dimecres, 30 de novembre de 2016

Tsipras: "La Cuba de Fidel nos enseñó que el camino al socialismo no está cubierto de rosas"

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, aseveró que desde la Plaza de la Revolución en La Habana despidieron a un gran revolucionario del siglo XX y a un símbolo internacional de la lucha y la resistencia. El líder griego afirma que Fidel Castró le enseñó al mundo que la lucha por las transformaciones sociales es permanente. "Despedimos al Fidel de los pobres, de los humildes, de los oprimidos, de los que jamás se rinden, el Fidel que pertenece a todos los rincones de este planeta, el Fidel que pertenece a la historia", expresó frente a la multitud de cubanos que se concentraron en la Plaza de la Revolución para dar el último adiós a su líder. Adiós masivo a Fidel.

Tsipras indicó que pese a la distancia geográfica, los griegos comparten los valores e ideales por los que luchan los cubanos. "Porque al igual que el pueblo cubano en los momentos críticos de su historia, el pueblo griego no vaciló en luchar contra los adversarios por su dignidad y sus derechos", dijo. "Libertad o muerte fue el lema de la Revolución Griega de 1981, patria o muerte fue el lema de Revolución Cubana de 1959", destacó el mandatario. "La Cuba de Fidel nos enseñó que el camino al socialismo no está cubierto de rosas, está lleno de dificultades, reveses y altibajos, hemos aprendido de él de sus logros y sus reveses", manifestó Tsipras.

Asimismo, resaltó que Fidel "nos enseñó que la lucha por las transformaciones sociales es una lucha permanente", que requieren sacrificio como el del pueblo cubano que ha resistido un bloqueo económico, financiero y comercial por parte de Estados Unidos por más de medio siglo. "Tal vez en Europa no podamos imaginar las dificultades que ustedes han tenido que soportar, pero nosotros también tenemos nuestras propias fuerzas opresoras".

Tsipras recordó que Fidel deja un valioso legado al pueblo cubano "en la educación, erradicación del analfabetismo, la salud, su nivel superior de ciencia y cultura, también deja un valioso legado a todos los pueblos porque inspiró los cambios en América Latina", informa TeleSur.

Adiós masivo a Fidel

La Habana ha vivido este martes (madrugada del miércoles en España) una de las mayores concentraciones que se recuerdan desde el triunfo de la Revolución, hace 57 años. Una enorme multitud se fue congregando desde las 13.00 horas, hora local (seis horas más en España) para honrar la figura del que ha sido el líder histórico de la Cuba comunista, Fidel Castro. El acto, que empezó pasadas las siete de la tarde, se llevó a cabo en la plaza de la Revolución, lugar conocido, entre otras cosas, por ser el escenario donde Fidel pronunció la mayor parte de sus más memorable discursos.

El acto de homenaje, que se prolongó casi cuatro horas, consistió en sucesivos discursos pronunciados por parte de los 50 jefes de Estado y de Gobierno que acudieron a La Habana para rendir su último homenaje al fallecido líder cubano. En total hablaron una veintena de representantes de cuatro continentes. El último en hacerlo fue Raúl Castro, que asumió el cargo de jede de Estado en el 2006 tras dejarlo por enfermedad su hermano Fidel. "Para tranquilidad de todos yo soy el último orador", empezó diciendo Raúl y tras hacer un repaso de parte de los acontecimientos más significativos del liderazgo de su hermano Fidel acabó con la consigna "hasta la victoria siempre".

Antes de Raúl tomaron la palabra, entre otros, los presidente de Ecuador, Rafael Correa, que condenó el "criminal embargo" de medio siglo que sufre la isla caribeña, el de Suráfrica, Jacob Zuma, que agradeció el apoyo militar cubano a la independencia de algunos países africanos, el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, que alabó la figura del que calificó como "gran revolucionario del siglo XX", y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que, junto al de Nicaragua, Daniel Ortega, fue el que pronunció el discurso más largo y grandilocuente.

Atilio Boron: Fidel, los fascistas y un desborde de la imaginación

Lágrimas hay de diversos tipo. Algunas, las más corrientes, son de tristeza. Otras resuman melancolía. Hay otras que expresan la indignación y la impotencia ante una ofensa que no puede ser contestada o reparada. Pero hay algunas, que me embargan por momentos, que ponen de manifiesto un impulso criminal que sólo por un arduo esfuerzo de mi conciencia logro controlar y apaciguar. Me pasó hace unos minutos cuando vi las fotos de la gusanera de Miami, celebrando la muerte de Fidel; o cuando veo a los fascistas dispuestos a que Venezuela regrese a la edad de piedra con tal de acabar con el chavismo (¡cosa que no lograran!); o cuando leo las declaraciones de Donald Trump y otros de su pelaje diciendo barbaridad y media sobre Fidel y la Revolución Cubana, así con mayúsculas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada