dimarts, 31 de gener de 2017

Las orgías del párroco proxeneta de Padua con nueve amantes

No respetaron el sabio consejo dado a los eclesiásticos desde los tiempos de la Edad Media: nisi caste, saltem caute (si no casto, al menos cauto). El cura Andrea Contin (foto) y sus cómplices –también curas– se olvidaron del voto de castidad y, según la investigación en curso de la fiscalía de Padua –en el norte de Italia–, "cayeron en un absoluto desenfreno sexual". Más allá de las implicaciones morales y de las eventuales sanciones canónicas, el problema del principal implicado, hasta hace poco titular de la parroquia de San Lázaro, es que podría haber cometido varios delitos graves: inducción a la prostitución, violencia doméstica y malversación de fondos.

En Padua no se habla de otra cosa desde antes de la pasada Navidad. El diario Il Mattino y otros medios locales destaparon el escándalo, que llegó luego a la prensa nacional y a la televisión. Los detalles del caso son tan sórdidos que podrían dar argumento a una película, por supuesto pornográfica. El protagonista de esta historia casi inverosímil, don Andrea, de 49 años, ha admitido haber mantenido relaciones con diversas amantes (la lista, entretanto, se ha alargado a nueve mujeres), pero niega haber golpeado a la que lo denunció ni haberla forzado a tener sexo con otros hombres.

En la casa del cura, sin embargo, la policía encontró material comprometedor, incluida una colección de vídeos porno de elaboración propia. La denunciante, una mujer de origen rumano de la misma edad que el sacerdote, admitió haber sido la amante de Contin durante años. Antes él había insistido mucho en seducirla, la llamaba sin cesar, hasta que al final la citó un día en su casa y la besó en la boca.

La relación, sin embargo, fue complicada dados los peculiares gustos del sacerdote. En el sumario de la fiscalía que se ha filtrado a la prensa no se escatiman descripciones sólo aptas para adultos. El cura, al parecer, la filmaba mientras estaba con otros hombres. Uno de ellos, según los fiscales, era el párroco de Carbonara di Rovolon, don Roberto Cavazzana, de 41 años, un cura de aspecto joven, apuesto, muy querido por los feligreses –sobre todo ellas– y que guarda bastante parecido con el actor estadounidense George Clooney.

La policía encontró material comprometedor, incluida una colección de vídeos porno de elaboración propia


Contin pudo haber compartido con Cavazzana otras amantes. Hay dos curas más de la zona que son investigados en esta red de lujuria. La presunta víctima de esta historia denunció primero su situación a la curia de ­Padua, pero, según ella, no le hicieron demasiado caso, por lo que recurrió a la policía. Cuando los carabineros realizaron el registro en la casa de don Andrea, tuvieron la sensación de entrar en un sex shop. Encontraron vibradores, látigos, cadenas, lencería provocadora y una misteriosa bota blanca de tacón alto. Pero lo más interesante para los fiscales, por la información que aporta, fueron los vídeos porno. Cada uno llevaba una etiqueta ­distintiva con el nombre de un papa. Contin se permitía hasta esta broma sacrílega.

Pese al ejemplo de austeridad que da e intenta imponer el papa Francisco, a don Andrea le gustaba el lujo y los buenos restaurantes. En casa de sus padres –por discreción– tenía aparcado un vehículo Jaguar de color rojo con el que llevaba a sus amantes a destinos como la localidad francesa de Cap d’Agde, conocida por su playa nudista y los clubes de intercambio de parejas. En sus escapadas se hacía pasar por abogado. Difícilmente podía llevar ese ritmo de vida con su sueldo oficial de 1.050 euros.

La fiscalía investiga, por tanto, sus cuentas corrientes. El obispo de Padua, Claudio Cipolla, hubo de regresar anticipadamente de Sudamérica, donde realizaba una visita pastoral, para ocuparse del escándalo. Contin y Cavazzana han tenido que abandonar la parroquia y se desconoce dónde se han refugiado para evitar a la prensa. La familia de Contin ha dejado también su pueblo. En alusión al caso de Padua y a otros escándalos similares, el secretario general de la Conferencia Episcopal Italiana, Nunzio Galantino, declaró hace unos días: “Hay sufrimiento y vergüenza por el comportamiento de algunos curas, pero tengo el orgullo de decir que no representan a la Iglesia”, informa La Vanguardia.

Sacerdote acusado de organizar orgías en la rectoría y proxenetismo con 15 mujeres

El cura católico Andrea Contin, sacerdote de la parroquia de la ciudad de Padua, en el norte de Véneto, está bajo investigación policial bajo sospecha de vivir de ganancias inmorales y violencia psicológica. Una variedad de juguetes sexuales y vídeos, supuestamente mostrando orgías que tienen lugar en las instalaciones de la iglesia de San Lazzaro, han sido confiscados tras las quejas de tres feligresas. El cura de 48 años también ocultaba vídeos caseros pornográficos con portadas con los nombres de varios Papas. Se le acusa también de compartir a algunas de sus amantes con otros hombres en una web de intercambios, según The Times. El sacerdote también habría llevado a sus amigas a estancias de un centro naturista y de solteros en Cap d'Agde, al sur de la costa francesa.

Toda la oposición contra que la superstición católica cuente para nota

La oposición no va a aceptar que la propaganda de la secta vaticana bajo la denominación genérica y falsaria de 'Religión' -cuando solo se explican leyendas y sandeces del dogma vaticano- continúe siendo una asignatura evaluable que puntúa para la media en la negociación del pacto educativo para sustituir a la fascista Lomce de Werth y Rajoy por una ley de consenso. PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos coinciden en que la materia no puede continuar siendo parte de la oferta obligatoria y computable en Primaria y Secundaria, como introdujo el PP al redactar la 'ley Wert'.

Mazarrón: monjas de vida opulenta y fascista en un asilo para pobres

La residencia se cedió a las Franciscanas de la Purísima de Mazarrón (Murcia) “para pobres, ancianos y necesitados” y los vecinos denuncian que no se está cumpliendo lo pactado en una cláusula de la escritura además del maltrato a los ancianos y la vida indecente y amoral de unas barraganas que pretenden ser de la orden de los pobres franciscanos.

Valencia cobrará el IBI a los negocios del Vaticano y pide renegociar el Concordato

El Ayuntamiento de Valencia se ha pronunciado a favor de modificar las leyes para eliminar las exenciones fiscales de las confesiones religiosas y que paguen el IBI sobre inmuebles destinados a negocios, y ha aprobado pedir al Gobierno que renegocie el Concordato con la Santa Sede. Así consta en una moción presentada por el portavoz de València en Comú, Jordi Peris, aunque acordada con sus socios de gobierno local, Compromís y PSPV, y que han rechazado PP y Ciudadanos. Este último grupo ha presentado enmiendas a los trece puntos de la iniciativa, que han sido rechazadas por el tripartito y los populares.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada