dissabte, 10 de desembre de 2016

China es ya el primer inversor mundial y en España

Estados Unidos ha perdido su cetro de rey de la economía. Solo ha pasado cuatro veces en la historia y 2016 va a ser la quinta. Si nada lo remedia, China se lo va a arrebatar. El país asiático se ha destapado este año como el gran comprador a escala mundial. Las empresas chinas han sacado la billetera y han esparcido más de 200.000 millones de euros para tomar posiciones en compañías de distintas partes del globo. Y eso es mucho más del doble de lo que gastaron el año pasado. El resultado es que Estados Unidos no lidera en estos momentos la clasificación de país que más dinero ha desembolsado en fusiones y adquisiciones en el exterior, según los datos de Dealogic. Por primera vez, China está a la cabeza y desbanca a EEUU como primer comprador a escala mundial con un volumen de inversión que alcanza los 2.650 millones.

De todo el dinero desembolsado desde el país asiático, casi 89.000 millones han terminado en Europa, una cantidad que también es récord y que triplica lo invertido el año pasado. Pero el reparto entre países ha sido desigual. China ha dado un paso atrás en Italia, donde su presencia en operaciones corporativas se ha desplomado, mientras que en Francia y Reino Unido se ha mantenido alta, aunque lejos de sus mejores momentos. A España solo ha llegado una mínima parte de la lluvia de millones que ha movido China este año y aun así ha sido suficiente para romper todos los registros. Los 2.650 millones de euros invertidos en la compra de participaciones en empresas españolas multiplican por 14 el volumen del año pasado y suponen un 355% más que en el mejor ejercicio de China en el país hasta la fecha, que fue 2014.

Todo ello, gracias fundamentalmente a una operación: la venta por parte de ACS de su filial Urbaser a la china CNTY, por la que esta última pagará un precio de entre 1.164 y 1.399 millones de euros, lo que supone dar un valor a la empresa comprendido entre 2.212 y 2.463 millones. A esa compra, todavía no materializada, se han unido otras 10 transacciones de empresas chinas en España en lo que va de 2016, según el registro de Dealogic. La conservera Albo es desde este verano propiedad de Shanghai Kaichuang, mientras que el fondo de capital riesgo de Ángel Corcóstegui (Magnum Capital) puso sus ojos en la también china JSTI para vender su participación en Eptisa Servicios de Ingeniería.

La suma total desembolsada por empresas chinas en operaciones corporativas en España en lo que va de año es suficiente para que el volumen nacional supere con creces al italiano. Sin embargo, se queda muy lejos de lo invertido en Reino Unido o Alemania, y es la mitad que en Francia. Está claro que España está lejos de ser el principal destino en Europa del dinero chino, pero tampoco las empresas chinas son la primera opción de las españolas a la hora de venderse.

Pese al fuerte impulso que han dado las firmas de ese país a sus compras en España, China dista mucho de ser el principal inversor en territorio nacional. Alemania está muy alta en el podio este año, después de que el grupo sanitario germano Fresenius Helios se haya hecho con Quironsalud por 5.760 millones de euros. También Estados Unidos está claramente por delante de China en la compra de empresas españolas: solo la adquisición del 20% de Gas Natural por parte del fondo GIP ya le concede más de 3.800 millones de euros de volumen, informa Expansión.

China compra el pub más famoso de Inglaterra

Tras adquirir la cadena de cine Odeon, hacerse con equipos de fútbol como el Aston Villa y participar en infraestructuras como el aeropuerto de Heathrow, la central nuclear Hinkley Point y la red de distribución de gas en el país, el capital chino alcanza ya a los más tradicionales y linajudos pubs ingleses. SinoFortone, una firma de inversión respaldada por la República Popular de China, ha alcanzado un acuerdo para adquirir The Plough at Cadsden por unos dos millones de libras (2,36 millones de euros), con el objetivo de trasladar el formato de hostelería de este pub a su propio país. The Plough es posiblemente la taberna tradicional más conocida de Inglaterra. Ubicada en el condado de Buckinghamshire, es un punto habitual de relax para los primeros ministros, ya que está muy cerca de Chequers, la residencia campestre oficial de los 'premiers' de la monarquía.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada