dilluns, 21 de novembre de 2016

Pekín abre la línea de comunicación cuántica más larga del mundo

La línea de comunicación cuántica más larga del mundo, de una longitud de 712 kilómetros, ha entrado en servicio este domingo en el este de China. La línea, que de momento cuenta con 11 estaciones y conecta Hefei, capital de la provincia oriental china de Anhui, con Shanghai, forma parte del proyecto de construcción de una red de comunicación cuántica que unirá los 2.000 kilómetros que separan Pekín de Shanghai. En agosto China lanzó con éxito el primer satélite de comunicación cuántica del mundo, que durante su misión de dos años intentará establecer comunicaciones cuánticas y se encargará de estudiar el fenómeno físico del entrelazamiento cuántico.

Las comunicaciones cuánticas hacen más seguro el proceso de transmisión de datos al utilizar un método único de codificación de mensajes, haciendo que su contenido cambie de manera impredecible en caso de ser interceptado, informa Xinhuanet.


China ha lanzado este lunes el primer satélite diseñado para establecer una comunicación cuántica ultrasegura. El despliegue se llevó a cabo desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan en el desierto de Gobi. Experimentos Cuánticos a Escala Espacial (QUESS, por sus siglas en inglés), llevará experimentos relacionados con la distribución de alta velocidad de claves cuánticas indescifrables del espacio a la Tierra. El primer satélite de comunicación cuántica se llama Micius (en inglés), en homenaje a un antiguo filósofo y científico Chino apodado Mozi.


La cápsula espacial china Shenzhou-11 se ha acoplado con éxito al laboratorio orbital Tiangong-2. Ambas naves se encontraron en una órbita de 393 kilómetros sobre la Tierra. Al frente de la misión: dos astronautas chinos, para quienes el laboratorio será su casa durante 30 días. Se trata de la sexta misión tripulada y la más larga hasta la fecha llevada a cabo por la República Popular.


Se trata de una cumbre del G-20 con un nuevo formato. En Lima, Perú, se reunirán 21 jefes de Estado de APEC, Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, entre el 17 y el 20 de noviembre. Pero precisamente un político ausente juega el papel más relevante: Donald Trump. "Este encuentro tiene lugar en un clima de incertidumbre”, comenta Klaus-Juergen Gern, experto en países emergentes y mercados de materias primas del Instituto de Economía Mundial (IfW). 


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada