dimarts, 8 de novembre de 2016

La UE avala la nacionalización de bancos para defender la estabilidad financiera

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea considera legal que las autoridades de un Estado miembro nacionalicen una entidad bancaria en caso de grave perturbación de la economía y si está en riesgo la estabilidad del sistema financiero aunque la decisión se tome en contra de la opinión de los accionistas. Así lo han señalado los jueces en una sentencia dictada este martes sobre la nacionalización del banco irlandés ILP. A raíz de la crisis financiera desatada en 2008, el gobierno irlandés se vio obligado a nacionalizar el ILP para evitar la quiebra de la entidad bancaria. Varios accionistas presentaron una demanda alegando que la decisión vulneraba la legislación comunitaria y que se había tomado sin el acuerdo de la junta general de accionistas. Los jueces irlandeses decidieron remitir el caso ante el Tribunal de Justicia de la UE que este martes ha dado la razón a las autoridades irlandesas.

Según la corte, y tras valorar los intereses en juego, la decisión adoptada por el gobierno irlandés “era el único medio de garantizar, para el 31 de diciembre de 2011, la recapitalización de ILP necesaria para evitar la insolvencia de la entidad financiera y prevenir una seria amenaza para la estabilidad financiera de la Unión”. Los jueces reconocen que aunque la directiva cuestionada pretende asegurar una equivalencia mínima entre accionistas y acreedores de sociedades anónimas, en casos excepcionales los gobiernos deben poder tomar medidas como la adoptada en el caso irlandés.

Y, de hecho, “la directiva no se opone a una medida excepcional que las autoridades nacionales adopten en una situación de grave perturbación de la economía y del sistema financiero de un Estado miembro sin la autorización de la junta general de una sociedad con el fin de evitar un riesgo sistémico y garantizar la estabilidad financiera de la Unión”, señala la corte. Es decir, pese al interés público de garantizar la protección de los accionistas y acreedores, este interés no puede prevalecer sobre el interés público de la estabilidad financiera, informa El Periódico.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada