diumenge, 29 de gener de 2017

Un asteroide se acercará a 51 millones de kms de la Tierra en febrero

La misión NeoWise de la NASA ha descubierto recientemente algunos objetos celestes que viajan por nuestro sistema solar. Un objeto llamado 2016 WF9 fue detectado por el proyecto el 27 de Noviembre de 2016. Está en una órbita que lo lleva a un recorrido panorámico de nuestro sistema solar. En su mayor distancia del Sol, se aproxima a la órbita de Júpiter. A lo largo de 4,9 años terrestres, viaja hacia el interior, pasando por debajo del cinturón de asteroides principal y la órbita de Marte hasta que oscila justo dentro de la propia órbita de la Tierra. Después de eso, se dirige de nuevo hacia el sistema solar exterior. Los objetos de este tipo de órbitas tienen múltiples orígenes posibles: podría haber sido un cometa o podría haberse desviado de una población de objetos oscuros en el cinturón principal de asteroides. En la imagen la órbita del asteroide 2016 WF9.

2016 WF9 se acercará a la órbita de la Tierra el 25 de Febrero de 2017. A una distancia de 51 millones de kilómetros de la Tierra, este paso no lo traerá particularmente cerca y por lo tanto no hay riesgo. Hay que tener en cuenta que la Luna se ubica a unos 384.400 km de la Tierra. La trayectoria de 2016 WF9 es bien entendida, y el objeto no es una amenaza para la Tierra en el futuro previsible. Según datos orbitales, este objeto podría tener un periodo orbital de un total de 274.000 años.

La misión NEOWISE trata de un sistema de caza de asteroides y cometas gracias a los datos que se obtienen de la misión del observatorio espacial Wide-Field Infrared Explorer (WISE). Después de descubrir más de 34.000 asteroides durante su misión original, NEOWISE fue sacado de hibernación en Diciembre de 2013 para encontrar y aprender más sobre asteroides y cometas que podrían representar un peligro de impacto para la Tierra. Lo que por ahora se conoce es que 2016 WF9 es relativamente grande: de aproximadamente 0,5 a 1 kilómetro de diámetro.

También es bastante oscuro, reflejando sólo un pequeño porcentaje de la luz que cae sobre su superficie. Este cuerpo se asemeja a un cometa en su reflectividad y órbita, pero parece carecer de la característica nube de polvo y gas que define un cometa. “2016 WF9 podría tener orígenes cometarios”, dijo el investigador principal adjunto James “Gerbs” Bauer de JPL. “Este objeto ilustra que la frontera entre asteroides y cometas es borrosa, tal vez con el tiempo este objeto ha perdido la mayoría de los volátiles que permanecen en o justo debajo de su superficie”.

Los objetos cercanos a la Tierra (NEOs) absorben la mayor parte de la luz que cae sobre ellos y vuelven a emitir esa energía en longitudes de onda infrarrojas. Esto permite a los detectores de infrarrojos de NEOWISE estudiar NEOs tanto oscuros como de color claro, con casi la misma claridad y sensibilidad.

Los datos de NEOWISE se han utilizado para medir el tamaño de cada objeto próximo a la Tierra que observa. 31 asteroides que NEOWISE ha descubierto pasan dentro de aproximadamente 20 distancias lunares de la órbita de la Tierra, y 19 tienen más de 140 metros de tamaño, pero reflejan menos del 10% de la luz solar que cae sobre ellos. WISE ha completado su séptimo año en el espacio después de haber sido puesto en marcha el 14 de Diciembre de 2009, informa el GAME.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada