dijous, 26 de gener de 2017

Toda la oposición contra que la superstición católica cuente para nota

La oposición no va a aceptar que la propaganda de la secta vaticana bajo la denominación genérica y falsaria de 'Religión' -cuando solo se explican leyendas y sandeces del dogma vaticano- continúe siendo una asignatura evaluable que puntúa para la media en la negociación del pacto educativo para sustituir a la fascista Lomce de Werth y Rajoy por una ley de consenso. PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos coinciden en que la materia no puede continuar siendo parte de la oferta obligatoria y computable en Primaria y Secundaria, como introdujo el PP al redactar la 'ley Wert'. Este punto contó con el apoyo de los obispos, cuyo objetivo es que se mantenga con este estatus según manifestaron en la reunión mantenida a finales de noviembre con el ministro de Educación del PP, Íñigo Mendez de Vigo.

Los socialistas y los de Albert Rivera apuestan por volver a la situación previa a la Lomce, es decir, que la asignatura se oferte como optativa sin que cuente la nota para el expediente académico de los estudiantes. De este modo, consideran, se aliviarían las reticencias que ha generado la vuelta de tuerca de la Lomce a la asignatura y se volvería a una situación de "no conflicto".

"Creemos que lo que establecía la ley anterior no generaba ningún problema. Además, el paso más allá que ha dado la Lomce no ha sido ni siquiera demandado por los profesores de religión. En algunas comunidades se están dando menos horas que antes, incluso", argumenta Marta Martín, portavoz de Educación de Ciudadanos. Para Unidos Podemos, la vuelta al escenario precedente no es suficiente. "La Religión debe salir, al menos, del horario escolar y no restar horas a otras materias de raíz científica o humanista. La educación en la red pública debe ser laica", afirma el diputado Javier Sánchez.

El portavoz matiza que "no se trata de negar el hecho religioso, sino de tratarlo de manera no confesional. Y eso se podía impartir en otras disciplinas". Una postura similar ha manifestado el PSOE en las dos últimas campañas electorales. Y Ciudadanos incluía en su primer programa la creación de una asignatura que englobara la historia de más religiones además de la católica. Al menos una parte de la oposición se inclina a pensar que el PP, que no ha aclarado aún cuál será su postura en este tema, dejará de hacer bandera de algunas cuestiones defendidas en la etapa anterior. Y el carácter evaluable de la religión podría ser una de ellas.

Profesores de superstición y católicas mentiras

Hay otro gran punto de fricción en lo tocante a la religión, y es el estatus de los más de 25.500 profesores de la materia con un dudoso y acientífico curriculum y puestos a dedo por la secta vaticana para explicar sus leyendas y mentiras como si de verdades científicas se tratara. Además, causa polémica al tratarse de personal docente no público –no hay oposiciones, solo enchufe obispal–, cuyo nombramiento es elegido de forma discrecional por cada obispo en su diócesis –que, como se ha demostrado, puede despedir a los docentes sin más explicación–, pero cuyo pago corresponde a las Administraciones correspondientes. Una vía más de financiación pública de la secta nazicatólica, pues el currículum también es decidido por la cúpula episcopal, aunque se imparta en centros públicos. Con la fascista Lomce del PP se introdujeron nuevos modelos de aprendizaje anacrónicos y reaccionarios que incluyen rezos en Primaria, y en Secundaria se suprimen las comparaciones con otras creencias como el judaísmo o el budismo.

Esta situación, parte del acuerdo suscrito con la Santa Sede, no parece a priori que vaya a verse alterada tras el pacto. PSOE y Ciudadanos a priori no pedirán que se ahonde en el asunto. Sí lo hará Unidos Podemos, y así aparece expresamente en su programa electoral en un epígrafe titulado "Anulación del Concordato". Anualmente siete de cada diez alumnos –o sus familias– optan por la asignatura de religión en los centros educativos. El curso pasado fueron concretamente un 63%, según datos recabados por la Conferencia Episcopal: más de 3,6 millones de alumnos y alumnas.

Tras la implantación de la Lomce, los estudiantes de 1º de Bachillerato que eligen esta materia en institutos públicos casi se duplicó en el curso 2015-2016: de 67.807 a 130.078. En este nivel, la asignatura está en el mismo cajón que francés, dibujo técnico o anatomía aplicada. La misma tendencia al alza se desprende de otra fuente de datos, los recabados por la Asociación de Directores de Instituto (Adimad).

Els nazicatòlics de JxSí i PP junts contra la laïcitat a l’educació

Els grups parlamentaris de Junts Pel Sí i del Partit Popular han impedit avui la tramitació de la proposició de llei de Catalunya Sí Que es Pot per garantir la laïcitat de l’escola finançada amb diners públics a Catalunya. La proposta, defensada al ple per la diputada Jéssica Albiach, plantejava “desobeir” els concordats de l’Estat amb el Vaticà i la modificació de l’article 2.1. de la Llei d’Educació de Catalunya (LEC) per tal d’incorporar la laïcitat als principis rectors del sistema educatiu. La resta de grups han votat a favor de la seva tramitació, a excepció de C’s, que s’ha abstingut.

Todo el Congreso contra el 'impuesto al sol' del PP

Todos los grupos parlamentarios del Congreso, salvo el PP y Foro Asturias, han mostrado su apoyo a una proposición de ley registrada este martes en la Cámara Baja para el fomento del autoconsumo eléctrico que pretende eliminar el llamado 'impuesto al sol', impulsar el autoconsumo colectivo, una simplificación administrativa y una racionalización del régimen de sanciones.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada