dijous, 17 de novembre de 2016

Horrach: "sería una sorpresa que Cristina de Borbón sea condenada"

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha evitado este jueves valorar las palabras del fiscal del caso Nóos, Pedro Horrach (foto), que considera que se ha vulnerado la presunción de inocencia de la Infanta Cristina, pero sí ha opinado que "sin duda cuando un asunto judicial tiene tanto impacto mediático se crean prejuicios que a veces son negativos". En una entrevista, Catalá ha subrayado que todo el proceso penal se basa en la presunción de inocencia y ha lamentado que haya casos en los que parece haber una presunción de culpabilidad que hay que desmontar.

No obstante, el ministro ha tenido buen cuidado de no pronunciarse sobre las palabras de Horrach, que también dijo este miércoles que sería una sorpresa que Cristina de Borbón sea condenada, y se ha limitado a decir que confía en que los tribunales resuelven basándose en el Derecho y en la información obtenida en el proceso. Así, se ha limitado a decir que "es un tema muy bonito" para el de debate académico cuál es la responsabilidad de una persona que no comete un delito pero puede obtener de él un beneficio económico y ha añadido que lo único que dijo el fiscal Horrach es que no hay precedentes de que se haya condenado a una persona en una situación similar.

Catalá ha remarcado que en los dos años en que él ha sido ministro de Justicia el Gobierno no ha dado ninguna instrucción a la Fiscalía y que ésta siempre actúa con independencia. Es más, cree que si él fuese "tan tonto de hacer eso" se volvería en su contra y los fiscales harían "justo lo contrario" para dejar clara su autonomía, informa Diario de Mallorca.

La Caixa recurrió al empresario Mas Millet para que Manos Limpias salvara a la Infanta

La investigación sobre Manos Limpias ha descubierto una subtrama en las negociaciones que mantuvo el supuesto sindicato de funcionarios con La Caixa para pactar la salvación de la infanta Cristina en el caso Nóos. La UDEF ha detectado que el banco recurrió en octubre de 2015 al abogado y empresario José María Mas Millet (foto) para asegurarse de que Manos Limpias abandonaba la acusación contra la hermana del Rey. Tras recibir el encargo de la entidad, Mas Millet se reunió con el secretario general del sindicato, Miguel Bernad, para pactar la renuncia y facilitarle el documento que debía entregar en la Audiencia Provincial de Palma para hacerla oficial. Sin embargo, Bernad nunca lo presentó.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada