dijous, 12 de gener de 2017

Davos urge a "reformar el capitalismo" y hacerlo más inclusivo

Pensadores, analistas e informes de todo el espectro político e intelectual coinciden a la hora de reseñar la influencia que tendrá el presente año no solo para determinar la agenda política a medio plazo, sino también para orientar la deriva de las relaciones sociales, económicas y de poder mundiales a largo plazo. Las sociedades están cada vez más polarizadas, la desigualdad se hace cada vez más presente y las tendencias aislacionistas ganan terreno en los países. Con este telón de fondo, el Foro Económico Mundial lanzó ayer un serio aviso a los líderes políticos y empresariales para que repiensen la marcha de esta globalización, antes de que la élite mundial acuda a la cumbre que auspiciará en el municipio de Davos (Suiza) la próxima semana (17-20 enero). La economía china y una globalización inclusiva, agenda de Xi Jinping en Davos.

La toma de posesión de Donald Trump, que tendrá lugar el día 20 de este mes, el mismo día que concluirá el encuentro, representa una poderosa advertencia para los timoneles de la política y el sector privado acerca de la urgencia de enmendar el rumbo que está siguiendo el sistema. Es innegable que la propia figura del cuadragésimo quinto presidente de Estados Unidos encarna gran parte de los males que encara la comunidad global, tales como el proteccionismo y el nacionalismo. La solución no está solo en hacer el pastel más grande, sino también en repartirlo mejor.

La encuesta sobre percepción de los riesgos globales, presentada ayer, apunta al desigual reparto de la riqueza como la tendencia que más decisivamente determinará la marcha del mundo en la próxima década. Como señalan los autores del informe sobre los riesgos globales del Foro, "el creciente estado de ánimo de populismos anti-sistema sugiere que hemos podido pasar ya la fase en la que el crecimiento económico solo podría remediar las fracturas en la sociedad: la reforma del mercado capitalista también debe ser añadida a la agenda".

La elección de Trump como presidente de EEUU y el apoyo mayoritario de los británicos a la salida de la Unión Europea ilustran el estado de incertidumbre e inestabilidad en el que está sumida no solo la economía, sino también la política desde hace más de un año. Como señala el informe, "en todo el mundo existen pruebas de una creciente respuesta negativa en contra los elementos domésticos o internacionales del status quo". Europa lleva tiempo con esta preocupación en la cabeza, tal y como apuntó la Comisión Europea al presentar sus previsiones económicas el pasado noviembre, en las que recortó ligeramente la previsión de crecimiento para el presente año.

El Foro de Davos pone el acento en la revolución digital en marcha como fuente desestabilizadora incluso aún más preocupante que el desarrollo de una globalización, por el flanco comercial, descontrolada. Aunque el progreso tecnológico ha sido en general fuente de prosperidad y progreso, el informe alerta sobre los riesgos en términos de destrucción de empleo y erosión de los Estados de bienestar. La irrupción de la llamada economía colaborativa, que tan exitosamente representan startups como Uber o Airbnb, ha generalizado modelos de empleo intermitentes que han dejado los sistemas de seguridad social "en un punto de ruptura". El Foro Económico Mundial fue de los primeros en subrayar la importancia de estos cambios tecnológicos en marcha al dedicar el encuentro de Davos del pasado año a la llamada cuarta revolución industrial. Sin embargo, entonces, el mismo responsable del Foro, Klaus Schwab, y otros muchos participantes ya alertaron sobre los riesgos que entraña la conjunción de la irrupción masiva en la economía de datos, inteligencia artificial y robótica avanzada.

Este año, los responsables reconocen la complejidad que representa el gobernar esta revolución digital. Si una regulación excesiva puede matar la innovación, la falta de ella puede exacerbar los riesgos y no ofrecer el marco regulatorio que necesitan los emprendedores e inversores. Entre los campos que requieren una atención más urgente, el documento señala el sector de la biotecnología y el de la inteligencia artificial y la nueva generación de robots. Precisamente, un comité del Parlamento Europeo votará hoy un informe sobre robots e inteligencia artificial, con recomendaciones para controlar su desarrollo. Aunque no es un documento legislativo, el informe no tiene antecedente en el planeta, informa El Economista.

La economía china y una globalización inclusiva, agenda de Xi Jinping en Davos

El presidente de China, Xi Jinping, discutirá el más reciente desarrollo de la economía china y una globalización más inclusiva durante su primera participación en la cumbre de Davos. El viceministro de Relaciones Exteriores de China, Li Baodong, dijo hoy que la presencia de Xi en la 47º reunión anual del Foro Económico Mundial (WEF) ayudará al mundo a entender mejor la situación y perspectivas económicas de China, así como la postura china sobre los problemas mundiales actuales. Por invitación del fundador y presidente ejecutivo del WEF, Klaus Schwab, Xi asistirá el 17 de enero a la reunión anual en Davos, Suiza. Será la primera vez que un presidente chino asista a la cumbre, una influyente reunión política. Varios primeros ministros chinos han participado en las cumbres de Davos desde 1992.

Xi pronunciará un discurso en la ceremonia de inauguración y sostendrá discusiones con Schwab y con otros asistentes de los sectores empresarial, mediático y académico, dijo Li y señaló que China ofrecerá perspectivas y propuestas para realizar esfuerzos activos para dirigir la globalización económica hacia un desarrollo más inclusivo y espera que todas las partes tengan un entendimiento objetivo y profundo de la economía de China. China se opone al proteccionismo comercial y apoya las soluciones para las disputas comerciales que sean buscadas con una actitud inclusiva y abierta y con un espíritu recíproco, añadió Li. La misión de Xi en Davos es "reducir la incertidumbre" mediante la inyección de confianza y solidaridad en la comunidad empresarial internacional, según Chen Xulong, un experto del Instituto de Estudios Internacionales de China.

El presidente Xi realizará su primera visita de Estado a Suiza del 15 al 18 de enero, por invitación del Consejo Federal Suizo. Xi conversará con la presidenta de la Confederación Suiza, Doris Leuthard, quien asumió el 1 de enero la presidencia rotatoria de un año. Además, se reunirá con líderes de la Asamblea Federal y conversará con representantes del círculo económico suizo. Wang Yiwei, profesor de la Universidad Renmin de China en Beijing, dijo que la fortaleza suiza en innovación es muy atractiva para China ahora que está buscando la reestructuración económica. Suiza fue uno de los primeros países europeos en reconocer el estatus de economía de mercado de China. Wang considera que una relación económica más fuerte entre China y Suiza ayudará a los lazos de China con Europa, informa Xinhua.

Stiglitz: "Este año pasará a la historia como un punto de inflexión para el mundo"

Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía 2001 y profesor de Economía en la Universidad de Columbia, cree que este año pasará a la historia por ser el punto de inflexión que marque el devenir de EEUU y del mundo. Quizá una nueva era en la que las políticas que se han aplicado en las últimas décadas pasen a la historia en favor de nuevas medidas que viren hacia el lado opuesto a las actuales. Stiglitz explica en Project Syndicate que "las políticas que hemos usado para dirigir la globalización han sembrado las semillas de su propia difamación. Irónicamente, un candidato del mismo partido que ha fomentado con mayor fuerza la integración financiera y comercial del mundo ha ganado las elecciones en EEUU prometiendo deshacer ambas cosas".

China investiga el bitcoin y hunde su precio

El bitcoin vuelve a hacer gala de su habitual volatilidad con un nuevo bandazo. Una semana después de rozar sus récords históricos por encima de los 1.100 dólares, hasta el punto de equipararse a la cotización de la onza de oro, se desinfla por debajo de los 800 dólares, sus niveles más bajos en tres semanas. Las caídas en la jornada de hoy se aceleran y superan con creces los dobles dígitos. La desbandada tiene su origen, de nuevo, en China.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada