dimarts, 20 de desembre de 2016

Las pensiones subirán el 0,25% mínimo, y por debajo del IPC

Las pensiones subirán el 1 de enero de 2017 un 0,25%, el mínimo legal previsto, según han asegurado los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez, respectivamente, tras confirmárselo la ministra de Empleo, Fátima Báñez (PP), en la reunión que ha celebrado esta mañana con ambos y los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi (foto). Los dirigentes sindicales han expresado su rechazo a esta medida y han vuelto a reiterar que las pensiones deben subir al menos la previsión de inflación para 2017, en torno a un 1,2%. UGT y CCOO pedían la puesta en marcha "urgente" de las medidas legislativas necesarias para garantizar la revalorización de las pensiones en 2017 en torno al 1,1%. Hacienda asegura que si el Fondo de Reserva se agota, se emitirá deuda para pagar las pensiones.

"No estamos de acuerdo con el 0,25%, porque las pensiones no pueden empezar a perder poder adquisitivo ahora que la inflación empieza a ser positiva", ha subrayado Toxo tras la reunión con Báñez. Por su parte, Álvarez ha apuntado que "tiene que quedar claro" que los sindicatos "ni se conforman ni se van a conformar con que este año los pensionistas vean bajar su capacidad de adquisición". "No vamos a dejar de trabajar para que ese 0,25% tenga correspondencia no con la reforma del PP, sino con la inflación real que se produzca en 2017", ha recalcado el secretario general de UGT.

UGT y CCOO han constatado que por ahora no hay posibilidad de negociar una subida de pensiones superior a la propuesta por el Gobierno en el marco del diálogo social. "A día de hoy, no hay posibilidad de iniciar esta negociación" ha asegurado el líder de UGT, Pepe Álvarez, aunque pese a esta negativa, los sindicatos no se van a conformar con que los pensionistas vean mermada su pensión, a tenor con las previsiones de inflación para 2017. Para ello, ha dicho Álvarez, los sindicatos trabajarán en la "acción parlamentaria", en la movilización "si es necesario" y con todos los elementos que están a su alcance.

La ministra ha explicado a la prensa que se ha establecido una agenda de trabajo para principios de enero donde se tratarán los temas que quedaron abiertos en la reunión que se celebró el pasado 24 de noviembre en el Palacio de la Moncloa con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Así, ha señalado que a principio de año se creará una mesa de trabajo con interlocutores sociales para hablar del empleo, de la calidad del empleo y para tratar de que "nadie se quede atrás en la recuperación económica".

Báñez ha afirmado que el Gobierno va a reforzar los programas de parados de larga duración para que "la gente mientras que no vuelva al mercado de trabajo tenga recursos" y que va a implantar una tarjeta social. En relación con la reforma laboral, la ministra ha vuelto a insistir en que si sindicatos y empresarios se ponen de acuerdo se podrían hacer cambios en la reforma laboral y revisar el Estatuto de los Trabajadores.

Por su lado, los dirigentes empresariales se han mostrado a favor de que las pensiones de viudedad y orfandad puedan ser financiadas desde los Presupuestos Generales del Estado (PGE). "La financiación mediante presupuestos es una realidad estadística que tenemos en estos momentos, ya que la Seguridad Social está con un déficit muy importante que no nos da para más", ha afirmado el presidente de la CEOE, Juan Rosell, informa Expansión.

Hacienda asegura que si el Fondo de Reserva se agota, se emitirá deuda para pagar las pensiones


El secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal, ha afirmado hoy que si el Fondo de Reserva se agotara el Tesoro público emitiría deuda para financiar las pensiones y ha afirmado que, en todo caso, el déficit público del conjunto de las administraciones sería el mismo. En declaraciones a los medios de comunicación tras comparecer en la Comisión del Pacto de Toledo, Nadal ha recordado que el Fondo de Reserva financia al sistema de la Seguridad Social con la venta de deuda pública que ha acumulado en el pasado cuando existía superávit.

Actualmente, si se acabara este fondo y el Estado no pudiera realizar disposiciones sería el Tesoro público el que emitiría deuda para pagar las pensiones, y tendría el mismo efecto en el mercado que si la vendiera la Seguridad Social. "Se habilitarían los instrumentos legales necesarios pero la financiación del sistema de pensiones sería igual", ha aseverado, al tiempo que ha puntualizado que el déficit del conjunto de las Administraciones Públicas sería el mismo porque también el déficit de la Seguridad Social se refleja en las cuentas públicas. "En este caso sería el sistema estatal el que financiaría al sistema de la Seguridad Social", ha explicado.

Eduardo Garzón: Las pensiones no están en riesgo sino el negocio del capital financiero

Las pensiones no están en riesgo; está en riesgo el negocio del capital financiero. Las pensiones siempre han supuesto un asunto muy complejo y polémico. Complejo porque nuestras comunidades occidentales han diseñado un sistema institucional para el pago de las pensiones muy sofisticado que no resulta intuitivo ni fácil de comprender para quienes no se han adentrado mínimamente en él. Y polémico porque al mover mastodónticas cantidades de dinero resulta un botín enormemente atractivo para el capital –particularmente el financiero–, que intenta por todos los medios socavar las bases del sistema público y poder así “liberar” el dinero para hincarle el diente.

Las empresas siguen bajando salarios y los costes laborales caen un 0,5%

España sale de la estafa neoliberal, según el PP y sus socios, pero los trabajadores no. Las empresas lejos de repercutir las mejoras en los salarios de la plantilla, siguen recortando los costes vinculados a los trabajadores y aumentando los beneficios de la oligarquía fascista española. El coste laboral medio por trabajador y mes (que incluye las remuneraciones y las cotizaciones sociales) ascendió a 2.444,80 euros en el tercer trimestre del año, lo que supone un descenso del 0,5% respecto al mismo periodo de 2015, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este recorte interanual es el más pronunciado desde el cuarto trimestre de 2014.

La OIT cree que la subida del SMI se queda corta

La Organización internacional del trabajo (OIT) recomienda a España que el Salario Mínimo suba de manera progresiva a lo largo de la legislatura para que se acerque al 60% del salario mediano como en los países del entorno. Actualmente, y tras la subida del 8% recién acordada para 2017, no llega al 50%. Esta es una de las conclusiones de la organización, en lo que se refiere a España, en su Informe Mundial sobre Salarios 2016/2017 que ha presentado esta mañana en la sede de su oficina en Madrid.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada