dissabte, 21 de gener de 2017

Juan Carlos de Borbón: una vida de ególatra y de tirano

En febrero de 2008, el consejero delegado de Mediaset España, Paolo Vasile, tuvo que aclarar que el afamado programa de televisión ‘Aquí Hay Tomate’ no había sido retirado de la parrilla de Telecinco por las presiones de Juan Carlos: “El Rey no acabó con ‘El Tomate’ pero sí llamó a Berlusconi (fundador y presidente del grupo de comunicación) para quejarse”. Un año más tarde, Vasile añadía: “El Gobierno no llama para presionar, es mucho más agobiante la Casa Real”. Afirma Iñaki Anasagasti, tras insistir en “la vida de derroche, de amigotes, de amantes…” que ha mantenido el tirano: “No ha sido una persona sensible, no ha tenido una fundación, un proyecto social… Sólo se ha preocupado de él: de sus viajes, de sus restaurants, de sus amantes y de sus cacerías".

Declaraciones que contrastan con la repercusión mediática que esta semana ha tenido la noticia publicada por ‘OK Diario’. “El CNI compró el silencio de Bárbara Rey, amante de Juan Carlos I, con fondos reservados en Luxemburgo”. Una información de la que se hicieron eco los principales programas de sociedad que acaparan buena parte de la parrilla de las televisiones más vistas en España. Sin ir más lejos, este viernes ‘Sálvame Deluxe’ dedicaba buena parte de su programa a airear la relación que el monarca supuestamente mantuvo con la ‘vedette’. Se constataba así que en apenas ocho años, la prensa del corazón ha pasado de no hablar del rey emérito a tratar sin pudor y en ‘prime time’ sus presuntos ‘affaires’.

“A la hora de informar sobre la Casa Real, ya no existe la censura que existía antes”, explica a ELPLURAL.COM Pilar Eyre. La periodista y escritora denuncia que “en la transición, tras el 23-F, se juntaron los cuatro directores de los periódicos más importantes de Madrid e hicieron un pacto entre caballeros, de ‘manga ancha al Rey’, de no inmiscuirse en sus temas personales”. Un pacto de silencio que se habría extendió al resto de la prensa pero que según Eyre ya se ha levantado: “Ese pacto ya ha prescrito. A la hora de informar sobre la Casa Real ya no existe la censura que existía antes”.

“El Rey ya es emérito para todo. Está jubilado para todo. Del poder y también de su capacidad de influencia”, sostiene la escritora. Una opinión similar a la que ofrece Iñaki Anasagasti. El ex senador del PNV y autor del libro ‘Una monarquía protegida por la censura’ (editorial Akal) asegura que “el pacto de silencio existió, pero se rompió con el escándalo de Botsuana en 2006 y su ‘lo siento mucho, no volverá a ocurrir’”.
En cualquier caso, Anasagasti aclara que “de todo lo que se está hablando ahora ya se hablaba en Madrid, lo que ocurre es que no quedaba recogido por ningún medio de comunicación”.

En su opinión, “seguirán saliendo escándalos” en los próximos días. “Cuando se abre la veda, siempre hay alguien que cuenta la historia”, sostiene Anasagasti tras insistir en “la vida de derroche, de amigotes, de amantes…” que ha mantenido el tirano Juan Carlos I: “No ha sido una persona sensible, no ha tenido una fundación, un proyecto social… Sólo se ha preocupado de él: de sus viajes, de sus restaurants, de sus amantes y de sus cacerías", informa El Plural.

España y la CIA: los documentos desclasificados

Hasta hace apenas unos días, si alguien quería sumergirse en las 12 millones de páginas desclasificadas por la CIA, podía hacerlo con total libertad. Eso sí, tenía que comprar un billete de avión, desplazarse a los Archivos Nacionales de College Park (Maryland) y sentarse ante uno de los cuatro ordenadores con acceso a los mismos entre las nueve de la mañana y las cuatro y media de la tarde. En otras palabras, que algo sea público no quiere decir que sea fácilmente accesible.

Kim Philby: El espía comunista que se burló de Franco y de Churchil

El doble agente británico y prosoviético Kim Philby, considerado el espía más importante del siglo XX, engañó al general Francisco Franco hasta el punto de recibir una condecoración suya, en 1938, mientras trabajaba para el bando republicano y la inteligencia soviética. Es uno de los episodios más notorios de la intensa pero hasta ahora ignorada actividad que el superagente surgido de Cambridge desplegó en suelo español durante la Guerra Civil. La historia se desvela ahora en el libro Un espía en la trinchera, del periodista Enrique Bocanegra, ganador del XXIX premio Comillas de Historia, Biografía y Memorias, que cada año convoca Tusquets Editores.

Los dossiers de Pujol que implican a Aznar, González y Juan Carlos, su bula

Jordi Pujol ya hizo un amago durante su comparecencia en el Parlament catalán, el 25 de septiembre de 2014, cuando al ser interpelado sobre el origen de su fortuna que atribuía a la herencia de su padre, y ante las dudas de algunos diputados, manifestó que si ponía en marcha el ventilador se iba a armar gorda. Lo que pocos conocen, pero sí el Gobierno Rajoy, la oposición y los centros de poder, es que tras el escándalo de Banca Catalana, Pujol lo tuvo claro. Logró que los miembros del tribunal que le juzgaba fueran convenientemente tocados. De forma incomprensible, salió absuelto.

El rey se vio con el mismo testaferro que usaron Gao Ping, Bárcenas y la Gurtel

La noticia es quizás la de mayor gravedad y magnitud que se ha publicado en España desde que murió Franco y está firmada por uno de los mejores periodistas españoles de investigación, Manuel Cerdán, ex director de la revista Interviú. Sin embargo, ningún periódico oficial se atreve a publicarla en España: el principal testaferro de los españoles que evaden dinero a Suiza, Arturo Fasana, se entrevistó con el rey Juan Carlos de Borbón en el Palacio de la Zarzuela.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada