dijous, 15 de desembre de 2016

Sólo 1 de cada 4 matrimonios es ya negocio para la secta vaticana

El número de matrimonios en España ascendió a un total de 165.172 en 2015, de los cuales el 70,4% (115.141) fue civil, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Estos datos contrastan con lo que era habitual en 2001, cuando el 73,1% de las uniones eran católicas. Es decir, que en 14 años, el número de matrimonios católicos se ha reducido algo más de un 67%. La tendencia a la baja en contra del rito católico a la hora de elegir la forma de celebración de una boda comenzó en 2001, año en el que se celebraron 152.067 uniones católicas. En 2005, los matrimonios de este tipo suponían el 60,7% del total, cuatro años después, ya eran menos de la mitad (79.130 bodas católicas).

Las provincias donde más matrimonios católicos se celebraron el pasado año fueron Madrid, con 7.747 uniones, Sevilla, con 3.253 uniones, y Barcelona, con 2.933. El INE también ha hecho públicos los datos referentes a los matrimonios del mismo sexo que en 2015 sumaron un total de 3.738, 476 más que el año anterior. Las uniones entre varones son más habituales que las de mujeres, aunque la diferencia es menor que en los primeros años de la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Así, en 2015 se produjeron 1.925 bodas entre varones y 1.813 uniones entre mujeres. En 2005 (la ley se aprobó en julio de ese año) hubo 914 uniones masculinas frente a 355 femeninas. Un año después, se celebraron 3.000 matrimonios entre varones y 1.313 entre mujeres, según los datos del INE. Por Comunidades Autónomas, en 2015 Cataluña registró el mayor número de uniones entre personas del mismo sexo, un total de 799, seguida de Madrid, con 726, y Andalucía, con 575.

2.500 millones de todos para la mafia fascista vaticana

La Conferencia Episcopal Española (CEE), a través de la asignación tributaria, ha tenido una vía de financiación pública muy estable incluso durante la fase más aguda de la crisis, cuando los recortes eran la tónica general. Desde su entrada en vigor en 2007, el modelo pactado con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha proporcionado a la Iglesia católica 2.500 millones de euros en números redondos. Esta cifra sólo incluye el dinero recibido por el máximo órgano de representación de los obispos gracias a los contribuyentes que marcan cada año la casilla dedicada a tal fin en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). En los 2.500 millones no se contabilizan, por tanto, otros ingresos que obtiene la Iglesia de las administraciones públicas, ni los beneficios fiscales de los que todavía disfruta.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada