dissabte, 18 de febrer de 2017

Martín-Blas acusa a Pino de mentir sobre el pendrive de Pujol

El exjefe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional Marcelino Martín-Blas ha sostenido este viernes en la Audiencia Nacional que nunca vio ni recibió ningún pendrive sobre la investigación de la familia de Jordi Pujol, han informado fuentes jurídicas. En una comparecencia que ha durado una hora y cuarto, Marcelino Martín Blas ha negado la versión que dio un día antes ante el juez José de la Mata su antiguo superior en la Policía, Eugenio Pino, director adjunto operativo (DAO) hasta su jubilación en junio de 2016.

Según el exjefe de Asuntos Internos, él nunca recibió ninguna información procedente de la agencia de detectives Método 3 de la que se sospecha que surgió la información de la que se sirvió la Policía durante la etapa del exministro Jorge Fernández Díaz para acusar al clan de los Pujol. Eugenio Pino se remitió ayer al que fuera su subordinado en la Unidad de Asuntos Internos, Marcelino Martín-Blas, para desvincularse del pendrive con supuestas pruebas. El exjefe de la 'policía política' bajo el mandato de Jorge Fernández Díaz defendió que fue Martín-Blas quien le hizo entrega de una memoria usb con pruebas sobre los Pujol en base a las cuales, según desveló el pasado 8 de febrero en una entrevista, ordenó "varias veces" que se detuvieran a los miembros de la familia del expresidente.

Pino dijo que, cuando supo que ese pendrive tenía información sobre un antiguo director del CNI y el hermano de Alfredo Pérez Rubalcaba, ordenó que se hicieran cuatro copias para que se remitieran al centro de inteligencia, a la Policía Judicial, a la Fiscalía y a la brigada encargada de la investigación. Ante los ataques de Pino hacia su entonces subordinado, el abogado del Estado intervino para preguntarle si estas declaraciones están motivadas por su enemistad con Martín-Blas y si, concretamente, quería imputarle algún delito. Según fuentes presentes en la declaración, el ex DAO negó este extremo reconociendo que, aunque fue su hombre de confianza, ahora "no se llevan muy bien". Dicho esto, repitió en varias ocasiones que todo este asunto es "un fregado" en el que se ha visto implicado.

Las declaraciones de Pino y Martín-Blas se han llevado a cabo en la misma semana que peritos informáticos de la Policía procedieron al clonado del dispositivo de memoria hallado recientemente por el inspector jefe de la Sección Primera de Blanqueo de la Brigada Central de Blanqueo y Anticorrupción de la Policía Nacional, adscrita a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef). Se trata del dispositivo de 8G de memoria de la marca Toshiba que se encontró este agente "ordenando los diferentes cajones y armarios de su despacho". Los expertos de la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT) han comprobado que la información de este 'pendrive', que contiene unos 900 registros (casi un centenar de ellos carpetas), guarda relación con un cd que ya fue aportado a la causa.

Este cd fue incluido en el procedimiento como anexo del informe policial que levantó las sospechas del juez y la Fiscalía Anticorrupción sobre una presunta mala praxis en la obtención de pruebas del caso. Fue esta la razón por la que el magistrado abrió una pieza separada, en el marco de la cual declararán los dos altos cargos de la Policía con Fernández Díaz y dos exdetectives de la agencia Método 3.

El ex DAO aseguró ayer que autorizó a su subordinado a que potenciara una colaboración entre el cuerpo y la agencia de detectives Método 3, una empresa de la que tuvieron noticia por primera vez cuando seguían la pista a un funcionario sospechoso de irregularidades y al que se investigaba desde la unidad de Martín Blas. Las dudas sobre el trabajo policial motivaron la apertura de una pieza separada en la que el juez de la Mata se ha servido también de la denuncia del director de la agencia de detectives Método 3, Francisco Marco. Según la versión de éste, los policías simularon haber accedido a su ordenador personal para obtener unas pruebas, a pesar de que él nunca ha tenido información sobre Pujol.

El director de Método3 denuncia al círculo corrupto de Fernández Díaz

En un escrito dirigido al juez de la Audiencia que investiga la aparición de misteriosos 'pendrives' sobre el caso Pujol en la UDEF, Paco Marco (foto) desgrana la serie de falsedades documentales, infidelidades en la custodia, revelaciones de secretos, omisión del deber de perseguir delitos y malversación de fondos públicos presuntamente cometidos en este enredo policial. Parece una aventura de Rocambole, pero es la pura realidad: exactamente lo que ha ocurrido con los misteriosos pendrives sobre el caso Pujol hallados súbitamente en la Dirección General de la Policía. Y tan rocambolesco es el proceso de mentiras, desmentidos, contradicciones y engaños que se han acumulado –para tratar de ocultar el verdadero origen de estas pruebas contaminadas– que lo más probable es que tres altos comisarios, incluido el ex director adjunto operativo Eugenio Pino, y un inspector jefe hayan cometido al menos cinco delitos.

Caso Adif: regalos al extesorero de CDC y Jordi Pujol jr


El informe de la Guardia Civil del 'caso Adif' hace mención a una serie de regalos de Navidad (no se especifica de qué tipo) remitidos por la empresa Corsan a directivos de Adif y a altos cargos de empresas públicas de viviendas de distintos ayuntamientos, como Getafe. Pero en la lista también aparece el diputado del PP de la Asamblea de Madrid, Coloman Trabado, y Adreu Viloca (foto), extresorero de la extinta CDC e imputado por un juez del Vendrell por el "caso 3%".

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada