dimarts, 31 de gener de 2017

Valencia: investigan si un funcionario lleva 10 años cobrando sin trabajar

La Diputación de Valencia ha abierto expediente informativo para tratar de averiguar si el funcionario Carles Recio (foto), que desempeña el cargo de jefe de una unidad bibliográfica, lleva diez años cobrando sin ir a trabajar, según han confirmado fuentes de la corporación provincial. La decisión se produce después de que se publicara que este funcionario, que fue nombrado en 2006, acude todos los días a las 7.30 horas a su puesto de trabajo, ficha con su huella dactilar a la entrada y vuelve a salir para regresar entre las 15.30 y las 16.00 horas para repetir la operación a la salida.

De acuerdo con la misma información, el funcionario desempeña el cargo de jefe de una unidad bibliográfica y está destinado en el Archivo provincial, un cargo que lleva aparejado una tabla salarial de más de 45.000 euros, a los que se debe añadir los años de antigüedad. El funcionario, en declaraciones al periódico, justifica su ausencia del puesto de trabajo por tareas que realiza fuera del Archivo. Según fuentes de la corporación, el diputado de Administración General, de quien depende el área de Personal, Pepe Ruiz, cursó este lunes la orden de abrir expediente informativo para investigar los hechos y, a partir de ahí, estudiar si procede la apertura de un expediente sancionador.

De acuerdo con las mismas fuentes, en la Diputación existe un control de fichaje con huella digital y en Personal hay registros de todos los años, aunque en este caso se trata de determinar si el funcionario fichaba pero luego no acudía al puesto de trabajo. En un comunicado, el diputadado Pepe Ruiz ha apuntado que en el Registro del Servicio de Personal no consta «ningún comunicado, escrito o información oficial sobre las presuntas anomalías en la situación laboral del empleado», Carles Recio, y que él mismo describe en el periódico. «Lo que sí consta en el Servicio de Personal de la Diputación son los registros diarios de Carles Recio, a través del control biométrico o ficha con huella dactilar con el que se realiza el seguimiento de las entradas y salidas de los empleados de la corporación en sus puestos de trabajo», añade.

Una vez alcanzadas las conclusiones del expediente, que contará con un instructor y un secretario, «se procederá en consecuencia, tanto para exigir las responsabilidades oportunas, en su caso, como para actuar en defensa de todos los empleados de la Diputación de Valencia cuya integridad, honradez y responsabilidad podrían haber sido puestas en cuestión tras las declaraciones del señor Recio», informa Las Provincias.

Valencia cobrará el IBI a los negocios del Vaticano y pide renegociar el Concordato

El Ayuntamiento de Valencia se ha pronunciado a favor de modificar las leyes para eliminar las exenciones fiscales de las confesiones religiosas y que paguen el IBI sobre inmuebles destinados a negocios, y ha aprobado pedir al Gobierno que renegocie el Concordato con la Santa Sede. Así consta en una moción presentada por el portavoz de València en Comú, Jordi Peris, aunque acordada con sus socios de gobierno local, Compromís y PSPV, y que han rechazado PP y Ciudadanos. Este último grupo ha presentado enmiendas a los trece puntos de la iniciativa, que han sido rechazadas por el tripartito y los populares.

Caso Nóos: 7 meses sin sentencia y los reales ladrones en Suiza

Tal día como hoy hace un año —31 de enero de 2016— dio comienzo en la Audiencia de Palma la vista oral del caso Nóos. En el banquillo, la infanta Cristina de Borbón, su marido, Iñaki Urdangarin, y 15 procesados más, entre ellos el exministro y expresidente balear Jaume Matas. El ministerio público solicitaba para el cuñado del Rey hasta 19 años y medio de prisión por la presunta comisión de nueve delitos. Pedro Horrach, fiscal anticorrupción, sin embargo, exculpaba de responsabilidad penal a su esposa. La acusación popular —Manos Limpias— le atribuía la comisión de un delito fiscal en grado de cooperación necesaria.

Huertas y Seijas cobrarán unos 10.000 euros anuales más que en Podemos

55.081 € anuales es el sueldo de un diputado raso del Parlament balear y es lo que las dos expulsadas de Podemos pasarán a cobrar como mínimo aunque probablemente percibirán más. Si acceden a alguna portavocía de comisión, situación en la que por ejemplo ya estaba Seijas, la nómina anual se eleva a 59.500 euros.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada