dimarts, 21 de febrer de 2017

El PP reniega de sus promesas y mantiene al corrupto presidente de Murcia

El coordinador general del PP y responsable de Organización y Electoral, Fernando Martínez-Maillo, ha afirmado que e PP tratará de “convencer” a Ciudadanos para que frene su ofensiva contra el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, citado como investigado (antes imputado) por el caso Auditorio. El dirigente franquista dice que hay que “esperar” antes de pedir la dimisión del presidente de de la Región de Murcia, ya que no está afectado por un “caso de corrupción” pese a su imputación judicial y los grandes discursos demagógicos en campaña sobre la dimisión de cualquier imputado, ahora olvidada. “No estamos hablando inicialmente de un caso de corrupción y siempre será en el ámbito del acuerdo entre Ciudadanos y Partido Popular de Murcia, ha sostenido Maillo, según Europa Press, en declaraciones a los medios un desayuno organizado por esta agencia en Madrid.

Y es que, aludiendo a una frase que se hizo “famosa” durante las negociaciones con los de Albert Rivera para el pacto de investidura, Maillo ha destacado que “no es lo mismo meter la pata que meter la mano”. Para el coordinador general del PP, Sánchez no cometió ningún delito de corrupción en el caso Auditorio, sino que se trataría de una prevaricación administrativa. Por su parte, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, no cree tampoco que el presidente de Murcia deba dimitir. “El hecho de que cualquier persona tenga que comparecer ante los tribunales me parece que pone de manifiesto que todos somos iguales ante la Ley y estamos obligados a rendir cuentas”, ha afirmado el titular de Justicia.

“De ahí derivar una responsabilidad política en un trámite sin conclusiones, sólo una mera investigación, en mi opinión y así lo hemos puesto en el PP no es el momento”, ha sostenido Catalá, según la SER. El ministro ha insistido en que “todavía no hemos aprendido a tener la mesura de esperar a que haya conclusiones” y ha reclamado “prudencia” antes de exigir responsabilidades políticas al presidente de la Región de Murcia. En su opinión hay “antecedentes recientes” que aconsejan “mesura” antes de obligar a un cargo a renunciar a sus responsabilidades.

Imputado el presidente de Murcia del PP

El magistrado del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia, instructor del caso Auditorio, Julián Pérez-Templado, ha citado a declarar en calidad de investigado al presidente del Ejecutivo murciano, Pedro Antonio Sánchez (foto), el próximo 6 de marzo. Las diligencias se refieren al proyecto, adjudicación, ejecución y recepción de la sobras de dicho auditorio en Puerto Lumbreras cuando Sánchez era alcalde de dicha localidad. Si el PP cumple su promesa anti-corrupción el presidente debería dejar su cargo tras la imputación. Soria (PP) no pagó su suite en Punta Cana y lo condenan a pagar las costas.

Alicante: el PP troceaba contratos para darlos a dedo

La Diputación de Alicante, que presidía José Joaquín Ripoll (der. de la foto con los mafiosos Fabra y Rus, ya condenados), exalto cargo del PP hoy imputado en el caso Brugal, llegó a pagar en 2005 más de 214.000 euros mediante una veintena larga de facturas a las dos empresas denunciadas por Compromís por irregularidades en la adjudicación de los pabellones del Patronato de Turismo Costa Blanca entre los años 2004 y 2009. Todos esos pagos fueron inferiores a 12.000 euros, que era entonces el límite legal para tener que convocar concurso.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada