diumenge, 20 de novembre de 2016

La sede de CDC será pisos de lujo

Cambio radical en el número 331 de la calle Còrsega. El edificio que hasta el año pasado era la sede de Convergència y que fue el aval que depositó el partido como fianza en el juzgado por el caso Palau se convertirá en una finca residencial con once viviendas de gran lujo. La bandera catalana y el logotipo del partido darán paso a una fachada totalmente renovada con amplias ventanas de las que asomarán unas grandes macetas rojas. Las paredes de los despachos utilizados hasta hace poco por los dirigentes convergentes irán al suelo para convertirse en espaciosos pisos de alto standing de entre 200 y 400 metros cuadrados. Un inversor asiático transformará el edificio en una finca residencial con 11 viviendas, cuatro de ellas con piscina.

El edificio fue adquirido en abril del año pasado por Platinum Estates, un grupo inversor de Hong Kong. Prácticamente desde entonces se ha estado trabajando en el proyecto, aunque Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) no acabó la mudanza hasta hace tres meses. Con el edificio vacío, tras el verano se ha acelerado todo. Ya han empezado los trabajos de limpieza y actuaciones menores de derrumbe a la espera de la licencia para cambiar los usos de oficinas a residencial, que previsiblemente llegará en las próximas semanas. Los promotores del proyecto confían en empezar las obras en diciembre. Los trabajos se alargarán unos dos años.

Los primeros residentes del inmueble totalmente reformado se esperan para el segundo semestre del 2018. Los precios de venta están aún por definirse, pero se moverán a partir de los 9.000 euros el metro cuadrado como mínimo, según la inmobiliaria de lujo Coldwell Banker, que se encargará de comercializar las viviendas a partir del primer trimestre del año que viene. Así las cosas, el precio de partida del piso más económico rondará los dos millones de euros. El más caro podría superar perfectamente los cuatro millones.

La rehabilitación dará como resultado una reconversión total de los más de 4.000 metros cuadrados que ocupaba CDC. Las divisiones interiores se modificarán por completo para adaptarse a las nuevas necesidades. En la planta baja habrá una vivienda con patio interior y piscina privada que tendrá una entrada y parking individual desde la calle Santa Teresa, en el lateral del edificio. No será la única vivienda con piscina particular. También habrá en la cuarta planta, en la sexta –especialmente atractiva por su tamaño y por la ubicación, en la esquina de las calles Còrsega y Santa Teresa con vistas a paseo de Gràcia– y otra en la séptima, donde un ático dúplex también contará con piscina particular. En total, una comunitaria climatizada y cuatro privadas, “algo muy poco habitual en la zona”, destaca el director de Coldwell Banker en España, Josep Poch.

Además de las once viviendas repartidas en siete plantas, el edificio contará con espacios comunes en la planta baja. Más allá de darse un baño, los residentes contarán con una sauna y un gimnasio. Incluso tendrán una sala de cine. Josep Poch considera que “los detalles cuidados al máximo y el concepto de servicios comunitarios de lujo en una ubicación tan exclusiva hacen la promoción especial”. Los creadores del proyecto han preferido evitar el uso comercial de los bajos y aprovecharlos para el uso y disfrute de los vecinos.

La arquitectura y el diseño del edificio han ido a cargo del estudio Lagranja Design en colaboración con AIA Ingeniería. Aunque por fuera parezca uniforme, realmente son tres edificios que en su momento se conectaron. Cada uno de ellos cuenta con cotas diferentes, y la estructura interna ha obligado a plantear ingeniosas soluciones a los arquitectos e ingenieros. La anodina fachada actual será totalmente modificada. Habrá unos balcones en los que se instalarán unas macetas gigantes rojas que darán un toque de color para acabar con el gris del lugar. “No queríamos una fachada cualquiera, se trata de integrar el edificio con el Eixample tradicional de Barcelona”, explica Gerard Sanmartí, director creativo de Lagranja, que se ha fijado en el edificio modernista que tiene justo en la acera de enfrente, la casa Comalat, construida en 1911.

CDC ocupaba el edificio desde 1998, cuando se lo adquirió a Enher por 625 millones de pesetas de la época. En aquel momento la operación estuvo rodeada de polémica. Desde la oposición se acusó de intercambio de favores entre la compañía eléctrica y el partido del gobierno catalán porque la compraventa se hizo a un precio por debajo del mercado. Ahora la operación de compra ha sido realizada por Platinum Estates, un fondo hongkonés dirigido por el magnate indio Harry Mohihani, que en los últimos años ha comprado diversos inmuebles en Madrid y Barcelona. En la capital catalana también es propietario del edificio Estel de la avenida Roma, que ocupa toda una manzana y fue antiguamente la sede corporativa de Telefónica. Desde hace dos años se están haciendo obras para reconvertirlo en cerca de 200 apartamentos que podrían llegar a ser 400 si la moratoria hotelera se alarga y el proyecto de hotel de lujo previsto en una parte de edificio acaba siendo también apartamentos de alta gama.

La vivienda de lujo es una de las tendencias que están yendo al alza en Barcelona, como explicaba este diario hace dos semanas. El creciente interés que despierta la capital catalana, combinado con la moratoria hotelera, ha hecho que los inversores con proyectos de hoteles apuesten por el uso residencial aunque les sea menos rentable para poder sacar un rendimiento de los edificios. El trajín diario de maletas se cambia por suntuosos apartamentos de lujo que se convierten en la segunda o tercera residencia de extranjeros adinerados y que tienen un impacto económico en el entorno mucho más bajo del que genera un hotel.

Pese a ello, en este caso, según Josep Poch, “se prevé que la mayoría de loa compradores de la promoción de Còrsega sean millonarios barceloneses que buscan una nueva residencia en lugar de extranjeros”. Por los precios y el tipo de promoción, la antigua sede de CDC competirá en la liga del máximo lujo de Barcelona, donde actualmente el producto estrella es el edificio Winterthur de la plaza Francesc Macià, que espera a sus primeros inqui­linos previo desembolso de seis ­millones de euros como mínimo.

Fuentes del grupo inversor Platinum dicen que para ellos el proyecto del edificio de Còrsega es relativamente pequeño y no dan ninguna importancia al morbo que supone para los catalanes el hecho de que se vayan a construir viviendas de lujo en la que fue la sede de CDC. La formación política, antes de bautizarse con el nuevo nombre, también se cambió de ubicación y desde el verano está en un edificio de 2.400 metros cuadrados en la calle Provença con paseo de Sant Joan adquirido por 6,4 millones de euros. El precio de la venta del inmueble de Còrsega al fondo inversor de Hong Kong no ha trascendido. Al hacer efectiva la operación de venta, el partido se vio obligado a presentar como aval una quincena de sedes locales repartidas por toda Catalunya, informa La Vanguardia.

FCC defraudó 800.000 euros a Barcelona falseando datos

La delegación en Barcelona de FCC Servicios Ciudadanos ha manipulado en los últimos años datos de la gestión del servicio de limpieza viaria y retirada de residuos urbanos con el objetivo, presuntamente, de hinchar irregularmente sus ingresos a costa del Ayuntamiento de Barcelona.

La GC destapa más amaños al 3% de CDC en 2015

La investigación sobre la trama del 3% de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) ha conseguido identificar otra decena de contratos públicos que presuntamente fueron amañados por sus dirigentes, para beneficiar a las empresas que financiaban ilegalmente al partido. Las pesquisas, efectuadas por agentes del Instituto Armado de la Comandancia de Tarragona y dirigidas por la Fiscalía Anticorrupción, han descubierto además que las irregularidades se habrían estado produciendo hasta solo semanas antes de que estallara en julio de 2015 la primera fase de la llamada operación Petrum, con la detención de tres miembros de la familia Sumarroca, propietaria de la constructora Teyco.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada