dijous, 22 de desembre de 2016

Trump y Netanyahu instan a Obama a vetar en la ONU la prohibición de asentamientos ilegales

Donald Trump se ha hecho eco del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, al instar al gobierno de Obama a vetar un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que pide un alto inmediato en la construcción de asentamientos sionistas en tierras palestinas ocupadas por el estado ilegal israelí. Netanyahu usó Twitter en la oscuridad de la noche de Israel para hacer la llamada en una señal de preocupación porque Barack Obama podría tomar una decisión que golpeara una política a la que se ha opuesto desde hace mucho tiempo y a un líder sionista con quien ha tenido una relación difícil.

Horas más tarde, Trump, publicando en Twitter y Facebook, apoyó a su colega sionista Netanyahu en uno de los temas más polémicos en el conflicto israelí-palestino. "La resolución que se está considerando en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas con respecto a Israel debería ser vetada", dijo Trump. "Como los Estados Unidos han mantenido durante mucho tiempo, la paz entre los israelíes y los palestinos sólo vendrá a través de negociaciones directas entre las partes, y no a través de la imposición de términos por las Naciones Unidas. Esto coloca a Israel en una posición de negociación muy pobre y es extremadamente injusto para todos los israelíes", escribió Trump. Después de la declaración de Trump, un funcionario de la administración estadounidense dijo: "No tenemos comentarios en este momento".

Egipto distribuyó el borrador el miércoles por la noche y el consejo de 15 miembros debía votar en Nueva York el jueves por la tarde, dijeron diplomáticos. Añadieron que no estaba claro cómo los EEUU, que en el pasado siempre han protegido a Israel de la acción de la ONU con su veto, votarían. La resolución exigiría a Israel "cesar inmediatamente y por completo todas las actividades de asentamiento en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén oriental". La Casa Blanca se negó a comentarla. Algunos diplomáticos esperan que Obama permita la acción del Consejo de Seguridad al abstenerse en la votación. Funcionarios israelíes expresaron su preocupación porque la aprobación de la resolución envalentonaría a los palestinos a buscar sanciones internacionales contra Israel.

El gobierno de Obama ha sido muy crítico con la construcción de asentamientos en la Cisjordania ocupada y en Jerusalén oriental. Las autoridades estadounidenses dijeron este mes, sin embargo, que no se esperaba que el presidente hiciera grandes movimientos sobre la paz entre israelíes y palestinos antes de dejar el cargo. Estados Unidos dice que la continuación de la construcción de asentamientos israelíes carece de legitimidad, pero no ha adoptado la posición de muchos otros países de que es ilegal bajo el derecho internacional. Unos 570.000 ocupantes sionistas viven en Cisjordania y Jerusalén oriental, informa The Guardian.

El legado desastroso de Obama a Donald Trump

Poco antes del día de las elecciones, las palabras del hoy electo presidente Donald Trump declarando que al futuro presidente le espera una titánica tarea para hacer una "América Grande como antes", y "restaurar sobre todo la honestidad y responsabilidad en Washington", muestra claramente el estado deplorable económico y político del país que deja Barack Obama después de ocho años de Presidencia.

Shlomo Ben-Ami: Cómo Israel está perdiendo a Estados Unidos

Los políticos estadounidenses están prestando atención a las encuestas donde sus ciudadanos apuestan por una política más imparcial de Washington en el conflicto palestino-israelí. El fenómeno ya ocurrió en Europa. El difunto diplomático norteamericano George Ball alguna vez dijo que Israel necesitaba ser salvado de sus políticas suicidas “a pesar de sí mismo”. En un artículo de Foreign Affairs de 1977, exigió un esfuerzo imparcial por parte de Estados Unidos a favor de un acuerdo de paz árabe-israelí. Pero, si bien la postura realista de Ball sobre el conflicto palestino-israelí no es inusual entre los funcionarios del Departamento de Estado, sigue siendo un tabú para el establishment político de Estados Unidos, que desde hace mucho tiempo viene defendiendo un consenso casi sagrado sobre Israel.

Trump y Slim juntos en secreto en una "cena encantadora"

Los dos multimillonarios, que se enfrentaron duramente en el pasado, parecen haber dejado de lado sus diferencias, aunque el contenido de su discusión no ha sido revelado. El multimillonario Carlos Slim atacó previamente el comentario de Donald Trump de romper el Nafta y rechazado un diálogo con él en la Tv acusándole de ser un racista. Donald Trump describió a su vez al hombre más rico de México como el "manipulador de cuerdas que orquestó una conspiración de los medios para derrotar su campaña electoral". Pero los dos multimillonarios parecen haber dejado de lado esas diferencias, por ahora al menos, para sentarse en una comida en el complejo Mar-a-Lago de Trump, en Florida, el sábado.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada