divendres, 23 de desembre de 2016

Abatido en Milán el sospechoso del ataque de Berlín

El sospechoso de cometer el atentado de Berlín, Anis Amri, murió hoy tras un tiroteo con la Policía italiana. La Policía de Milán (Italia) abatió al hombre sospechoso de haber perpetrado el ataque contra el mercado navideño en Berlín, según una fuente en las fuerzas de seguridad. Durante el tiroteo que mantuvo con los agentes policiales, el delincuente tunecino, Anis Amri, gritaba "Dios es grande", reporta el diario 'La Repubblica'. El ministro italiano de Interior, Marco Minniti, confirmó la muerte del sospechoso y dijo que hay un policía herido.

Según ha confirmado el ministro del Interior italiano Marco Minniti el joven tunecino de 24 años fue abatido por la policía durante la madrugada del viernes en Milán después de abrir fuego al grito de “Allahu Akbar” (Alá es grande) contra dos agentes que realizaban un control rutinario en la ciudad italiana. El político ha remarcado que el hombre abatido es “sin duda” Amri, ya que sus huellas dactilares coinciden con las proporcionadas por las autoridades alemanas que se encontraron en la puerta del conductor del camión que el pasado lunes arrolló el mercadillo navideño de Breitscheldplatz matando a 12 personas y dejando a otras 48 heridas. La policía italiana también se ha servido del reconocimiento facial para identificar al sospechoso abatido.

Según las primeras informaciones apuntadas por medios milaneses, Amri habría sido abatido a las tres de la madrugada del viernes tras intentar esquivar un control rutinario de la policía en la Plaza 1 de Mayo, en el distrito norteño de Sesto San Giovanni de Milán. Los policías le pidieron identificarse pero Amri no obedeció y abrió fuego contra los agentes, hiriendo a uno de los dos en el hombro. La policía respondió matando al sospechoso, quien más tarde ha sido identificado por las autoridades. En el bolsillo del principal sospechoso del atentado en Berlín se encontraron billetes de tren que han permitido a la policía reconstruir parte de su escapada. Amri estuvo en la localidad francesa de Chambéry, desde donde viajó hasta Turín, Italia. Desde ahí se dirigió a la estación central de trenes de Milán, donde se encontró a los agente que pusieron fin a una persecución que ha durado cuatro días.

¿Cómo el hombre más buscado de todo el continente pudo escaparse de Alemania, llegar a Francia y después a Italia sin que nadie lo detuviera? Esta es otra de las incógnitas que las autoridades policiales, muy cuestionadas, deberán esclarecer. La prensa italiana también apunta que Amri llegó a Milán en busca de un lugar donde esconderse y se especula sobre la posibilidad de que tuviese contacto con una red yihadista del país. Precisamente en Italia, el joven se radicalizó durante su estancia en la prisión tras su llegada en el año 2011.

Poco antes del anuncio de su muerte, las informaciones sobre su paradero seguían siendo confusas. La policía danesa había afirmado ver en la localidad de Aalborg a una persona que concordaba con la descripción del terrorista proporcionada por las autoridades alemanas. Durante la tarde del jueves se especuló que Amri aún podría encontrarse en Berlín, ya que se hicieron públicos vídeos en los que el joven de tan sólo 24 años aparecía siete horas después del atentado en una mezquita situada en el barrio berlinés de Moabit.

Tras la confirmación de la muerte de Asis Amri, el atentado de Berlín escenifica de nuevo patrones terroristas que ya se han repetido en otros casos. Un sujeto radicalizado por el yihadismo, pasado con antecedentes penales y pequeños delitos, fichado por la policía, errores que evitan su detención, huída, caza y muerte en un tiroteo posterior. La fiscalía alemana y la investigación que se está llevando a cabo aún no ha confirmado oficialmente que Amri sea el autor material del peor atentado terrorista que ha vivido nunca la capital alemana. La reivindicación del grupo autodenominado Estado Islámico tampoco ha sido contrastada.

"Riad financió a los terroristas en la UE"

Los medios germanos han difundido información filtrada por la inteligencia del país, según la cual Arabia Saudí, Kuwait y Qatar proporcionaron apoyo financiero a los grupos extremistas en el territorio de Alemania, escribe Vesti. Süddeutsche Zeitung, NDR y WDR informaron sobre al aumento del número de adhesiones al salafismo radical en Alemania, advirtiendo que esta ideología ya tiene más de 10.000 seguidores en el país. El Servicio Federal de Inteligencia de Alemania —Bundesnachrichtendienst, abreviado BND— y la Oficina Federal para la Protección de la Constitución —Bundesamt für Verfassungsschutz, abreviado BfV— acusan a los países del golfo Pérsico de la financiación de mezquitas, escuelas religiosas y predicadores islámicos que propagan esta ideología. Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, insta a prohibir el burka en cualquier lugar del país "donde sea legalmente posible". Foto del presunto terrorista del atentado de Berlín en búsqueda y recompensa de 100.000 euros.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada