diumenge, 11 de desembre de 2016

Valencia: Otra revuelta en Podemos

Una treintena de militantes se concentraron ayer en la sede de Podemos en lo que supone una nueve revuelta interna en el partido que dirige Antonio Montiel. La protesta estaba avalada por más de un centenar de firmas. No es el primer encontronazo de las bases con el líder de la formación en la Comunitat, que ya ha tenido que afrontar otras pequeñas crisis. Sin embargo, esta acción ataca directamente uno de los pilares del grupo: la transparencia. Denuncian los militantes «oscurantismo»; prácticas «clientelares e irregulares» en los procesos de contratación. Y ya no ocultan su resignación de que el partido se ha convertido en un órgano que reúne todo aquello que repudian. «No queremos una casta por otra», lamentaron. En concreto, los firmantes del manifiesto protestan por contrataciones a dedo, procesos de convocatorias para trabajo con 48 horas de antelación, ausencia de baremación, falta de criterios objetivos en las decisiones... Los críticos sospechan en una quincena de contrataciones.

Estas circunstancias camuflarían la contratación de personas muy cercanas a los máximos dirigentes de Podemos. Todo lo anterior, además, ha generado un evidente distanciamiento de las bases con la cúpula. Añadieron también las sospechas acerca del gasto mensual de 500 euros en productos de limpieza para la sede del partido. Terciaron rápido los convocantes al aclarar que, según su criterio, en la Comunitat «no existe una dicotomía» entre los partidarios de Iñigo Errejón y los fieles a Pablo Iglesias. Pero Antonio Montiel sí ha tomado partido en esa disputa que ha fracturado la formación morada y de consecuencias hoy por hoy todavía desconocidas. El político valenciano, quien ejerció de anfitrión en la visita de Errejón al barrio de Ruzafa, se ha pronunciado a favor de las tesis más moderadas dentro del partido.

Los convocantes exigen la dimisión en bloque de todo el Consejo de Coordinación y de su secretario Montiel, además de la convocatoria de una Asamblea Ciudadana del País Valencià. La protesta no obtuvo una respuesta oficial por parte de la dirección que, según el núcleo de militantes críticos, había modificado la agenda para evitar coincidir en la sede. Tampoco se mostraron conformes con el papel de Montiel como 'vigilante' de las esencias de l'Acord del Botànic. «De perfil bajo. Podía hacer más. Sólo parece interesado en la nueva RTVV», apuntaron sin concretar los motivos que subyacen en la televisión. Si Montiel representa la vía errejonista, la diputada y exsecretaria de organización Sandra Mínguez, destituida de su cargo el pasado mes de julio para cambiar el estilo del partido, abandera los postulados de Iglesias. La decisión de Montiel de prescindir de la que fuera su mano derecha abrió una profunda brecha en la formación. Esta disparidad de criterios se ha manifestado en diferentes cuestiones, la última fue la del federalismo.

Montiel defiende que el pasado octubre la dirección autonómica ya se pronunció al respecto a propuesta suya y que se aprobó por unanimidad. Su hoja de ruta es «federal y cooperativa», es decir, quiere que el partido cuente con «autonomía política y máxima descentralización organizativa en un proyecto compartido para España». Esto significa tomar algunas decisiones sin contar con el permiso desde Madrid y necesitarlo para otros movimientos. Sandra Mínguez, por su parte, criticó el proyecto de Montiel porque este «se suma a exigir federalización», pero «sin favorecer la descentralización autonómica». Es decir, reproducir el problema pero con epicentro en Valencia. El próximo año ambos bloques deberán medir sus fuerza en un congreso, informa Las Provincias.

El “protegido” de Eloi Badia (BenComú): 7.165 euros al mes más pagas extras

Por el código de autoregulación salarial del grupo de Barceona en Comú, el concejal de Presidencia, Agua y Energía del Ayuntamiento de Barcelona, Eloi Badia, tiene asignado un sueldo neto de 2.200 euros mensuales. En cambio, su hombre de confianza en el Área Metropolitana, Joan Pinyol, director del departamento de Medio Ambiente, no se aplica la misma limitación. Según informa la web www.sueldospublicos.es, Joan Pinyol tiene asignado un salario anual de 100.310 euros (7.165 euros por 14 pagas), casi como el de un consejero de la Generalitat.

Huertas (Podemos) vuelve a votar con el PP

Abril, de Més per Mallorca, ha calificado de "muy grave" que Huertas (foto) vuelva a votar con el PP, porque con ello se dificulta la tarea de la citada comisión de investigación. La todavía presidenta del Parlament, Xelo Huertas, ha reclamado hoy que la transparencia sea "igual para todo el mundo" y ha rechazado "las dobles varas de medir", así como que todas las comisiones parlamentarias de investigación sean públicas. La presidenta del Parlament Xelo Huertas fue expedientada por Podemos por votar junto al PP en contra de los presupuestos autonómicos del Govern para el próximo año, lo que le podría costar la presidencia del Parlament si finalmente la formación morada decide su expulsión como militante.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada