dijous, 15 de desembre de 2016

El Síndic investiga el servicio de urgencias del Vall d’Hebron

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha abierto una investigación sobre el servicio de urgencias del hospital Vall d’Hebron después del aumento de pacientes en espera el pasado 12 de diciembre y pide al Departament de Sanitat respuestas sobre las recomendaciones pendientes que le había sugerido. El pasado día 12 de diciembre, Vall d’Hebron alcanzó un pico de hasta 80 pacientes que tuvieron que esperar en los pasillos para ser ingresados habiendo sido ya diagnosticados y con una cifra de 150 usuarios más de los habituales durante el día en las instalaciones. Según un comunicado del Síndic de Greuges, la institución ha notificado al conseller de Sanitat, Toni Comín, la apertura de una actuación de oficio, además de solicitar una reunión para evaluar la situación actual y recibir información directa de todos los hospitales catalanes, y en especial del de Vall d’Hebron.

Ribó considera que la situación “podría ir más allá de hechos puntuales y la presencia de personas en camilla en los pasillos de la unidad de urgencias podría convertirse en un escenario habitual”, por lo que pide información sobre las actuaciones previstas por el departamento para “reordenar las faltas estructurales y de carácter crónico”. El Síndic redactó el pasado mes de abril una resolución con propuestas genéricas de medidas de mejora para toda la red pública de centros hospitalarios con servicio de urgencias recomendando “reforzar y potenciar los dispositivos extrahospitalarios de atención en urgencias” y la habilitación de más camas si era necesario entre otras medidas.

Sobre estas demandas, el defensor del pueblo exige a Comín que exponga qué medidas del documento ha aceptado y por lo tanto cuáles ha aplicado. Respecto a la situación actual en el servicio sanitario, Ribó reclama información sobre cuantos pacientes han sido atendidos por el servicio de urgencias del Vall d’Hebron entre los meses de septiembre y noviembre, además de la media de tiempo de atención a los pacientes y el tiempo previo hasta la asignación de cama en planta.

Rafael Ribó ha abierto también, después de peticiones de distintos usuarios de los servicios de urgencias, una ronda de entrevistas con profesionales y un proceso de recogida de informaciones relativas a las experiencias de los atendidos por la atención sanitaria para que estos últimos puedan trasladar las percepciones del servicio recibido.

Encierros en hospitales madrileños para denunciar la precariedad laboral

Los años más duros de la crisis económica vinieron acompañados de múltiples encierros de profesionales y pacientes para responder a los recortes presupuestarios y a las privatizaciones que tomaba la Comunidad de Madrid y que afectaban a la sanidad pública madrileña. Una práctica que recuperaron los afectados por la Hepatitis C para exigir que se les facilitara su tratamiento y que busca retomar el sindicato MATS. Y todo con un objetivo: “Denunciar la altísima precariedad laboral y la falta de personal”.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada