divendres, 9 de desembre de 2016

Corea: La fascista Park Geun-hye, destituida por corrupción

El Parlamento de Corea del Sur ha aprobado este viernes, con más de dos tercios de los votos, la destitución de la presidenta del país, Park Geun-hye, implicada en el grave escándalo de la "Rasputina coreana". El "sí" al proceso de destitución ganó con 234 papeletas a favor, 56 en contra y 9 abstenciones en una sesión en la que votaron 299 de los 300 representantes de la Asamblea Nacional. La pelota cae ahora en el tejado del Tribunal Constitucional, donde al menos 6 de sus 9 jueces deben dar el visto bueno a la decisión del Parlamento, en un proceso que llevaría 180 días como máximo.

A la espera de la decisión del Constitucional, la presidenta será desposeída inmediatamente de todos sus poderes al frente del Estado, desde el control del Ejército hasta el derecho a veto o decisiones sobre política exterior. Después de recibir oficialmente la resolución de la Asamblea Nacional, Park deberá ceder los poderes al primer ministro, Hwang Kyo-ahn, que tomará provisionalmente las riendas del país. La histórica decisión del Parlamento fue celebrada efusivamente por cientos de detractores de la presidenta concentrados a las puertas de la Asamblea Nacional. Millones de personas han salido a las calles en las últimas semanas para exigir la destitución de la presidenta.

La jefa de Estado fue señalada por los fiscales como "cómplice" de su amiga Choi Soon-sil, que presuntamente creó una red para recaudar decenas de millones de dólares de grandes empresas del país -mediante extorsión o a cambio de favores- y posteriormente se apropió parte de los fondos. La "Rasputina", hija del controvertido líder de una secta religiosa fascista que fue mentor de Park, también editaba discursos de la presidenta, decidía su vestuario y se cree que pudo intervenir en asuntos de Estado a pesar de no tener cargo alguno, informa eldiario.es.

Fiscalía de Corea del Sur registra, por corrupción del gobierno, a los grupos SK y Lotte

La fiscalía de Corea del Sur llevó a cabo una redada el jueves en el ministerio de finanzas y las sedes centrales de los grupos surcoreanos SK y Lotte para confiscar documentos sobre las operaciones de exención de impuestos ligadas a la corrupción del gobierno. Las dos compañías más poderosas del país han sido atrapadas en medio del escándalo de corrupción que envuelve a la presidenta Park Geun-Hye, acusadas de hacer ingentes donaciones a fundaciones que se encuentran bajo el control de la confidente secreta de la presidenta, Choi Soon-Sil, con el objetivo de conseguir licencias estatales lucrativas para negocios libres de impuestos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada