diumenge, 29 de gener de 2017

EEUU: Miles de mexicanos indocumentados abrazan a sus familias en la frontera

La organización Red Fronteriza por los Derechos Humanos convocó ayer el encuentro interfronterizo "Abrazos, no Muros", realizado en la frontera entre la ciudad estadounidense de El Paso, y Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, México. En él participan cerca de 380 familias que tuvieron la oportunidad de ver a sus seres queridos que viven en el otro lado de la frontera, durante apenas tres minutos, tras muchos años de no poder verse por estar indocumentados y el riesgo de ser detenidos y deportados. El emotivo encuentro se realizó justo en medio del lecho del famoso Río Bravo, que en esta época del año está prácticamente seco, como parte de la campaña "Abrazos, no muros" de la organización civil Red Fronteriza por los Derechos Humanos.

Los organizadores indican que la iniciativa binacional reunió a cerca de 2.000 miembros de 370 familias de migrantes que en algunos casos tenían hasta 27 años de no encontrarse, dado que la carencia de papeles migratorios en regla les impediría regresar a Estados Unidos si llegaran a viajar a México. Tal es el caso de un matrimonio que vive en El Paso desde la década de los noventa del siglo pasado y estaba el primero en la fila para llegar a la mitad del lecho del río para fundirse en un largo abrazo con sus parientes de Ciudad Juárez. Caso por caso, los emigrantes y sus familiares bajaban desde su respectivo costado del río para unirse, besarse y tomarse fotografías con los teléfonos, ante la mirada de cientos de personas que aplaudían y cantaban. "Me siento feliz, emocionado", espeta un joven emigrante a la cámara de la organización civil antes de encontrarse con su hermano, al que lleva cinco años sin ver.

El director de la Red, Fernando García, dijo a la prensa que el acto promueve la unidad y el amor pero también representa una protesta contra las regulaciones migratorias restrictivas de Estados Unidos, a las cuales acusa de separar a los padres de sus hijos, esposos o hermanos: "No podemos vivir con un sistema migratorio que tanto daño cuesta a nuestras familias. Se habla de muros, se habla de cercas, pero no se habla del impacto real que tienen los niños, los padres", se lamentó el dirigente de la organización sita en El Paso.

García explicó que el acto, el tercero que la organización lleva a cabo en la frontera, tuvo la autorización de distintas agencias estadounidenses, como la Patrulla Fronteriza. Los emigrantes llegaron de ciudades estadounidenses de Texas, California, Nuevo México, Arizona, Oklahoma, Nueva Jersey, Missouri y Georgia, mientras que sus familias viajaron a la frontera desde lejanos estados del sur, centro y este de México, como Oaxaca, Puebla y Veracruz.

El acto se enmarca en el inicio de la presidencia del republicano Donald Trump en Estados Unidos, quien ha sido un duro crítico con la inmigración mexicana y esta semana ordenó la construcción del muro en la frontera común que prometió en su campaña. "No nos van a dividir. Tenemos que seguir luchando aquí y allá", manifestó Carlos Spector, un abogado de El Paso con 30 años de trayectoria atendiendo casos de migrantes y refugiados, informa Xinhua.

El racismo islamófobo de Trump desata el caos en los aeropuertos de EEUU

La orden de Trump de impedir la entrada a ciudadanos de varios países musulmanes provoca detenciones arbitrarias y manifestaciones multitudinarias en EEUU. Una jueza cancela las deportaciones y Silicon Valley se levanta contra el presidente después de que decenas de personas han sido detenidas en los aeropuertos de EEUU tras la orden ejecutiva de carácter inmediato de Donald Trump del viernes para impedir la entrada durante noventa días a ciudadanos de 7 países musulmanes: Irán, Irak, Libia, Siria, Somalia, Yemen y Sudán.

Trump rectifica: los aranceles a México son sólo “una idea”

Tras firmar la orden ejecutiva para iniciar su gran promesa electoral de construir un muro en la frontera con México, contestada por el presidente de México con la cancelación de la reunión que iba a tener en Washington a finales de este mes con Trump, el secretario de prensa del nuevo gobierno de EEUU, Sean Spicer, soltó la gran bomba al decir que el país latinoamericano pagaría el muro con un impuesto del 20% sobre las importaciones. Ahora resulta que era todo el programa “sólo una idea que podría funcionar” pero que la respuesta generalizada a la barbaridad parece haber frenado. Los analistas apuntan a una recesión durante el mandato de Trump.

EEUU: "Lucha por 15 $" contra Andy Puzder para la Secretaría de trabajo

Los trabajadores en "Lucha por 15 dólares" (la hora de trabajo) en EEUU están intensificando su campaña para impedir a Andy Puzder, CEO (director) de la cadena de fast-food CKE Restaurants, de convertirse en Secretario de trabajo -equivalente a nuestros ministros- bajo el Presidente Trump. Trabajadores de varios restaurantes de Hardee y Carl's Jr., propiedad de la compañía matriz CKE que Puzder controla, presentaron el jueves una avalancha de quejas laborales adicionales contra sus empleadores.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada