dimarts, 6 de desembre de 2016

China e Irán exigen la implementación del acuerdo nuclear

Beijing y Teherán han urgido "a todos los países implicados en el acuerdo sobre el programa nuclear iraní a cumplir con el pacto". La declaración conjunta se ha producido poco después de que el Congreso de Estados Unidos votara abrumadoramente a favor de extender las sanciones contra Irán. Ayer lunes, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, ha visitado a su homólogo chino, Wang Yi, en Beijing, después que el jueves de la semana pasada, el Senado estadounidense aprobara de forma unánime una extensión de 10 años de la Ley de Sanciones contra Irán. China insta a Estados Unidos a respetar la política de “Una sola China”.

El resultado de la votación fue de 99 a favor y ninguno en contra. Semanas antes, la Cámara de Representantes de EE. UU. aprobó la extensión de la ley con 419 votos a favor y 1 en contra. El ministro de Relaciones Exteriores de Irán se halla en China de visita oficial, acompañado por una amplia delegación de representantes de negocios con el fin de impulsar la cooperación económica.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, ha ofrecido a su homólogo una cálida bienvenida, tras lo cual ambos procedieron a inaugurar la primera Reunión Anual de Ministros de Relaciones Exteriores China-Irán. Ambos hablaron sobre la extrema importancia que conceden a la visita a Irán del presidente de China, Xi Jinping, en enero de este año, que sirvió para firmar acuerdos a fin de aumentar el comercio bilateral hasta los 600 mil millones de dólares durante los próximos 10 años.

Zarif también habló sobre el impulso a la cooperación en energía, transporte, infraestructura y contraterrorismo. Los dos cancilleres acordaron profundizar la cooperación para el desarrollo conjunto en el marco de la iniciativa china de la Franja y la Ruta. Tras la reunión, los dos ministros hablaron ante la prensa y pusieron de relieve que todas las partes deberían hacer esfuerzos conjuntos para seguir avanzando en la implementación del Plan Integral de Acción Conjunta.

Wang destaca: "El Plan Integral de Acción Conjunta es un acuerdo internacional entre seis países e Irán. Está reconocido por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. De este modo, garantizar la completa implementación del acuerdo es una responsabilidad conjunta y común de todas las partes implicadas y no debería verse afectado por ningún cambio en el contexto nacional de los países involucrados". El Plan Integral de Acción Conjunta fue firmado en julio de 2015 y entró en vigor en enero de este año. El acuerdo sirvió para eliminar una serie de sanciones internacionales a cambio de limitar el programa nuclear iraní.

Zarif asegura que China jugó un papel constructivo en la firma del acuerdo:"Irán y China trabajaron estrechamente durante la negociación y la firma del acuerdo nuclear iraní. China jugó un papel crucial durante el proceso. El Plan Integral de Acción Conjunta es un acuerdo multilateral y todos los países implicados tienen la obligación de implementarlo por completo. Irán no permitirá a ningún país emprender acciones unilaterales que violen el acuerdo y, si eso sucede, Irán tiene el derecho a responder."

Desde la firma y entrada en vigor del acuerdo integral sobre la cuestión nuclear iraní, las relaciones entre China e Irán han visto surgir nuevas oportunidades de desarrollo. Ambos países han acordado impulsar los acuerdos alcanzados a raíz de la visita del presidente chino a Irán e incrementar, en el futuro, la conectividad y la cooperación sobre capacidad industrial, informa CCTV.

China insta a Estados Unidos a respetar la política de “Una sola China”


China ha instado este lunes a Estados Unidos a respetar la política de "Una sola China" y los comunicados conjuntos de los dos países tras la conversación telefónica que ha mantenido el presidento electo de Estados Unidos, Donald Trump, con la líder de Taiwan, Tsai Ing-wen.

El portavoz del Ministerio de RR.EE. de China, Lu Kang ha dicho: "Los asuntos relacionados con Taiwan son los temas más sensibles en la relación entre China y Estados Unidos. Desde que se establecieron las relaciones diplomáticas hace casi 40 años, China y Estados Unido han desarrollado buenas relaciones y la razón fundamental de esto es que Estados Unidos generalmente respeta la política de 'Una sola China' y los principios de los tres comunicados conjuntos entre China y Estados Unidos. Esta es una premisa política para la estabilidad y el desarrollo sano de las relaciones entre ambos países así como la cooperación bilateral".

En una serie de tuits, Trump ha defendido su conversación con la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, ante el aluvión de críticas. “La presidenta de Taiwán me llamó hoy para desearme felicitaciones por ganar la Presidencia. Gracias!”, apunta en uno. “Interesante cómo EE UU vende billones de dólares en equipos militares a Taiwán pero yo no debería aceptar una llamada de felicitación”, comenta en otro.

Menos de 24 horas después de la breve charla, el Ministerio de Asuntos Exteriores en Pekín ha presentado una protesta ante “la parte relevante” estadounidense, según anunció en un comunicado. Que se sepa, la conversación de 10 minutos entre ambos el viernes, y acordada previamente entre ambas partes a instancias de Taiwan en un evidente gesto de propaganda de cara a su galería interna, es la primera de un presidente estadounidense, aunque electo pero no en ejercicio, con la jefatura de Taiwán desde que Washington rompió oficialmente sus relaciones diplomáticas con el gobierno fascista en 1979, tras establecerlas con la R.P. de China.

La política exterior hacia Asia que ha mantenido desde entonces EEUU observa el principio de “una sola China”, que le permite reconocer a Pekín como representante de China y mantener al mismo tiempo relaciones con Taipei, de hecho una colonia económica de Japón y EEUU. Es un principio fundamental para Pekín, que considera a Taiwán parte inalienable de su territorio.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada