diumenge, 11 de desembre de 2016

Italia: El PD formará el nuevo gobierno

El presidente italiano, Sergio Mattarella, ha escogido al actual ministro de Asuntos Exteriores, Paolo Gentiloni (foto), para formar un nuevo Gobierno después de dos días de consultas con las diversas formaciones políticas del Parlamento y tras la dimisión el miércoles de Matteo Renzi como primer ministro. Tras ser designado, el nuevo primer ministro ha asegurado que intentará formar gobierno "lo más rápido posible" y que tratará de poner en marcha con brevedad una nueva ley electoral que permita celebrar elecciones. Gentiloni pertenece a la misma formación que Renzi -el Partido Demócrata, de centro izquierda- y, de hecho, se le considera un continuista. En consecuencia, su nombramiento posiblemente significaría pocos cambios en las carteras del Ejecutivo.

Mattarella ha encargado a Gentiloni oficialmente la formación del nuevo Gobierno, petición que el todavía ministro de Exteriores tendrá que aceptar de momento con reservas: antes debe consultar con los partidos que en teoría tendrán que apoyar su propuesta de Gobierno, una vez prepare la lista de personas que dirigirán los diferentes ministerios. Aun así, se prevé que la constitución de un nuevo Gobierno sea rápida. Al menos así lo ha solicitado el propio presidente de la República, quien destacó que Italia "necesita un Gobierno en tiempo breve" porque hay "plazos y compromisos que se tienen que respetar a nivel interno, europeo e internacional". Sin ir más lejos, el próximo jueves se celebra el Consejo Europeo y, para esa fecha, Italia ya debería contar con un primer ministro.

Así pues se calcula que Gentiloni podría presentar su lista de posibles ministros este mismo martes, aunque después necesitará obtener la confianza de las cámaras del Parlamento. En todo caso, se prevé que conseguirá el apoyo de las mismas fuerzas que ya sustentaban el precedente Ejecutivo, porque los otros partidos ya han anunciado que descartan la posibilidad de formar un Gobierno de gran coalición, que es lo que Renzi pretendía tras su dimisión.

Por su parte, Matteo Renzi ha enviado sus mejores deseos al candidato que en las próximas horas le sustituirá al frente del Gobierno. En un mensaje publicado en Facebook, el político florentino agradece el apoyo recibido durante su legislatura y asegura que ahora se dedicará a estar con su familia. "A quien venga a la sede del Gobierno después de mí, le dejo mis mejores deseos y todo mi apoyo: nosotros estamos para (servir a) Italia, no contra los demás", escribió. Además, reconoce que sufrió anoche cuanto tuvo que "cerrar las cajas" para recoger sus pertenencias de Palacio Chigi, sede del Ejecutivo: "No me avergüenzo, no soy un robot".

Recordó algunas de las medidas que su Gobierno ha puesto en marcha en los últimos años, desde la reforma laboral hasta la innovación en infraestructuras o las mejoras en los ámbitos de la cultura, justicia o derechos sociales. Y confesó que deja el cargo con un "cierto sabor amargo en la boca por aquello que no ha funcionado y desilusión" porque los electores no hayan secundado su reforma constitucional que contemplaba, entre otras cosas, suprimir la función legislativa del Senado. "Algún día se verá claro que aquella reforma servía a Italia, no al Gobierno, y que no era ninguna deriva autoritaria, sino una ocasión para ahorrar tiempo y dinero evitando conflictos institucionales. Pero cuando el pueblo habla, punto. Se escucha y se asumen responsabilidades", informa El Mundo.

Paolo Gentiloni

Paolo Gentiloni Silveri (nacido el 22 de noviembre de 1954 en Roma) es un político italiano, miembro del Partido Democrático, y ministro de Asuntos Exteriores de Italia desde el 31 de octubre de 2014. También ha sido ministro de Comunicaciones de Romano Prodi y es diputado. Es descendiente del Conde Gentiloni Silveri, que está relacionado con el político italiano Vincenzo Ottorino Gentiloni, líder de la Unión Electoral Católica Italiana, partido político de extrema derecha. Tiene el título de Nobile de Filottrano, Nobile de Cingoli y Nobile de Macerata. Asistió al Liceo Clásico Torquato Tasso en Roma y se graduó en ciencias políticas en la Universidad de Roma La Sapienza. Gentiloni también es periodista de profesión.

Ministro de Asuntos Exteriores
Foto. Gentiloni saludando a John Kerry, Secretario de Estado de los Estados Unidos, en la sede de la OTAN en 2015.

El 31 de octubre de 2014 fue nombrado Ministro de Asuntos Exteriores por el Primer Ministro Matteo Renzi. Gentiloni reemplazó a Federica Mogherini, que se convirtió en la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. El 13 de febrero de 2015, durante una entrevista en un canal de televisión, Gentiloni afirmó que «si es necesario, Italia estará lista para luchar en Libia contra el Estado islámico, porque el gobierno italiano no puede aceptar la idea de que haya una amenaza terrorista activa a pocas horas de Italia en barco». Al día siguiente Gentiloni fue amenazado por el Estado Islámico, que lo acusó de ser un cruzado y ministro de un país enemigo.

En marzo de 2015 Gentiloni visitó México y Cuba, donde se reunió con el presidente Raúl Castro, asegurando el apoyo italiano para la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. El 11 de julio de 2015, un coche bomba estalló a las afuerzas del consulado italiano en El Cairo, Egipto, matando a una persona e hiriendo a otras cuatro. El Estado Islámico admitió su responsabilidad. El mismo día Gentiloni declaró que Italia «no se dejará intimidar» y que continuará en la lucha contra el terrorismo.

Renzi dimite tras su rotunda derrota en el referéndum

Matteo Renzi ha dimitido tras perder de forma rotunda el referéndum en Italia. El 'No' ha ganado con casi 20 puntos de ventaja sobre el 'sí' ─59,11% frente a 40,89%─. El resultado lleva a la inestabilidad institucional a uno de los países fundadores de la Unión Europea (UE) en un momento en el que el proyecto europeo aún se tambalea por el Brexit y tiembla ante el empuje de formaciones de extrema derecha, declaradas antieuropeas, en diversos países.

La zanahoria socialdemócrata y la izquierda equina arrinconada de la UE

La dimisión del primer ministro italiano, Matteo Renzi, priva a la Unión Europea (UE) del líder socialdemócrata más combativo contra la política de austeridad impuesta por Berlín y la Comisión Europea, que ahoga la frágil recuperación de la eurozona lograda gracias a la masiva (y tardía) inyección de fondos del Banco Central Europeo (BCE) en la economía. La socialdemocracia se ha quedado sin influencia de peso en el Gobierno de la UE y en el Consejo Europeo, formado por los jefes de Estado y de Gobierno de los 28 miembros. Aunque los socialdemócratas forman parte del Gobierno alemán, son el socio menor y su influencia en asuntos socioeconómicos europeos se ha revelado escasa. La UE consideraba a Renzi como un bastión contra el populismo en Italia, por lo que ha resultado contraproducente la negativa de Bruselas y Berlín a autorizarle una política presupuestaria más expansiva para reactivar la economía italiana y la falta de ayuda de sus socios ante la llegada de 500.000 inmigrantes en tres años.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada