dissabte, 26 de novembre de 2016

Investigan si un cura del Opus mató a su padre en el aniversario de la beatificación de Escrivá

El Juzgado de instrucción número 2 de Murcia investiga la muerte de un anciano del Opus Dei que, tal como le predijo unos días antes un hijo suyo sacerdote de la secta, murió el 17 de mayo de 2015, coincidiendo con el aniversario de la beatificación del fundador José María Escrivá de Balaguer. Además, se procederá a la exhumación del cadáver para verificar, a través del examen del pelo o de otras pruebas viables, si la causa de la muerte fue una sedación forzada, como apunta la hija del fallecido, que presentó una querella. Es decir, se tratará de averiguar si fue un homicidio de su hijo fanático.

Josefina Hurtado es una médica murciana residente en Inglaterra. Su anciano padre, Juan Hurtado, era del Opus Dei y tenía cáncer de pulmón en mayo de 2015, pero cuatro días antes de su fallecimiento anunció a su hijo A. Hurtado (hermano de la doctora), que su otro hermano mayor, F. Hurtado, cura de la Obra, le dijo que moriría el domingo (aniversario de la beatificación del fundador del Opus, José María Escrivá de Balaguer). Y el domingo 17 de mayo del pasado 2015 el anciano murió sin asistencia médica conocida.

Josefina Hurtado interpuso una querella en abril de 2016 contra su hermano mayor y sus presuntos colaboradores por homicidio de su padre y denegación de auxilio por dejarlo morir en casa sin asistencia médica, y caso por saqueo del patrimonio de sus padres, en torno a unos 700.000 euros, para entregárselo al Opus Dei. Han hecho falta varias denuncias, puestas por el abogado José Luis Mazón, para que el caso saliese del bloqueo donde lo tenía la primera juez que asumió el caso.

El Juzgado de instrucción número 2 de Murcia ha decidido aceptar el recurso que el abogado de la parte querellante había formulado contra la negativa de la anterior juez a citar a declarar a los testigos más relacionados con los hechos, y así comparecerán el médico del 112 que visitó al anciano dos días antes de la muerte y que lo examinó sin signos de muerte cercana, el médico que certificó la muerte, el oncólogo de pulmón que atendió a Juan Hurtado al comienzo de su enfermedad, y otro oncólogo que asumió luego la atención del anciano, según informa dicho diario digital.

Tras las declaraciones, que continuarán con las del hijo menor del fallecido, la médica de cabecera del anciano y las dos cuidadoras que estaban a cargo de Juan, declarará el hijo mayor, cura del Opus, en calidad de investigado. La juez anuncia que posteriormente se procederá a la exhumación del cadáver para verificar, a través del examen del pelo o de otras pruebas viables, si la causa de la muerte fue una sedación forzada, como sugiere la querellante, informa Vega Media Press.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada