dimarts, 7 de febrer de 2017

Manifestaciones en Bucarest en apoyo al gobierno: !No a la corrupción! !Iohannis dimisión!

Frente a las manifestaciones organizadas por la derecha y las multinacionales que no se dirigen contra la corrupción, como publicitan los medios de propaganda reaccionarios, sino contra el programa social del gobierno, los votantes del gobierno socialdemócrata y los que están en contra de las maniobras y manipulaciones mediáticas de la oposición y las grandes corporciones han salido también a la calle. Estos manifestantes piden que se respete la voluntad popular de las últimas elecciones del 11 de diciembre, en las cuales el Partido Social Demócrata derrotó al gobierno antipopular de la derecha presidido por Dan Ciolos, pero dirigido por Klaus Iohannis, y se están concentrando ante el Palacio de Cotroceni, sede de la jefatura del Estado. Piden la dimisión del presidente Klaus Iohannis; el líder de la derecha está acusado de comprar seis mansiones en la ciudad de la que fue alcalde, Sibiu, con dinero negro de imposible justificación.

Iohannis, saltándose sus competencias constitucionales como arbitro entre instituciones políticas y representante máximo de Rumania en el exterior, no ha dudado en ponerse al frente de las manifestaciones organizadas por la derecha rumana contra el programa del actual gobierno socialdemócrata, que ha causado una gran revuelta entre las multinacionales y grandes empresas, que han conseguido movilizar, a través de ONGs y partidos reaccionarios, a su electorado, entre otras cosas con una campaña manipulatoria contra la reciente reforma del Código Penal, que ha sido finalmente derogada.

El presidente intentó impedir desde el primer momento la formación del nuevo gobierno, rechazando la candidatura a dirigir el gobierno de la socialdemócrata Sevil Shhaideh sin argumentarla, (aunque se piensa, a falta de explicación alguna, que las dos razones que había detrás de la decisión eran que se trataba de una mujer y que, además, es musulmana); y después, no ha dejado pasar la oportunidad de intentar ganar movilizando a la derecha (a través del entramado de ONGs que han dado lugar recientemente al partido Unión Salvad Rumania (una especie de Ciudadanos -C's- españoles pero todavía más cercanos a las prácticas falangistas de antaño) y del Partido de la derecha reaccionaria, el Partido Nacional Liberal (el partido de Iohannis).

La brutal campaña mediática contra el gobierno ha acabado haciendo reaccionar a sus votantes (que hicieron que el Partido Socialdemócrata alcanzará una rotunda victoria en las últimas elecciones del pasado mes de diciembre), manifestándose estos ante la sede de la presidencia rumana, el Palacio de Cotroceni. Con gritos de !No a la corrupción! !Iohannis dimisión! !Respeto al voto democrático!

Cierto es que las manifestaciones contra la derecha no están llenas de pancartas impresas a color, de grandes proyectores modernos o de niños bien con ropa de marca apoyados por directores de multinacionales o ejecutivos bancarios; se trata de parados, pensionistas, los trabajadores peor pagados o, en general, además de los que mantienen algo de sensibilidad social después de años de fomento del individualismo radical, los que más han sufrido las consecuencias de estos 27 años de capitalismo salvaje, los que, desafortunadamente, votan a la socialdemocracia en vez de organizarse en un partido que defienda realmente sus derechos.

Por supuesto que tampoco, al contrario que sucede con las manifestaciones de la derecha, organizadas para proteger los derechos de las multinacionales en la colonia rumana, los medios de propaganda de estas no han informado apenas sobre las protestas de los que votaron al gobierno y defienden su programa y, especialmente, que es lo que duele a los reaccionarios, de sus medidas sociales, informa Un vallecano en Rumanía.

Rumanía: Los neoliberales toman la calle

En este mundo al revés, en los tenebrosos dominios de la barbarie, mientras los explotados reculan, se quedan en casa, emigran o se queman a lo bonzo, son los explotadores o sus títeres los que pasan a la ofensiva y, si es necesario, toman las calles (los maidan se han puesto de moda en el este, como hemos visto en otros paises vecinos como la República de Moldavia o Ucrania). La dolorosa derrota electoral de la derecha neoliberal rumana, apoyada por el entramado de Soros y por las grandes corporaciones capitalistas, en las últimas elecciones del mes de noviembre pasado, trastocó los planes de seguir aplicando las políticas de crudo neoliberalismo en Rumania a través del gobierno instaurado el año anterior tras la dimisión del gobierno socialdemócrata: el gobierno "apolítico" dirigido por el comisario europeo Dacian Ciolos.

Escocia vota contra la salida de la UE y el Brexit

Como se esperaba, la mayoría de los parlamentarios escoceses se oponen al gobierno conservador del Reino Unido de Teresa May que aplicará el Artículo 50 para iniciar la salida de la UE, pero la votación es en gran medida simbólica. El Parlamento escocés ha votado hoy por 90 a 34 para oponerse a que el gobierno británico comience el proceso Brexit, pese a que la Corte Suprema británica dictaminó el mes pasado que no había necesidad legal de que el parlamento de Holyrood diera su consentimiento a la aplicación del artículo 50. Pero la primera ministra, Nicola Sturgeon, dijo que dejaría que los parlamentarios tuvieran voz, a pesar de que fuera en gran parte simbólico.

El mapa de tropas de la OTAN en las fronteras rusas

El medio británico The Independent publica un mapa que muestra los detalles del despliegue de las tropas de la OTAN en las fronteras con Rusia. Miles de soldados y armas siguen situándose cerca de las fronteras de Rusia como parte de la mayor acumulación de tropas occidentales en Europa del Este desde la Guerra Fría.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada