dilluns, 5 de desembre de 2016

Los Sumarroca también participaron en una sociedad en Panamá

Imputados (investigados) en el caso Pujol y en el caso Petrum (la trama del 3% destapada en el Ayuntamiento de Torredembarra), los Sumarroca han caído en desgracia. Sus socios en Comsa-Emte, la familia Miarnau, miran de deshacerse de sus pasos para no perjudicar la marcha de los negocios. Su empresa de construcción, Teyco, ha tenido que cambiar de nombre -ahora se denomina Top Proyectos y Contratas- para camuflar sus actividades, si bien continúa arrastrando pérdidas que, según el auditor, amenazan su viabilidad. Foto: Jordi Sumarroca firmó el acta de defunción de la sociedad panameña.

La fortuna de los Sumarroca se forjó durante los años dorados del 'pujolisme', cuando sus empresas recibieron montañas de encargos y adjudicaciones de la Generalitat convergente. La estrechada relación de amistad que existía entre las familias Pujol y Sumarroca, que data de hace más de cincuenta años y que se plasmó en aventuras empresariales conjuntas, como la empresa de floristería Hidroplant o el diario El Correo Catalán, explica este trato preferente y el gran enriquecimiento que han llegado a acumular.

Curiosamente, durante los gobiernos tripartitos de izquierdas, los Sumarroca continuaron disfrutando de una buena cartera de contratos públicos de la Generalitat. En compañía de los Miarnau, se especializaron en las adjudicaciones de los onerosos "peajes en la sombra" que impulsó el consejero de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, y que han acabado provocando un enorme cráter financiero.

Cuando sus negocios iban viento en popa, los Sumarroca fusionaron en 2009 su empresa más emblemática, Emte, con la compañía Comsa de la familia Miarnau. Esta fusión tenía que crear el grupo de construcción de obra pública más importante de España que no cotiza en bolsa. En esta nueva compañía, los Miarnau controlaban el 70% del accionariado y los Sumarroca el 30% restante. Con anterioridad a la fusión, Jaume Rosell -socio histórico de los Sumarroca y padre del expresidente del Barça, Sandro Rosell- se había vendido su participación de Emte y había conseguido una fuerte plusvalía que invirtió, en buena parte, en el sector inmobiliario.

El año 2012, según la documentación conseguida por EL TRIANGLE, el grupo Comsa-Emte creó en Panamá la sociedad CET Infraestructuras SA, si bien constaba oficialmente a nombre de los abogados panameños María de Rosario Rajoy y Miguel Mihalitsianos, del bufete Veleiro, Mihalitisianos & De la Espriella, que son los que figuran en las escrituras presentadas en el Registro Mercantil del país centreamericano, informa El Triangle.

Los sorprendentes regalos de CDC al constructor del 'caso 3%'

El Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès, el mayor que tenía Convergència i Unió (CiU) en Cataluña durante muchos años, ‘regaló’ casi 130.000 euros a la empresa Teyco, propiedad del empresario Carles Sumarroca, fundador de Convergència e íntimo amigo de Jordi Pujol. Jordi Sumarroca, hijo del fundador de la compañía, fue uno de los detenidos en el marco del escándalo del 3% en julio de 2015, mientras la sede de Teyco era registrada por orden del juzgado número 1 de El Vendrell. En su caja fuerte, también se encontraron documentos con desgajes del 3% de las adjudicaciones de obras.

Sant Cugat en el centro de la corrupción de CDC

Dos de los principales casos de corrupción que se han destapado en Cataluña en los últimos años pasan por los despachos del Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès: el caso del Palau de la Música y el caso Petrum (las comisiones de obra pública del 3%). No se trata de sospechas. Hay evidencias documentales que así lo demuestran. Pero la actual alcaldesa de la ciudad, Mercè Conesa, y su antecesor en el cargo, Lluís Recoder, son especialistas en lanzar las pelotas fuera y nunca han querido asumir sus responsabilidades, y han afirmado que todo ello eran insinuaciones malévolas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada