia, cerca del 40% de la factura municipal. La contrata vigente fue adjudicada en 2009 y expira en 2019. FCC ingresa por ella unos 106 millones al año. Los que siguen son los hechos más relevantes descubiertos por este diario.

Cobrar más por menos

De las distintas fracciones en las que se dividen los residuos urbanos —basura normal, papel, cristal, muebles y tastos viejos, envases para reciclar...—, el fraude se centra en los dos últimos. En ambos casos, la empresa cobra según un sistema de tramos que establece un precio menor por tonelada a medida que crece el volumen de residuos recogidos. Por ello, puede darse el caso de que, si se "salta de tramo" por poco, FCC acabe por ingresar menos dinero.

Los documentos muestran cómo los ingenieros de FCC maniobran para no saltar de tramo. En un correo electrónico fechado el 2 de octubre de 2014, uno de ellos avisa que es "preocupante" la evolución de la recogida de muebles y trastos viejos, llamados "voluminosos". "Llevan un incremento del 6,01%, lo que haría que las toneladas anuales llegaran a 7.510,09, pasando el cambio de tramo marcado en 7.500. Esto nos supondría un coste de 157.000 euros más coeficientes". El coeficiente es un porcentaje —el 4,35%— del total de facturación y corresponde al beneficio industrial establecido en el contrato.

"En el caso de los envases", sigue el correo, "el incremento es del 1,09%, lo que haría que las toneladas anuales llegasen a 5.974,71. El cambio de tramo está marcado en 6.000 toneladas. Estamos a 25 escasas. Pasarlas supondría un coste de 50.000 euros más coeficientes", advierte el ingeniero.

El desvío de los envases

En diciembre de 2014, FCC comprueba que la recogida de envases —botellas de plástico, latas de conserva, tetra briks...— está a punto de saltar de tramo y empieza a desviar estos residuos para hacerlos pasar como basura normal, llamada "de rechazo". La forma de hacerlo es dejar camiones parcialmente cargados con envases, acabar de llenarlos con basura normal y hacer pasar toda la carga como si fuera de este último tipo. En un mensaje escrito en catalán el día 10, un ingeniero ordena pasar a "una fase B" que consiste en dejar por la noche camiones cargados con una tonelada de envases para "que lo completéis con residuo de rechazo y que se vacíe en Besòs", la planta donde se incinera la basura normal de Barcelona. "Y en unos días lo volvemos a valorar. OK?", acaba el mensaje. "Tener en cuenta, mezclarlo con rechazo", añade otro miembro del equipo.


La CUP s'encadena per la remunicipalització de l'aigua


Diversos militants de la CUP Poble Actiu de l'Àrea Metropolitana de Barcelona s'han encadenat aquest matí a les portes d'accés del Saló Iwater Barcelona – Saló Internacional del cicle de l’aigua, mostrant cartells defensant la remunicipalització del servei de subministrament de l’aigua i el rebuig a la intervenció d’empreses privades en aquest servei. L'acció s'emmarca dins la campanya “Movem-nos, remunicipalitzem l’aigua”, que es va posar en marxa fa uns dies amb l'aparició enigmàtica d'aneguets a fonts d'arreu del territori. La iniciativa té per objectiu empènyer el govern de Barcelona en Comú, Entesa i PSC a realitzar “passos reals i efectius cap a la recuperació del servei pels municipis metropolitans”, segons una nota de la formació.


Pujol Jr. ingresó 9 millones del puerto de Tarragona en Andorra


La Policía conecta por primera vez la fortuna familiar de los Pujol en Andorra con contratos públicos adjudicados por CiU. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) concluye que una parte del botín oculto en el Principado procede de comisiones que pagó la empresa Euroenergo a cambio de llevarse la adjudicación del almacenaje de combustible en el Puerto de Tarragona. En un nuevo informe al que ha tenido acceso EL MUNDO, los investigadores sostienen que Jordi Pujol Ferrusola «intermedió con su influencia» para que el alto cargo de CiU Lluís Badia Chancho otorgara en 1998 la concesión a esta empresa. La Udef ha encontrado un primer pago de nueve millones de pesetas en las cuentas familiares días después de la adjudicación y sigue el rastro de 22 millones desviados por Euroenergo a FCC porque sospecha que esconden sobornos a la familia que fueron luego abonados a través de una empresa pantalla en el Reino Unido.

Ecolofeixisme: Obren la brossa als veïns de set municipis per multar qui no recicla 'bé'

El Consell Comarcal de la Selva, presidit per l'alcalde de Caldes de Malavella Salvador Balliu Torroella (foto) de la CDC de sempre, està inspeccionant les bosses d'escombraries dels veïns de set municipis selvatans per tal d'identificar aquelles persones que no reciclen correctament, és a dier, que no fan la feina gratis per a les empreses privades que s'enriqueixen amb diners públics amb el reciclatge al seu gust, segons va confirmar ahir el mateix Salvador Balliu. «Les campanyes de conscienciació no han servit per res, perquè la gent segueix tenint mals hàbits", segons el fatxenda ecolo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada