divendres, 23 de desembre de 2016

La mafia Púnica del PP se forró con las inauguraciones de Aguirre

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil investiga la organización de fiestas de inauguración de obras del Metro de la Comunidad de Madrid bajo la presidencia de Esperanza Aguirre. Estos actos fueron organizadas por Waiter Music, una de las empresas centrales con la trama de corrupción Púnica. Según consta en los últimos tomos del sumario que instruye el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco sobre los que se ha levantado el secreto sumarial, los investigadores han pedido documentación o tomado declaración como testigos a directivos de FCC, Sacyr y Dragados, empresas que ejecutaron las obras y pagaron las fiestas de inauguración de tramos de la L3 y la L7 en el año 2007, con Aguirre como presidenta de la Comunidad, con más de 700.000 euros para una de las empresas de la trama mafiosa Púnica del PP, para determinar la razón por la que se contrató a Waiter Music.

La Guardia Civil investiga en concreto las fiestas de inauguración de la ampliación de las líneas 7 a Coslada y San Fernando de Henares y de la línea 3 a San Cristóbal de los Ángeles. En el caso de la primera, una fiesta por el tramo hasta Las Musas celebrada el 5 de mayo de 2007, se investiga el pago por parte de Dragados de 358.208 euros, y de Sacyr de 98.552 en el segundo, es decir, el 80% y el 20%, respectivamente, según las facturas que obran en el sumario. En cuanto a la segunda, se indaga el pago de 299.601,32 euros por la fiesta celebrada entre el 20 y el 21 de abril de ese mismo año en la inauguración del tramo Legazpi-San Cristóbal de los Ángeles.

Las facturas están libradas a favor de Waiter Music, empresa organizadora de eventos directamente relacionada con la red Púnica, que presuntamente dirigían el empresario David Marjaliza y el exconsejero y exdirigente del PP Francisco Granados. José Luis Huerta, propietario de la empresa, fue detenido el año pasado y el juez Velasco decidió abrir una pieza separada únicamente para indagar en las actividades de esta compañía. En sus declaraciones como testigos, los directivos de las empresas que abonaron las facturas aseguraron no conocer a Huerta.

Los investigadores les preguntaron directamente si tenían conocimiento de que Mintra (empresa pública que se encargaba de adjudicar las obras del Metro por entonces) había "impuesto" la contratación de Waiter Music, algo que los testigos aseguraron desconocer. Y también citaron los agentes los nombres de Jesús Tabrada, consejero delegado de esa empresa, o Edelmiro Andrés Galván, asesor de Granados en materia de Comunicación. Los testigos respondieron que conocían al primero por su puesto en Mintra y no al segundo, según el sumario, informa eldiario.es.

La mafia de Púnica untó a más de 200 políticos y funcionarios con regalos de lujo

Los expertos en delitos económicos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han descubierto que dos de los presuntos cerebros de la trama Púnica, los constructores David Marjaliza y Ramiro Cid, utilizaron recurrentemente las fiestas navideñas para engrasar su relación con dirigentes y empleados de administraciones públicas en las que tenían intereses inmobiliarios. Los obsequios abarcaban desde un jamón ibérico a televisiones de plasma, pasando por bolsos de Carolina Herrera, corbatas de Pertegaz, plumas Montblanc y relojes Bulgari. Ningún color político se resistía. La existencia de estas dádivas fue descubierta por la Guardia Civil al analizar la abundante documentación intervenida en las oficinas de Marjaliza y Cid, y sus conclusiones han sido aportadas ahora al sumario en dos nuevos informes.

Tomás Gómez (PSOE) y Granados (PP) en Púnica: TV de 7.000€, gemelos, relojes...

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil encargados de la investigación sobre el caso Púnica han descubierto que dos de los presuntos cabecillas de la trama corrupta, los constructores David Marjaliza y Ramiro Cid, aprovechaban las Navidades para obsequiar con regalos “de elevado valor” a políticos y funcionarios de las Administraciones Públicas en las que tenían intereses. Entre los perceptores de las dádivas figuran el exalcalde de Parla (1999-2008) y exsecretario general del Partido Socialista de Madrid (2007-2015) Tomás Gómez, recién dimitido de la Ejecutiva Federal del PSOE, y la exalcaldesa de Cartagena (1995-2015) y actual senadora del Partido Popular Pilar Barreiro.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada