dimarts, 13 de desembre de 2016

El PP quiere a Ciudadanos para no subir las pensiones

La Mesa del Congreso debate este martes la relación del poder legislativo con el Gobierno, cuando este último decide vetar acuerdos parlamentarios con el argumento de que tienen implicación en el presupuesto. Sobre la mesa hay 14 nuevos vetos planteados por Moncloa y, entre ellos, el que podría impedir adaptar las pensiones de 2017 a la subida del IPC. El PP quiere apoyarse en Ciudadanos para hacer valer su intención de impedir la subida de las pensiones del 1,2% para 2017 que propone la oposición. Albert Rivera no quiere desvelar qué harán en esa reunión: "No se ha tomado una decisión. Queremos ver los informes que se presentan en la reunión y las alegaciones que van a plantear el resto de formaciones", aseguran fuentes del grupo parlamentario de Ciudadanos.

El voto de Ciudadanos es crucial para que el PP consiga imponer sus decisiones en la Mesa del Congreso. Sin el apoyo de la formación naranja de nada le vale a Rajoy la férrea mano con la que Ana Pastor dirige los debates más intensos en la Cámara y en las reuniones internas del Parlamento. Se da la paradoja de que la formación de Rivera ya apoyó levantar dos vetos del Gobierno: el referente a la Lomce y el del proyecto de ley sobre trabajadores subcontratados. Ambas iniciativas continúan a día de hoy su tramitación parlamentaria, mientras en Gobierno ha presentado un nuevo escrito solicitando que el Parlamento reconsidere seguir haciendo oídos sordos a los vetos. La ley es clara sobre las atribuciones del Gobierno para vetar leyes. Cuando las propuestas aprobadas por el Parlamento tengan algún efecto sobre el presupuesto (fundamentalmente incrementos de gasto no previstos), el Ejecutivo tiene potestad para frenarlas en seco.

Sin embargo, entre los grupos de la oposición se ha extendido la sospecha de que Rajoy está apoyándose en este mecanismo para frenar iniciativas que no varían ni un céntimo las previsiones de gasto. En esta idea es en lo que se centran los socialistas para reclamar que la petición de subida de las pensiones continúe su trámite parlamentario. La petición de aumento se refiere a las pensiones que empezarán a cobrarse el 1 de enero de 2017. El PSOE entiende que esa subida no tiene efecto alguno sobre el presupuesto vigente (el de 2016). En este punto se halla la mayor divergencia.

La postura de Ciudadanos será crucial en una pelea en la que el Gobierno se juega algo más que un nuevo quiebro en sus equilibrios parlamentarios. Los socialistas aseguran que Rajoy se está jugando el pacto tácito que mantiene con el presidente de la gestora para la aprobación de medidas estratégicas como el techo de gasto. "Con los vetos se están jugando el pacto", asegura a eldiario.es uno de los principales portavoces de la gestora socialista. En este contexto, la cuarta fuerza en el Parlamento vuelve a confirmarse como la dueña de la llave de un Gobierno que, en palabras de Rajoy, "gobierna día a día", informa eldiario.es.

4,7 millones de pensionistas cobran menos del salario mínimo

4,7 millones de pensiones, prácticamente la mitad de los 9,3 millones que se abonan mensualmente, cobran cuantías inferiores a la que fija el salario mínimo, situado en 655 euros hasta ahora y en 707 a partir del año próximo. Según las estadísticas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, casi 700.000 pensionistas cobran al mes cantidades inferiores a los 300 euros. Los hay jubilados, sí, aunque en este tramo prevalecen aquellos que cobran pensiones de orfandad o en favor de familiares. Pero es en el siguiente tramo donde se concentra mayor cantidad de personas. 3,5 millones de pensionistas reciben cuantías mensuales de entre 300 y 648 euros. Es más: son casi dos millones, el 23% del total, los que cobran entre 600 y 648 euros.

Juan Torres: "Las pensiones serán insostenibles en España si siguen bajando los salarios"

Las pensiones públicas serán insostenibles si los sueldos siguen cayendo "al nivel y a la velocidad que lo hacen en España", porque los salarios son su "principal fuente de alimentación" a través de las cotizaciones a la Seguridad Social, según explica el economista Juan Torres López. El catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla y autor de numerosos artículos y libros afirma que "la cuestión demográfica no tiene por qué afectar negativamente a las pensiones si hay un nivel de empleo mínimo y adecuado, y una participación de los salarios sobre la renta nacional importante".

El ataque nazi a las pensiones se extiende por toda la UE

Europa sufre desde hace tiempo lo que los demógrafos denominan "invierno demográfico" que no es otra cosa que el envejecimiento acelerado de la población a causa de la falta de nacimientos, precisamente como consecuencia de las políticas fascistas neoliberales, la miseria generalizada y la depauperización de la clase trabajadora expoliada por una oligarquía de ladrones, genocidas y nazis que copan los gobiernos de Europa, amparándose en leyes electorales tan fascistas como antidemocráticas, y mientras los supuestos partidos de izquierda se miran el ombligo y se preocupan solamente por los supuestos derechos de transexuales, homosexuales y sus amigos de juerga.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada