dimecres, 22 de febrer de 2017

Interrogan al guardaespaldas de Le Pen por los empleos ficticios

Thierry Légier (foto tras Marine Le Pen), guardaespaldas de la fascista francesa Marine Le Pen, es interrogado por investigadores sobre las irregularidades en su contratación como asistente en el Parlamento Europeo. Légier llegó a primera hora de la mañana a los locales de la Dirección Central de la Policía Judicial de París para ser interrogado sobre sus labores reales como asistente parlamentario de Le Pen en la Eurocámara. Catherine Griset, la secretaria personal de la líder ultraderechista, también será interrogada en el mismo caso. La Justicia francesa abrió hace dos años una investigación a petición del PE, ante las sospechas de que esas dos personas, contratadas ambas como asistentes parlamentarios de Le Pen en la institución, no efectuaban en realidad sus funciones. Los jueces investigan en media docena de causas a Le Pen, a varios de los máximos dirigentes de su partido y a algunos de sus financiadores.

Los investigadores franceses llevaron a cabo diversas diligencias, la última fue el registro el pasado lunes (20.02.2017) de los locales del partido de Le Pen, el Frente Nacional (FN), en Nanterre, en las afueras de París.
El Parlamento Europeo pide a Le Pen que devuelva la totalidad de las retribuciones recibidas por sus asistentes parlamentarios, casi 330.000 euros. Un informe de la Oficina Antifraude de la eurocámara estimó que ninguno de los dos trabajó realmente para la eurodiputada. Légier era en realidad su guardaespaldas y Griset trabajaba para el partido en Nanterre.

El FN, por su parte, niega las acusaciones y asegura que se trata de una operación política contra Le Pen, que encabeza las intenciones de voto en las encuestas para la primera vuelta de las presidenciales francesas que tendrá lugar el próximo 23 de abril, informa DW.

Los jueces investigan en media docena de causas a Le Pen, a varios de los máximos dirigentes de su partido y a algunos de sus financiadores

El caso más reciente ha sido el de los asistentes de los 23 eurodiputados del Frente Nacional. En 2015, la Eurocámara tuvo sospechas de que 29 de los 60 contratos con colaboradores de los diputados del Frente Nacional eran ficticios. En el caso de Le Pen, la Oficina Antifraude demostró que, en efecto, cobraban pero no trabajaban como asistentes suyos Catherine Griset, su secretaria y luego jefa de Gabinete en París, y Thierry Légier, su atlético y rapado guardaespaldas. "El Parlamento Europeo nos persigue siempre", se ha defendido la candidata el jueves por la noche en el conocido programa "L´Emission Politique" de France 2 con récord de audiencia durante su entrevista. "Utiliza asuntos sin pie ni cabeza porque nos oponemos a las iniciativas europeas", lanzó.

Los jueces franceses opinan lo mismo que la Eurocámara. El Parlamento Europeo le descuenta la mitad del sueldo a Le Pen para recuperar los 300.000 euros defraudados que no ha querido devolver, pero, en paralelo, un tribunal de París le acaba de abrir una investigación por presunto "fraude en banda organizada". La sospecha de fondo es que el antieuropeísta Frente Nacional (FN) utiliza los fondos de la Eurocámara para pagar sueldos de empleados, lograr suculentos ingresos para sus máximos dirigentes —todos ellos son eurodiputados— y beneficiar también a familiares, como ha hecho Fillon con su esposa y dos hijos.

La práctica viene de lejos. Marine Le Pen ya tuvo en 2011 como asistente en Bruselas a su pareja, Louis Aliot, después ascendido a vicepresidente del partido y eurodiputado desde 2014. Le Canard Enchainé ha recordado también que el padre de Marine y fundador del FN, Jean-Marie Le Pen, logró que otra de sus hijas, Yann, fuera contratada entre 2005 y 2009 como asistente por su amigo y eurodiputado Bruno Gollnisch. Y por 7.000 euros al mes. La Eurocámara prohíbe contratar a familiares directos, pero Jean-Marie Le Pen eludió así la norma. Como familia es, recuerda el semanario satírico, la secretaria Catherine Griset, hermana del exmarido de Marine Le Pen. Una vez más, imposible separar la historia del FN y la de la familia Le Pen.

Le Pen, además, es investigada en varios casos de financiación ilegal. Los jueces analizan por presuntos delitos todas las campañas electorales —presidenciales, regionales, locales, europeas…— desde que Marine Le Pen se hizo con el control del partido en 2011. Entre la media docena de imputados a la espera de juicio, está el tesorero del partido, Wallerand de Saint Just. Las campañas se han financiado en parte con la venta con sobreprecios de material de propaganda a candidatos y grupos de apoyo. Los jueces, además, sospechan que varios prestamistas han usado cantidades aportadas al partido para blanquear dinero, informa El País.

Philippe Martinez, CGT: "Cala el discurso que los extranjeros sobran en Francia"

Philippe Martínez es secretario general de la CGT, el primer sindicato francés, desde febrero de 2015. Pese a su discreto perfil inicial al frente del movimiento, ha acabado dando la batalla al Ejecutivo de François Hollande y su reforma laboral. Este sindicalista, de origen español, ha conseguido movilizar a sectores estratégicos, convirtiéndose en una figura de resistencia contra la 'ley El Khomri', el polémico paquete de reformas laborales. Ha estado esta semana en Barcelona donde ha participado en un encuentro con CCOO.

Alemania: Schultz gira a la izquierda

El candidato socialdemócrata a canciller, Martin Schulz, propone dar marcha atrás a las reformas económicas neoliberales implementadas por el último canciller de su partido, Gerhard Schröder. Todo el mundo está contento en Alemania por el renacimiento del centro-izquierda, neoliberalizado y derechizado por el nefasto Gerhard Schröder. "El hecho de hacer al SPD feliz me hace feliz”, bromeó Martín Schulz, el candidato del partido socialdemócrata alemán en las elecciones de septiembre, mientras comentaba la víspera el enorme impulso que su candidatura ha dado a la formación en las encuestas de opinión. Foto: Gerhard Schröder y Martin Schulz en 2014.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada