dimecres, 15 de febrer de 2017

EEUU: "Los negocios de Trump con Rusia pueden ser peores que el Watergate"

Los tratos de Donald Trump con Rusia podrían ser un escándalo político más grande que Watergate, según uno de los periodistas políticos más experimentados de Estados Unidos. "Watergate es el escándalo político más grande de mi vida, tal vez hasta ahora", dice el ex presentador de noticias de CBS, Dan Rather, en un post en Facebook. "Fue lo más cerca que llegamos a una debilitante crisis constitucional, tal vez hasta ahora". Sus comentarios llegan después de que la Casa Blanca ha admitido que al presidente le habían dicho hace varias semanas que el asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, no había dicho la verdad sobre una llamada telefónica con un diplomático ruso, pero decidió no despedirlo inmediatamente. Las noticias han alimentado preocupaciones más amplias sobre la cercanía de Trump con Vladimir Putin y el papel que Rusia pudo haber jugado en ayudarlo a conseguir ser elegido.

"En una escala de 10 para el Armageddon de nuestra forma de gobierno, pondría el Watergate en un 9", dice Rather, que ganó la fama por su cobertura, como corresponsal en la Casa Blanca, del escándalo que llevó a la renuncia del presidente Richard Nixon en 1974. "Este escándalo de Rusia está en algún punto alrededor de un 5 o 6, en mi opinión, pero está en una cascada de intensidad creciente, aparentemente a cada hora".

Flynn entregó su renuncia en medio de una creciente controversia sobre su interacción con los funcionarios rusos, y una falsa garantía de que no había discutido el tema de las sanciones. Mientras tanto, las fuerzas del orden y las agencias de inteligencia encontraron que los miembros de la campaña del Sr. Trump y otros asociados habían tenido contactos repetidos con funcionarios rusos en el período previo a las elecciones. Cuatro funcionarios estadounidenses dijeron al New York Times que habían interceptado registros telefónicos y llamadas telefónicas y que habían encontrado evidencia de repetidas comunicaciones el año pasado, al mismo tiempo que descubrieron que Rusia había llevado a cabo una "campaña de influencia" en la campaña electoral, publicando falsas noticias para sabotear la candidatura de Hillary Clinton.

Rather es sólo una de las muchas voces que ahora se preguntan cuánto Trump sabía sobre las acciones de Flynn, y por qué no actuó antes: "Todavía estamos a menos de un mes de la presidencia de Trump, y muchos están haciendo esa pregunta, hecha famosa por el senador de Tennessee Howard Baker hace muchos años: "¿Qué sabía el Presidente, y cuándo lo supo?". Agrega que como reportero tiene una perspectiva diferente sobre el desarrollo del escándalo Watergate y ya puede ver similitudes: "Cuando miramos hacia el Watergate, recordamos el final de la Presidencia de Nixon. Vino con una avalancha -dijo-, pero durante la mayor parte del tiempo, mis compañeros periodistas y yo estábamos persiguiendo la historia, mientras resonaba con una intensidad baja. Nunca estábamos muy seguros de cuánto nos enteraríamos de lo que realmente sucedió. Al final, la verdad surgió a la luz, y el presidente Nixon descendió a la infamia".

El gobierno de Trump ha dicho que no disciplinó a Flynn antes porque el Presidente quería darle al teniente general jubilado "el debido proceso". El abogado de la Casa Blanca ha sostenido que Flynn no violó la ley, dijo el martes el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer. Trump finalmente exigió la renuncia del Flynn después de negarse éste a explicar al vicepresidente Mike Pence los detalles sobre la llamada y sobre las sanciones, lo que llevó a Pence a repetir la mentira en la televisión, según Spicer. Pero la situación ha aumentado las preocupaciones por el carácter demasiado amistoso de la relación de Trump con Rusia, y cómo esto podría afectar los intereses de Estados Unidos. Como presidente, Trump se ha negado a criticar al presidente ruso y ha indicado que le gustaría reparar las maltrechas relaciones con el país.

Rather pide una investigación independiente sobre el asunto, argumentando que la administración y el Congreso Republicano han perdido su derecho de confianza en estas cuestiones. "La Casa Blanca no tiene credibilidad en este asunto", informa The Independent.

Trump vende el acceso a la 'Casa Blanca de Invierno' por 200.000 $

Mientras el presidente Donald Trump se dirigía a su complejo privado en Florida este fin de semana -su segundo viaje en dos semanas, y probablemente no su último este mes-, los expertos en ética y varios senadores han expresado sus serias preocupaciones acerca del presidente en medio de un grupo bullicioso, y elitista, de 'VIP'. Durante las últimas 48 horas, Trump ha confirmado esas preocupaciones con su 'gusto' dorado. Elaboró la respuesta al lanzamiento de misil norcoreano en un 'patio' muy animado, mientras las personas sacaban fotos y los camareros limpiaban su ensalada. Se reunió con miembros y visitantes en el club, dejando claro que el pago de la cuota de 200.000 dólares en Mar-a-Lago es una forma fácil de charlar con "el hombre más poderoso de la tierra". Y los visitantes fueron aparentemente capaces de acercarse a los documentos clasificados y a la limusina presidencial siempre que quisieran y hacerse fotos con "La Bestia".

EEUU: Michael Flynn dimite por sus conversaciones con Rusia

No se ha cumplido un mes desde que Donald Trump jurara su cargo como presidente de EEUU y ya ha sufrido la primera dimisión de importancia en su gabinete. Ha sido el asesor de Seguridad Nacional y exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Michael Flynn, el que ha presentado su renuncia después de que saliera a la luz que había mentido al vicepresidente, Mike Pence, y a otros altos cargos de la Casa Blanca acerca de una conversación que había mantenido con el embajador ruso. El controvertido militar argumenta que dio "de forma involuntaria" al vicepresidente y a otros altos cargos "información incompleta" acerca de las llamadas al embajador ruso en Washington sobre las sanciones impuestas por EEUU a Rusia.

La UE aprueba el CETA con el voto de los neoliberales y PSOE

El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado este miércoles la ratificación del controvertido acuerdo comercial negociado por la Unión Europea y Canadá (CETA), lo que permitirá su entrada en vigor provisional esta misma primavera, a la espera de que los parlamentos nacionales den luz verde a su aplicación definitiva. El CETA ha sido respaldado con 408 votos a favor, 254 en contra y 33 abstenciones, con el apoyo mayoritario del Partido Popular Europeo (PPE), Liberales (ALDE), Conservadores y Reformistas (ECR) y un voto divido según delegaciones nacionales en el seno de Socialistas y Demócratas (S&D).

Conferencia de Seguridad en Múnich: ¿nuevo orden mundial ante el pánico de las oligarquías?

”Postverdad, Postoccidental y Postorden” son un aviso ya en el título del documento sobre la Conferencia de Seguridad en Múnich; sus autores ya insinúan lo que quieren o temen que sucederá en 2017: el posible fin del viejo orden mundial, es decir, del dominio occidental, unilateral y colonial, sobre el resto del mundo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada