divendres, 27 de gener de 2017

El presidente de Togo financia a Manuel Valls

Según la oposición togolesa, el presidente de Togo, Faure Gnassingbé, entregó al político francés Manuel Valls 5.000 millones de francos CFA (7,6 millones de euros) para la campaña presidencial de este último en Francia. La información publicada en Lomé precisa que la “donación” tuvo lugar el 28 de octubre de 2016, durante el viaje oficial que Manuel Valls realizó a la República Togolesa como primer ministro de Francia, y que el dinero entregado a Valls fue producto de una malversación de fondos del presupuesto nacional de la República Togolesa.

Así, las revelaciones de fuentes cercanas al régimen, de personalidades disgustadas por el increíble cinismo de Faure Gnassingbé, indican que, durante su viaje oficial a finales de 2016 a Togo, Manuel Valls, cuando aún era jefe del gobierno francés, había recibido un "regalo" de 5 millones de francos CFA para su campaña de las elecciones presidenciales de 2017, en las que planeaba presentarse", según el comunicado del Partido de los Trabajadores. Es con este "maná" que el ex primer ministro francés presionó para la eliminación del actual inquilino del Elysium de la carrera por la presidencia francesa.

De acuerdo con Claude Ameganvi, es una verdadera malversación de fondos, ya que fue en previsión de este apoyo a Manuel Valls que Faure Gnassingbé votó en la Asamblea Nacional un presupuesto suplementario de 10.000 millones de francos CFA, supuestamente por el pago de cinco helicópteros como parte de la "Conferencia de seguridad en la navegación marina". Helicópteros que no se han encontrado porque, de acuerdo con el Partido de los Trabajadores, "no se han comprado". Junto a esta malversación, el gobierno habría dejado por completo al país en manos del extranjero mediante la pignoración de bienes públicos. Así es como se detallan en el comunicado de prensa estas ventas disfrazadas de bienes públicos:

"Por repugnante y por increíble que pueda parecer, la irresponsabilidad y la codicia de los miembros del régimen de Faure Eyadema-Gnassingbé los llevó a contratar -como su representante tuvo que admitir durante el debate sobre el Colectivo presupuestario, gestión de 2016- préstamos denominados Sukuk, por un total de 156 millones de francos CFA de algunos bancos islámicos, durante el período 2016-2026, mediante la pignoración de bienes públicos", informa Le Temps de Togo.

Faure Gnassingbé, un tirano útil para Francia

Faure Essozimna Eyadéma (también llamado Faure Gnassingbé), (nacido en 1966) es un político y el cuarto presidente y actual Gobernante de Togo. Es el hijo de Gnassingbé Eyadéma, quién dió dos golpes de estado y presidió el país despóticamente desde 1967 hasta el día de su muerte, el 5 de febrero de 2005. Faure fue diputado de la Asamblea Nacional por Sokodé y ocupaba el puesto de Ministro de Trabajos Públicos, Minas y Telecomunicaciones desde el 29 de julio de 2003. Estudió Administración de Empresas en París en la Sorbona y posee una Maestría en Administración de Empresas (MBA) de la Universidad George Washington. Tiene reputación -hecha a su medida- de tecnócrata. Un reciente cambio en la Constitución de Togo se realizó para preparar la sucesión de Gnassingbé Eyadéma por su hijo, al reducir la edad mínima para ser presidente de 45 a 35 años.

Con el aval de Jacques Chirac, Gnassingbé Eyadéma cambió la Constitución en diciembre de 2002 y se volvió a presentar a las elecciones presidenciales que ganó con el 52% de los votos. Entonces hizo entrar a su hijo Faure en el gobierno con el cargo de Ministerio de Trabajos públicos, Minas y Telecomunicaciones.

Tras la muerte de su padre, los militares de la dictadura colonial francesa nombraron a Faure presidente, en lugar del presidente de la Asamblea Nacional, Fanbare Tchaba quién, en el momento de la muerte del dictador estaba en el extranjero. Para legitimar este nombramiento, la Asamblea se reunió rápidamente y nombró a Faure presidente de la Asamblea. Por todo esto, la Organización de la Unidad Africana, la Unión Europea y las Naciones Unidas califican esta sucesión como un golpe de estado. 

La farsa de Elecciones presidenciales de 2005

Faure ganó con el 60,6% de los votos las elecciones presidenciales que se celebraron el 24 de abril de 2005 que estuvieron marcadas por un escrutinio interrumpido por las fuerzas armadas togolesas al servicio de la oligarquía colonial. La oposición denunció irregularidades y hubo enfrentamientos entre opositores y las milicias del partido gubernamental, Rassemblement du Peuple Togolais, ayudadas por 2.500 militares. La Liga togolesa de los derechos del hombre denunció que unos 790 opositores fueron muertos, que la versión oficial redujo a 154 muertos. La ONU consideró que estos incidentes provocaron entre 400 y 500 muertos.

El 3 de mayo de 2005, la Corte constitucional confirmó los resultados que dieron como ganador a Faure Gnassingbé y éste tomó el poder el 4 de mayo. El Ministro de Asuntos Exteriores francés felicitó al ganador Durante este mandato, el presidente fue recibido oficialmente en muy pocos países occidentales. Las elecciones de 2007 también le fueron favorables, aunque su representación también fue cuestionada debido a la redistribución favorable al partido del gobierno porque en algunas regiones favorables al gobierno hacían falta muchos menos electores para ganar un escaño.

El 7 de marzo de 2010, el presidente de la Comisión Electoral nacional independiente, Issifou Taff Taiou, declaró a Faure ganador de las elecciones presidenciales del 5 de marzo con el 60,9% de los sufragios. Todos los candidatos de la oposición dijeron que los resultados eran fraudulentos. Faure tomó posesión del cargo de nuevo el 3 de mayo en el puerto de Lomé mientras había sacado a cientos de militares a las calles de Lomé para reprimir las protestas.

François Akila Esso Boko, antiguo ministro del interior togolés, acusó a Faure Gnassinbé y a su hermano Kpatcha de que la presidencia de Togo se había convertido en hereditaria. En 2008 Faure compró como coche presidencial un Maybach que costó 1,8 millones de euros al tiempo que pedía préstamos a la Unión Europea para mejorar las infraestructuras del país. Faure Gnassingbé tuvo un conflicto con el presidente de Ghana, John Kufuor, cuando dejó embarazada a su hija. Esto sucedió cuando ya se sabía que Faure tenía ocho mujeres, con las que había tenido 11 hijos.

Hollande ha ordenado 40 ejecuciones de "enemigos de Francia"

En el contexto de la lucha contra el terrorismo y amparándose en la legítima defensa colectiva, el presidente francés, François Hollande, no ha dudado en autorizar ejecuciones extrajudiciales para “neutralizar” a los yihadistas sospechosos de ser una clara amenaza contra los intereses franceses.

Los últimos días del franco CFA

El Franco de la Cooperación Financiera Africana (CFA), que se utiliza en 15 países de África Occidental y Central, atraviesa una zona de turbulencias. Tanto dentro como fuera del continente se ha formado un gran movimiento contra el CFA. Su misión es clara: "liberar a los estados africanos del yugo del franco CFA". En 72 años de existencia, el franco CFA ha demostrado suficientemente su ineficacia o incluso perjuicios para las economías africanas. Ninguno de los 15 países que utilizan la moneda tiene una situación económica envidiable, a pesar de la dinámica de la población y la riqueza de su subsuelo. El Franco CFA y las mentiras del imperialismo francés en el Sahel.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada