diumenge, 11 de desembre de 2016

Terrassa: prevaricación PSC-CiU a chorro

El gobierno de coalición PSC-CiU (PDCAT) en Terrassa ha dado importantes contratos a dos empresas de la órbita convergente investigadas, por numerosas irregularidades, por la Oficina Antifrau y la Fiscalía. En concreto, el consistorio que preside Jordi Ballart (foto) ha adjudicado durante cuatro años por 16,1 millones de euros el servicio de comedor de las escuelas públicas de la ciudad a la compañía Serhs Food SL, filial del Grupo Serhs. También ha otorgado a la empresa Seidor, donde Joan Antoni Rakosnik, cuñado del ex-presidente Artur Mas, ha ocupado cargos de responsabilidad, dos contratos de suministro informático durante tres años por 985.000 euros.

El grupo Serhs, fundado por el ex-alcalde de Calella y ex-director general de Turismo de la Generalitat, Ramon Bagó, ha estado en el epicentro de un escándalo, denunciado por la revista Cafè amb llet -impulsada por el diputado de Podem, Albano Dante- debido a los numerosos contratos públicos que recibe y a la colisión de intereses público-privados que se han producido. En efecto, en su calidad de vicepresidente del Consorcio de Salud y Atención Social de Cataluña, Ramon Bagó consiguió durante años contratos de cátering y servicios para sus empresas privadas. Los hechos fueron investigados por la Sindicatura de Cuentas y por la Oficina Antifrau que, al detectar indicios de delito, fueron elevados a la Fiscalía. Finalmente, el caso fue archivado en 2014, pero el fiscal Emilio Sánchez-Ulled resaltó en su informe la gravedad de las irregularidades detectadas, la incompatibilidad manifiesta de cargos y las "aparentes reminiscencias caciquiles" del entramado político-empresarial montado por Ramon Bagó.

Pero, a pesar de estas "aparentes reminiscencias caciquiles", el equipo de gobierno de Terrassa no ha dudado en otorgar al grupo Serhs el contrato más importante que ha adjudicado hasta ahora. El grupo municipal de la CUP ha mostrado su profunda discrepancia con esta decisión, considerando que se ha marginado a la iniciativa empresarial local para dar el servicio de comedor a los niños de las escuelas de la ciudad.

Por su parte, el grupo Seidor, de Vic, está actualmente bajo la lupa de la Oficina Antifrau, después de la denuncia presentada por el nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona, que ha detectado numerosas irregularidades en el Instituto Municipal de Informática (IMI). En concreto, Seidor y sus filiales habrían cobrado un montón de facturas presentadas sin concurso ni encargo previo por valor de 1,4 millones de euros. Durante el anterior mandato de Xavier Trias, dos empresas tecnológicas relacionadas con la familia de la mujer de Artur Mas -Seidor y Vass Consulting- fueron beneficiarias de numerosos contratos del Ayuntamiento de Barcelona, pero la investigación de la Oficina Antifrau sólo se ha circunscrito a una parte de la facturación del grupo Seidor al IMI.

Los dos contratos adjudicados por el Ayuntamiento de Terrassa a Seidor son, cuando menos, extraños. El primero, valorado en 235.843 euros, es por la adquisición de 294 licencias de Microsoft Office Professional. Y el segundo, por 750.537 euros, es por "la cesión del derecho de uso, actualización y apoyo técnico" del software de Microsoft. Oficialmente, el gobierno de Jordi Ballart ha hecho una apuesta pública por el software libre, como reflejan numerosos documentos municipales propagandísticos, pero, a la hora de la verdad, ha puesto la informática en manos del binomio Seidor & Microsoft, informa El Triangle.

El jutge suspèn els acords de Terrassa per remunicipalitzar l'aigua

El Jutjat de contenciós-administratiu de Barcelona ha suspès cautelarment els acords fixats en el ple extraordinari de l'1 de desembre de l'Ajuntament de Terrassa, en què es van revertir els béns de l'empresa Mina Aigües de Terrassa al consistori i es va aplicar una pròrroga forçosa del servei fins al juny de 2017. Així, es van desestimar les al·legacions de la companyia contra la fi de la concessió.

Los Sumarroca también participaron en una sociedad en Panamá

Imputados (investigados) en el caso Pujol y en el caso Petrum (la trama del 3% destapada en el Ayuntamiento de Torredembarra), los Sumarroca han caído en desgracia. Sus socios en Comsa-Emte, la familia Miarnau, miran de deshacerse de sus pasos para no perjudicar la marcha de los negocios. Su empresa de construcción, Teyco, ha tenido que cambiar de nombre -ahora se denomina Top Proyectos y Contratas- para camuflar sus actividades, si bien continúa arrastrando pérdidas que, según el auditor, amenazan su viabilidad. Foto: Jordi Sumarroca firmó el acta de defunción de la sociedad panameña.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada